La historia de las papas a la francesa

La papa fue manutención bélica definitivamente; seguramente su consumo se popularizó en varios lugares al mismo tiempo.

Foodie con Clase 02/03/2016 20:32 Actualizada 13:01

En mi columna pasada dejé pendiente la aventura de “las papas a la francesa”. Un platillo que raramente se ve en Francia. ¡Ahí todo se acompaña con Salad Vert, no con papas! Pero… así se les llama. 

La hipótesis que defiende la autoría francesa, narra que las primeras papas fritas se cocinaron en Pont Neuf, París. Yo se la adjudico a Perú y a Antoine Agustin de Parmentier,  un farmacéutico militar y agrónomo francés, que vivió entre de 1737 a 1813. 

En aquella época, se creía que la papa era indigesta y perjudicial para la salud. Se le acusaba de causar la lepra y las escrófulas. Por este motivo, solo se utilizaba para dar de comer a los animales y a los indigentes. Pero cuando Parmentier resultó prisionero de guerra en Wesfalia, durante la guerra de los Siete Años, descubrió el valor nutritivo del tubérculo. 

Para 1772, la academia de Besançon instituyó un importante premio, para quien descubriera el vegetal capaz de completar la alimentación humana en caso de escasez. ¡Parmentier ganó! Con un trabajo sobre las cualidades nutricionales de la papa. Su impresión fue tal, que se dice que Luis XVI portaba una flor de papa en la solapa. 

Durante mucho tiempo, a la patata se le llamó "parmentiere". Bajo ese nombre se conocen muchas elaboraciones culinarias a base de papa, como la sopa, huevos revueltos, como guarnición o en picadillo.

La papa fue manutención bélica definitivamente. Seguramente su consumo se popularizó en varios lugares al mismo tiempo. No podría colgarle la medalla a un país donde no se consume. Sin embargo, Bélgica podría, sin duda, ser el consumidor más famoso del mundo. Si bien es cierto, su gastronomía está muy influenciada por la francesa. Pero en Brujas hay hasta un museo como homenaje: Frietmuseum.

El 95% de la población belga visita un frikot al menos una vez al año. Hay 5,000 veces más de estos, que Mc Donald’s en Estados Unidos. Lo que lo hace 10 veces más común.

En el 2014 la región de Flandes reconoció las papas belgas como parte integral de su cultura nacional. 

El crédito se lo han ganado. Las frites son objeto de auténtica devoción para los belgas. ¡Ya es hora de cambiarles el nombre!

Pruébalas en:

Gloutonnerie. Campos Elíseos 142, Col. Polanco. Tel. (55) 5250-3550 

La papa guapa. Orizaba 4B Roma Norte. Tel.  52078052

Butcher & Sons  // Virgilio 8, Polanco // 52804247