Natália Subtil y Mila Mayer esperan por sus pertenencias tras sismo

La modelo brasileña Natália Subtil contó cómo vivió el terrible sismo que sacudió a la Ciudad de México y sus alrededores

Natália sufrió una lesión en su pie mientras bajaba los seis pisos de su edificio durante el sismo (Foto: Instagram)
Gente con clase Pamela Rodríguez Ordaz 22/09/2017 13:20 Actualizada 13:20

La modelo brasileña Natália Subtil narró a través de Instagram cómo vivió el sismo que sacudió a la Ciudad de México y sus alrededores el pasado martes 19 de septiembre.

Natália reveló que se encontraba bañando a la pequeña Mila, hija también de Sergio Mayer Mori, cuando de pronto comenzó el temblor, por lo que tomó a Mila con una toalla y bajó 6 pisos lo más rápido que pudo, aunque sufrió una herida después que fue atendida por sus propios vecinos.

Subtil  y Mila se encuentran bien, aunque no les han permitido entrar al edificio por seguridad, así que la modelo se ha quedado sin pertenencias por el momento.

"No quise contarles antes, por respeto a los demás, pero yo sobreviví a ese horrible temblor junto a mi hija. La estaba bañando, como hago todos los días, y de repente empieza el temblor, agarro una toalla, la cubro y intentó abrir mi puerta, no podría, mi edificio se estaba cayendo... llore, grite, pude abrir la puerta, salí y empezó la locura de bajar 6 pisos con mi bebe en los brazos. El miedo de morir es algo muy fuerte, en lo cual todavía no puedo dormir bien y tengo pesadillas de todo lo qué pasó. Un chico que estaba bajando las escaleras me ayudó a bajar, yo le rogaba por ayuda, AYÚDAME!!! Y seguía gritando en su oído, y el me seguía ayudando, baje las escaleras cayendo, con mucho miedo, que algo pasara, todo mi edificio se estaba cayendo, baje, me senté en medio de la calle, miles de personas a mi alrededor llorando, y yo sólo era una más, rogando por mi vida y por la de los demás! Que impotencia sentir todo eso!! Fue el día más feo de mi vida, sentí la muerte y pedí a Dios que me diera otra oportunidad, abrí mi pie durante lo qué pasó, personas que nunca vi en mi vida, me ayudaron, hicieron un curativo en mi pie y pude intentar estar un poco más tranquila, con mi hija desnuda en mis brazos. Mi mejor amigo pasó por mi y después de todo eso el me quería llevar a la casa de mi amiga Ana y le comenté, no, tenemos que ayudar a los demás, fui ayudar a las personas que perdieron sus casas, donando comida y todo mi amor con mi hija en mis brazos, pues yo estaba viva y era el mínimo que yo podría hacer! Gracias Mexico por permitirme vivir de mis sueños aquí, te amo infinitamente y vamos a vencer todo eso, pues el amor es la llave de un mundo mejor! PS: todavía no puedo ir por mis cosas a mi casa!"