Cuáles son las joyas más valiosas de la monarquía británica

La familia real británica no solamente es una de las más poderosas e influyentes del mundo, sino que es propietaria de una colección de joyas única en el planeta

joyas de la realeza, monarquía británica, joyas de la realeza britanica
(EFE)
Realeza Brando Alcauter 16/01/2021 12:53 Actualizada 17:05

Entre 5 y 120 millones de dólares es en lo que están valuadas cada una de las cinco joyas más valiosas de la monarquía del Reino Unido, las cuales, adquieren su valor por los diamantes y las piedras preciosas que las componen y la historia que han pasado junto a la familia Windsor, la actual reinante en el país europeo.

Tirara Poltimore

Con ella llegó al altar la princesa Margarita, hermana de la reina Isabel II, con Antony Armstrong-Jones en mayo de 1960. De hecho, el primer conde de Snowdon, título que fue creado para Antony, fotografió a su esposa en una bañera usando esta joya que heredaron sus hijos David y Sarah, pero que subastaron en 1.6 millones de dólares, aunque se estima que actualmente podría tener un valor de 5 millones.

La tiara de la princesa Eugenia

Esta joya perteneció a la reina madre, es decir, a la reina consorte Isabel Bowes-Lyon, la mamá de la reina Isabel II, por ser esposa del rey Jorge VI, quien reinó de 1936 a 1952, pero con el que llegó al altar en 1923. La tiara pasó más de cien años guardada hasta que la princesa Eugenia de York, la segunda hija del príncipe Andrés, decidió utilizarla en 2018 para llegar al altar con su esposo Jack Brooksbank. Elaborada por el joyero francés Boucheron, tiene diamantes talla rosa engarzados en platino con seis esmeraldas a cada lado y una en el centro de 93,70 quilates y tiene un valor de 13 millones de dólares.

Collar de la princesa Diana

Con 178 diamantes y perlas, la princesa Diana de Gales fue dueña de este collar que estrenó en una presentación del ballet de El lago de los cisnes y que fue diseñado por la joyería Garrard. Al momento de la muerte de Lady Di, en 1997, se remató en medio millón de dólares, pero actualmente alcanza la cifra de 17 millones de dólares.

Cullingam o Granny´s Chips

Es un broche que tiene dos grandes diamantes que fueron encontrados en Sudáfrica y que fueron un regalo del pueblo del Reino Unido al rey Eduardo VII en 1905 por su cumpleaños 64. Él fue el bisabuelo paterno de la reina Isabel II. Esta joya que tiene un precio de 100 millones de dólares llegó a la reina Isabel por medio de la esposa de su abuelo paterno el rey Jorge V, que se llamó María de Teck. Leer también: Los relojes de los multimillonarios

El collar Nizam de Hyderabad

Este collar fue un regalo de bodas para la reina Isabel II por parte del Mir Osman Ali Khan, Asaf Jah VII, el último Nizam de Hyderabad, en la India Británica, el cual, se dividió en 1956. El collar tiene 38 diamantes, 13 de talla esmeralda y un diamante central con forma de gota. Esta joya ya ha sido usada por Catalina de Cambridge, esposa del príncipe William en al menos dos ocasiones públicas y se estima su valor en 121 millones de dólares. Leer también: El diamante más raro sale a subasta; esperan que alcance 33 millones de dólares