Los escándalos de Sofía de Suecia, la princesa stripper

Su pasado, su forma de ser y su educación han puesto en la lupa a la esposa del príncipe Carlos Felipe.

La transformación de Sofía Hellqvist es impresionante, de chica rebelde a mujer de la realeza. (Fotos: Especial y Getty Images)
La transformación de Sofía Hellqvist es impresionante, de chica rebelde a mujer de la realeza. (Fotos: Especial y Getty Images)
Realeza Vanessa Pérez 15/10/2015 19:57 Actualizada 13:00

El año pasado, Sofía Hellqvist era una joven de 30 años con una vida normal, libre de presunciones y de etiquetas, pero en el momento que decidió casarse con un príncipe, con el guapísimo Carlos Felipe de Suecia, su vida fue puesta bajo la lupa por ser una mujer plebeya con una educación y forma de ser muy distintas a las que tienen las damas de la realeza. 

El 13 de junio de 2015, Sofía celebró su boda como en un verdadero cuento de hadas, su belleza y simpatía conquistaron a uno de los príncipes más codiciados del mundo y entonces logró tener un título nobiliario, vivir en un castillo y estar rodeada de lujos, dignos de una princesa. 

Ahora viste impecable, ha tirado de su armario los escotes y las minifaldas, también se ha olvidado del maquillaje recargado y dejó de ser una trabajadora a salario. Justamente sus empleos del pasado fueron los primeros que causaron polémica. 

 

En su juventud, Sofía trabajó como mesera e instructora de yoga para poder pagar la escuela de contabilidad. Una mujer muy responsable y trabajadora, tenía una vida rutinaria como una mujer de clase media. 

Por su belleza y cuerpo bien torneado, varias revistas para caballeros le pidieron posar con muy poca ropa y en posiciones sugerentes, ella no dudó en hacerlo y se despojó del bra para conquistar al público masculino, que quedó encantado con los resultados. 

También fue bailarina, stripper, pues ese oficio le dejaba muy buen dinero y ella necesitaba mantenerse y pagarse los estudios. Aunque fue criticada por esto, ella mencionó que siempre se sentirá orgullosa de todo lo que hizo porque eso la ha llevado hasta donde está y se siente satisfecha con el tipo de persona que es. 

Como una mujer liberal, con una educación muy distinta a la que tienen desde pequeñas las mujeres que nacen en el seno de la realeza, ahora da la noticia que tienen tres meses de embarazo, a tan sólo cuatro meses de su boda. Por lo que nuevamente generó críticas, pues no es de royals embarazarse tan pronto o antes de casarse. 

La Casa Real Sueca informó que el primogénito del príncipe Carlos Felipe y Sofía nacerá en abril de 2016, las fechas están muy justas, tal vez se casó embarazada o se embarazó en la noche de bodas. Una polémica más para la aristocracia, aunque eso no importa porque su esposo y la familia real sueca la aceptan tal cual es, una verdadera princesa del siglo XXI.

Esta fotografía fue tomada en el bautizo del príncipe Nicolás de Suecia, cuatro días antes de que Sofía anunciara su embarazo. (Foto: Getty Images)