Sharon, de The Neat Freak mx, nos enseña a organizar el refrigerador

La experta nos comparte un método infalible no solo para ordenar este importante elemento de la cocina, sino para que permanezca como 'de revista', no importa que tanto se use

como organizar el refrigerador the neat freak mx
(Foto: Cortesía)
Estilo de vida Marisa Zannie 28/10/2020 15:41 Actualizada 19:36

Mantener el orden en la cocina es una de las cosas más complicadas en lo que a organización de la casa se refiere. Es un área que está en uso constante, no importa de qué tipo de familia se trate.


Y este tratar de mantenerla en orden se hace mucho más difícil en tiempos de pandemia, cuando, hay en la casa adultos que siguen haciendo home office y niños que siguen en casa tomando sus clases en línea y entran y salen de ella todo el tiempo.

Leer más: David Beckham podría tener su propio programa de cocina.


Hay un elemento de la cocina que es especialmente popular entre quienes están trabajando o descansando en casa: el refrigerador, hogar de nuestros snacks, bebidas frías, comida lista para calentar y un largo etcétera. Y dado que los estamos abriendo y cerrando todo el día, sacando y metiendo cosas, es muy fácil que dentro reine el caos.


Por esta razón, nos acercamos a Sharon Cababie de @theneatfreakmx, para que nos compartiera algunas técnicas sobre cómo acomodar el contenido de nuestro refrigerador de tal manera que no importa cuántas veces se utilice, éste pueda permanecer organizado y ordenado.


The Neat Freak Mx es una empresa que se dedica a la organización de prácticamente todos los espacios del hogar: alacena, clósets, cocina, y demás. Te ofrecen, a través de su página web (www.theneatfreakmx.com) contratar sus servicios para organizar los distintos espacios de tu casa in situ, también ofrecen talleres para aplicar sus técnicas en tu casa y los distintos tipos de contenedores que normalmente utilizan en sus trabajos.

sharon the neat freak mx organizar el refrigerador

(Foto: Cortesía)


Empezamos…

Pues bien, de acuerdo con Sharon, primero que nada, hay que tomar en cuenta que la temperatura del refrigerador es muy importante, no se organiza solamente para que sea vea bonito, sino para que cada cosa esté en el nivel de frío que debe estar. En este sentido, hay que colocar el termostato entre los niveles 3 y 4; en este rango los alimentos se conservarán idealmente y los vegetales no se quemarán con demasiado frío.


Otras ventajas de tener el refrigerador bien organizado es que a un vistazo puedes saber qué te hace falta y así completar rápidamente tu lista del súper, los alimentos van a durar en buen estado mucho más tiempo, nos podremos dar cuenta de si estamos comprando de menos o de más fácilmente y acomodar el super recién comprado se hace mucho más sencillo.


La experta nos explica que la forma más práctica de organizar el refri es con el uso de contenedores, ya que, si tenemos, por ejemplo, uno etiquetado para ‘quesos’, quien sea que abra el refrigerador para sacarlos sabrá dónde colocarlos de regreso sin alterar el orden. 


Una vez que nos hayamos asegurado de que la temperatura está en el nivel adecuado, lo siguiente es vaciar el refrigerador y aprovechar para limpiarlo a profundidad. Ya que está vacío y limpio, debemos empezar a organizarlo de arriba hacia abajo. La repisa superior es la más ‘caliente’ porque es la que está más cerca de la luz, por lo tanto, lo más recomendable es utilizarla para guardar ahí los tuppers con comida ya hecha, ya sea sobrantes o alimentos recién preparados. Una buena idea es poner lo que tiene más tiempo y necesita consumirse antes, adelante, y lo más nuevo, atrás.  Otro punto importante es definir que esa es la ‘zona de tuppers’ para que no se acomoden en cualquier repisa ‘porque ahí caben’.


Esta zona funciona igualmente para guardar y acomodar los refrescos. Estos deben acomodarse por tipo y tamaño –en ese orden--, y siempre colocar las etiquetas hacia el frente, para saber rápidamente de qué se trata.


Si queda algo de espacio en esta repisa podemos guardar también ahí las salsas. Si no son embotelladas, Sharon recomienda guardarlas en contenedores etiquetados para saber de qué tipo se trata.


