Los miembros de la realeza también tienen creencias extrañas y caprichos interminables
Angélica Ramírez Peralta
supersticiones de la realeza, creencias paranormales de royals, supersticiones de royals, creencias paranormales, harry y meghan markle, princesa marta louise, princesa martha y su novio chaman

Instagram

A diferencia del resto de las personas, la mayoría de los miembros de la realeza tienen la libertad de hacer y deshacer a su antojo, y para muestra aquí tenemos algunos ejemplos de sus supersticiones y caprichos. 

Comencemos con el caso de la princesa Marta Louise de Noruega, hija mayor del rey Harald V y hermana del príncipe heredero Haakon, quien asegura que posee poderes paranormales, pues siempre ha asegurado que tiene la habilidad de hablar con los muertos, con los animales y con los ángeles.

Gracias al don que dice tener, fundó una asociación llamada Astarte Inspiration la cual ofrece talleres sobre la lectura de nuestra energía. Eso la ha llevado a grandes críticas y dicen que su divorcio con el escritor Ari Behn se debió a que él ya no pudo con sus poderes espirituales. Ahora la princesa Marta Louise está enamorada del chamán de las celebridades Derek Verret.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

También se dice que el príncipe Carlos de Inglaterra, quien es amante de la ecología, es supersticioso y seguidor de lo paranormal. De hecho el Diario de Sevilla asegura que el príncipe desde que era joven habla con las flores y las plantas, sin embargo, los ingleses lo han tomado como broma. Te puede interesar: Los trucos del palacio de Buckingham para evitar que la reina Isabel II sea envenenada

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Una publicación compartida de Clarence House (@clarencehouse) el

Jamie Blandford, el nuevo duque de Malborough, es poseedor de uno de los títulos más aristocráticos de Europa, y es muy conocido por sus supersticiones y extravagancias, sin mencionar su carácter cambiante, el abuso de drogas y el sinfin de arrestos que ha tenido, incluyendo cuando pasó seis meses en prisión por conducir de manera agresiva. 

Se cree que en la torre de Londres han vivido entre seis y siete cuervos durante más de 300 años, pues el rey Carlos ll insistía en protegerlos porque preservarían la nación como a su monarquía. De hecho se dice que si los cuervos se pierden o se van volando, la casa inglesa caerá y Gran Bretaña con ella. Hasta hoy, los que llegan a visitar la torre pueden pasar por las habitaciones de los cuervos.

Sobre las bodas reales, resulta que no se había aprobado que la boda del príncipe Harry y Meghan Markle fueran en el mes de mayo por el dicho “Cásate en mayo y lamenta el día”, pero los duques de Sussex demostraron que no se dejan llevar por dichos ni en supersticiones, pues se casaron el 19 de mayo de 2018.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Una publicación compartida de The Duke and Duchess of Sussex (@sussexroyal) el

Otro caso que tiene la realeza británica es que en el castillo acechan fantasmas, se dice que el fantasma de la reina Anne Boleyn persigue su hogar de la infancia, Blickling Hall en Norfolk y que ha sido vista montada en un carruaje fantasma por cuatro caballos y un jinete sin cabeza, sosteniendo su cabeza cortada en su regazo.

También se decía que las futuras madres reales solo podían ser atendidas por mujeres y no les podía dar la luz natural, así que cerraban todas las ventanas porque se creía que el bebé no iba a nacer sano.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Una publicación compartida de Kensington Palace (@kensingtonroyal) el

Y por último, el rey de Tailandia, Maha Vajiralongkorn, un playboy de 64 años quien se ha divorciado tres veces, él es amante de los perros y vive tan enamorado de sus mascotas que nombró a Foo Foo, su poodle favorito, Jefe de la Fuerza Aérea Tailandesa y cuando murió su perro le hizo funerales oficiales por cuatro días, donde obligó a su esposa a bailar semidesnuda en honor a Foo Foo.

supersticiones de la realeza, creencias paranormales de royals, supersticiones de royals, creencias paranormales, Harry y Meghan Markle, princesa marta louise, princesa martha y su novio chaman