La historia de amor del plebeyo holandés que conquistó a una princesa asiática

La princesa Tunku Tun Aminah es la única hija del sultán de Johor de Malasia.

 Este modelo tuvo que conquistar a todo un país para poder casarse con su princesa. (Fotos: Instagram)
Realeza Diana Zaragoza 15/08/2017 17:17 Actualizada 17:37

La historia de amor de Dennis Verbaas es como sacada de un cuento de hadas: un día conoció sin querer en una cafetería a una mujer de la que se enamoró perdidamente, ella era una princesa y él un plebeyo descendiente de una familia dedicada al comercio de flores.

Él se encontraba lejos de su natal Holanda, y nunca imaginó que en una tierra lejana como Malasia conocería al amor de su vida, y mucho menos que tendría que cambiar sus costumbres para poder casarse con la princesa Tunku Tun Aminah, hija del sultán de Johor.

Desde el momento en que Dennis quedó prendado de la princesa Tunku Tun decidió hacer todo lo posible para estar con ella, incluso cambió su nombre; se convirtió en musulmán en 2015 y ahora se llama Dennis Muhammad Abdullah, esto con el objetivo de casarse con la princesa, pues debía dejar de lado su pasado católico para iniciar una vida al lado de su amada, quien desciende de una dinastía que ha vivido en un palacio desde 1528.

Dennis llegó al país asiático para trabajar en el departamento de marketing de un equipo de futbol, pues su sueño de juventud era debutar como futbolista, pero una afección cardiaca le impidió cumplir esa meta; tras ese fallo no se permitió dejar ir al amor de su vida por diferencias ideológicas y sin pensarlo cambió su religión, costumbres y hasta su trabajo para poder formar una familia con la princesa.

 

Una publicación compartida de The Royal Johor (@theroyaljohor) el

El joven holandés, saltó a la fama en países asiáticos antes de su matrimonio con la princesa Tunku Tun, pues su hermana lo incitó a desarrollarse como modelo, cuestión que cumplió con éxito, sin embargo también tuvo que dejar el modelaje y tras su enlace matrimonial trabaja en una empresa constructora.

La boda del plebeyo y la princesa llamó la atención de los medios de comunicación y fue transmitida a través de enormes pantallas para que todo el pueblo de Malasia pudiera presenciar la ceremonia que unió la vida de la princesa Tunku Tun Aminah de 21 años y de Dennis Muhammad Abdullah de 28 años, quienes después de tres años de noviazgo ya son marido y mujer.

Como se trataba de la boda de la hija única del sultán no escatimaron en preparativos y se llevó a cabo en uno de los palacios del sultán en Johor Bahru en presencia de familiares y amigos a quienes deleitaron con una lujosa recepción para mil 200 invitados.  

 

Una publicación compartida de The Royal Johor (@theroyaljohor) el

 

Una publicación compartida de The Royal Johor (@theroyaljohor) el

 

Una publicación compartida de The Royal Johor (@theroyaljohor) el