La siguiente repisa, por cuestiones de temperatura, se recomienda destinarla a pan, tortillas, lácteos (crema, yogurt) y untables. La experta en orden recomienda destinar una caja de acrílico transparente para cada categoría y añade que es importante añadir una caja para ‘varios´, todas esas cosas que no compramos siempre y para las que no solemos encontrar un lugar.


Si nuestro refrigerador no tiene muchas repisas, recomienda moverlas --casi todas las marcas de línea blanca ofrecen esa posibilidad--, a las alturas que mejor se adapten a nuestras necesidades y buscar contenedores apilables para maximizar el espacio.

the neat freak mx organizar el refrigerador

(Foto: Cortesía)


Las siguientes repisas deben destinarse a frutas y verduras. Algunas de estas pueden guardarse sin necesidad de taparlas, mientras que otras no. Para las verduras de las que solemos comprar mucho como cebolla, jitomate, tomates verdes o limón, Sharon recomienda comprar cajas grandes y etiquetadas que pueden colocarse en la última repisa; es mejor que tengan tapa, por si las vas a utilizar indistintamente con vegetales que la requieran o no. Respecto a la cebolla, por el olor siempre es recomendable guardarla en un contenedor tapado.


Es bueno también tener cajas aparte para frutas y verduras que ya están procesadas, como la papaya o piña ya picadas, fresas, lechuga lista para ensalada, las hojas de espinaca baby, las zanahorias baby que ya vienen listas para comerse, etcétera. Todas aquellas verduras y frutas que no compras a granel. 


Por otra parte, la lechuga que sí se compra a granel, es mejor guardarla en los cajones inferiores así como las zanahorias y calabacitas, pues ahí permanecerán bien tapadas. Las hierbas como cilantro y perejil también deben guardarse aquí, lo mismo que los chiles y los pepinos, apio y otros.


De acuerdo con Sharon, si tienes dos cajones inferiores (o más), es buena idea destinar uno de ellos a las proteínas, quesos y carnes frías, pues ahí se conservarán mejor por mucho más tiempo. En el resto, acomoda las verduras que no tenemos en cajas. La carne para cocinar va siempre en el congelador.

Leer más: Una receta casera de Martha Cristiana para tener un sistema inmune alto.


Para organizar mejor lo que va en las repisas de la o las puertas, que son más angostas, el primer paso es vaciarlas, una vez fuera del refri: categorizar, agrupar y volver a meter. El primer grupo puede ser el de los condimentos salados como mayonesa, cátsup, mostaza, etcétera. Si el espacio te da para colocar dos en hilera, hazlo, así aprovecharás todo el espacio disponible, pero procura que sean lo mismo –por ejemplo, dos tipos de mayonesa--, para que sepas que todo lo que está en esa hilera es lo mismo. Recuerda acomodarlos con las etiquetas hacia delante. 


Otra repisa puede destinarse a los aderezos y una tercera --o una sección de otra-- a una categoría que podemos llamar ‘salados’ donde podemos poner los encurtidos y otros alimentos que no compramos tan frecuentemente.


Sharon recomienda guardar la leche en la última repisa angosta, lo más cerca posible del cuerpo del refrigerador, pues ésta es la parte más fría y te permitirá conservarla mejor.
Una más --o parte de una si tu refrigerador no es tan grande--, debe destinarse a lo dulce como mermeladas, crema de almendras, leche condensada, etcétera. 


En el congelador debes guardar carnes, frutas y verduras congeladas y alimentos preparados no de consumo inmediato. Sharon recomienda también el uso de cajas etiquetadas en esta zona.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Revista Clase (@revistaclase) el

TIPS:
•    Para limpiar el refri se puede utilizar un trapo con un poco de detergente multiusos y un poco de cloro.
•    Para eliminar los malos olores se puede tener una cajita de bicarbonato abierta dentro del refrigerador, esto ayudará a eliminarlos.
•    Es ideal que los contenedores sean de vidrio y que cierren herméticamente.
•    El huevo se puede acomodar en una caja especial para este propósito en la segunda o tercera repisas.
•    La mantequilla o margarina suele tener su propio contenedor dentro del refrigerador, pero si no es el caso, se recomienda adquirir uno y guardarla en las repisas de las puertas.
•    Si te interesa contratar sus servicios, ya sea presenciales o como asesoría a distancia, puedes mandar un mensaje directo en la cuenta de Instagram @theneatfreakmx y alguien del equipo se pondrá en contacto contigo por la misma vía.
•    La dirección de su página web es www.theneatfreakmx.com