Ellos son los abuelos del bebé de los duques de Sussex

Tanto los papás del príncipe Harry como los de Meghan Markle no tuvieron un final feliz, pues su historia de amor terminó en divorcio

Fotos: Archivo EL UNIVERSAL/ Agencias/ Twitter
Realeza Redacción Clase 23/04/2019 21:17 Actualizada 12:00

La vida del royal baby que esperan los duques de Sussex está rodeada de mucho amor pero también de algunos escándalos familiares por la presunta enemistad que hay entre sus papás, el príncipe Harry y Meghan Markle, con sus tíos, el príncipe William y Kate Middleton; y porque, también, la historia de amor de sus abuelos -por ambas partes- no fue tan idílica.

Abuelos paternos

Por parte del príncipe Harry están Lady Di y Carlos de Gales -el sucesor directo al trono de Inglaterra-.

El príncipe Carlos nació el 14 de noviembre de 1948 en el Palacio de Buckingham. Su infancia no fue del todo feliz ya que tuvo que lidiar con las expectativas que tenía sus papás sobre él, específicamente de Felipe de Edimburgo, quien se caracteriza por ser un hombre enérgico y audaz. Dado lo anterior, el esposo de la reina Isabel II esperaba que su hijo heredara su carácter, pero no fue así, Carlos era un niño sensible, que lloraba con facilidad y era demasiado introvertido, según el sitio de10.mx.

Por otro lado, la reina Isabel II no era muy afectuosa con sus hijos y cuando ascendió al trono en 1952 se alejó un poco de Carlos y Ana para atender las tareas de la realeza. A raíz de lo anterior, el príncipe Carlos fue criado prácticamente por su papá.

Te recomendamos: Lady Di tuvo que programar el parto de William para que el príncipe Carlos no perdiera un juego de Polo

Fue hasta 1972 que Carlos conoció a Camila Shand Kydd (Parker) -su actual pareja- gracias a la intervención de Lucía Santa Cruz -quien fuera hija del embajador de Chile en Londres-. Ahí encontró el amor, la aprobación y atención que no tuvo durante su infancia. A pesar de ello, el heredero al trono no pudo quedarse al lado de Camila debido a que ella no pertenecía a una familia acaudalada y no podía casarse con ella.

En esa época, Lord Mountbatten, tío del príncipe Carlos, le aconsejó que se casara con Diana Spencer -nacida el 1 de julio de 1961 en Sabdribgham-, una joven que cumplía con todos los requisitos para convertirse en la consorte del primogénito de la reina Isabel II, además, Diana y Carlos se conocían desde su infancia, de tal manera que en 1981 anunciaron su compromiso y el 29 de julio de ese año se casaron en la catedral de San Pablo de Londres.

Lady Di era la cuarta hija de lord John Spencer VIII y creció en el seno de una familia de la aristocracia. Su historia parecía salida de un cuento de hadas, pues tuvieron a William y Harry, sonreían ante las cámaras y Diana de Gales se convirtió en una figura muy querida por el pueblo británico.

Te recomendamos: La supuesta carta en la que Lady Di revela que el príncipe Carlos pudo planear su accidente

Sin embargo, la verdadera historia era trágica y las constantes peleas entre la pareja eran comunes por la gran diferencia entre sus personalidades, mientras Carlos era un hombre tímido, Diana era intempestiva y en muchas ocasiones ello provocaba que chocaran en cuanto a su forma de ver y hacer las cosas.

Tras un matrimonio de 11 años y las constantes infidelidades de Carlos hacia Diana con Camilla Parker -quien en ese entonces ya era una persona casada- se divorciaron el 21 de agosto de 1996. Un año después, el 31 de agosto de 1997, la princesa Diana falleció en un accidente automovilístico, tragedia que marcó la infancia del príncipe Harry.

Te recomendamos: Esta es la razón por la que Lady Di no usaba Chanel

 

Abuelos maternos

Por otro lado están los papás de Meghan Markle: Thomas W. Markle y Doria Ragland, la vida de ellos ha sido menos mediática que la de los progenitores del duque de Sussex pero igual de complicada.

Thomas es de ascendencia alemana e irlandesa y nació el 18 de julio de 1944 en Newport, Pensilvania. Es director de iluminación y fotografía retirado, actividad que hacía muy bien pues en 1975 fue galardonado con un Emmy por su trabajo en la serie de televisión Made in Chicago. Esta hazaña la repitió en otras dos ocasiones -1982 y 2011- por su participación en la serie General Hospital.

Te recomendamos: El bebé del príncipe Harry y Meghan Markle no podrá ser príncipe o princesa

En 1964 se casó con Roslyn Loveless, a quien conoció en la Universidad de Chicago y tuvo dos hijos con ella: Samantha y Thomas Markle Jr. Su amor duró poco y en 1975 terminaron por separarse definitivamente.

Sin embargo, cuando ello ocurrió, Thomas ya había conocido a Doria Ragland, una instructora de yoga y trabajadora social, de acuerdo con The Sun. Ellos se conocieron durante el rodaje de la serie General Hospital, cuando Doria trabajaba como maquillista en los sets de grabación, según El Español.

El 23 de diciembre de 1979 se casaron en una sencilla ceremonia y dos años más tarde tuvieron a su primera y única hija, Rachel Meghan Markle. Pero al igual que el primer matrimonio de Thomas, el amor con Doria no perduró y se separaron cuando, la ahora duquesa de Sussex, tenía apenas 6 años.

Te recomendamos: Meghan Markle quiere a una niñera estadounidense para cuidar de su bebé

Esto distanció a Meghan de su papá y sus medios hermanos, relación que hasta la fecha sigue fracturada, pues salvo Doria, ningún familiar fue a la boda entre Meghan y Harry.

Te recomendamos: El príncipe William advirtió al príncipe Harry sobre Meghan Markle

Actualmente, Thomas Markle vive en México y salió de la crisis económica en la que hundió en el 2000 tras ganar 750 mil dólares en un juego de lotería, informa El Español. Mientras que Doria Ragland dirige un centro de yoga, el cual tuvo que dejar por el momento para viajar a Londres y estar al lado de su hija que está a unos días de dar a luz a su primogénito.