Noticias| 09/07/2024 |12:50 | Actualizada
12:50
Logo de revistaclase
Andrea Columba
Ver perfil

Poco más de un año después de que Mario Vargas Llosa e Isabel Presyler decidieran ponerle fin a su relación, el fantasma de esta historia seguía persiguiéndolos frecuentemente. Por esta razón, cada vez que tenían apariciones públicas, era casi un hecho que recibirían preguntas del tema, mismas que no siempre estuvieron dispuestos a responder.

No obstante, parece que el tiempo ha hecho su trabajo y hoy en día ya no es algo que les moleste en demasía, pues incluso son capaces de referirse brevemente a su expareja. Así lo comprobó el escritor, quien a su regreso a España fue abordado con algunos cuestionamientos acerca de la socialité, y a diferencia de otras oportunidades, esta vez sí estuvo dispuesto a responder y revelar cómo es su convivencia actualmente.

Leer también:

Las rencillas entre Mario Vargas Llosa e Isabel Preysler llegan a su fin

A pesar de que su ruptura se dio en buenos términos, llegó a hablarse de la posibilidad de que detrás de los reflectores las cosas no fueron tan amigables. Esto especialmente porque para ambos resultó complicado separar las cuestiones románticas con lo relacionado a su amistad, ya que mucho antes de ser pareja, fueron grandes amigos.

Es por ello que los dos estarían negados a hablar de lo que realmente pasó y preferirían guardar los detalles para ellos, incluyendo cómo vivieron el duelo de la separación. Inevitablemente, esto alimentó las sospechas de que todo finalizó de forma abrupta.

Mario Vargas Llosa e Isabel Preysler compartieron 8 años de relación amorosa / Foto: EFE
Mario Vargas Llosa e Isabel Preysler compartieron 8 años de relación amorosa / Foto: EFE

La inesperada respuesta de Mario Vargas Llosa sobre Isabel Preysler

Hoy día parece que esto es algo que tanto Isabel como Mario aprendieron a sobrellevar, aceptando que no siempre podrán huir de las preguntas incómodas. Para muestra, la reciente charla que Vargas Llosa sostuvo con Europa Press, cuyas cámaras lo captaron a su regreso a España.

Ahí, le plantearon la presencia de su expareja y con una sonrisa amable, se limitó a decir que todo estaba bien. Estas palabras, aunque parecen no decir mucho, pondrían en evidencia que efectivamente todas las molestias que pudieron haber tenido ya no existen más, mostrando además que no tienen resentimientos y dejando abierta la posibilidad de que un día puedan retomar la comunicación, quizá ya no para ser mejores amigos, pero sí por el cariño que se guardan por todo lo compartido.

Leer también:

Recibe todos los viernes Hello Weekend, nuestro newsletter con lo último en gastronomía, viajes, tecnología, autos, moda y belleza. Suscríbete aquí:

TEMAS RELACIONADOS