El significado oculto que guardan los broches de la reina Isabel

Herencias familiares o regalos de mandatarios, siempre guardan mensajes ocultos como su afecto o dolor

reina isabel, secretos reina isabel, broches joyas
(AFP)
Realeza Aline Nicolás 29/01/2021 16:55 Actualizada 16:57

Para nadie en el mundo es secreto que Isabel II del Reino Unido acostumbra a acompañar sus atuendos con broches de piedras preciosas y muy lujosas. Además, en más de una ocasión, estos accesorios se han ganado los titulares de los medios por su especial significado, pero si no conoces sus respectivas historias aquí te dejamos un breve recuento de los más conocidos. 

Para el mensaje de Navidad del 2020, uno de los más recientes de la reina, acompañó un vestido morado con un collar de perlas y el broche de concha madreperla formado por una piedra de la cual se desprenden una secuencia de hileras de diamantes que la reina de Inglaterra ha utilizado en ceremonias familiares, como en la boda de su nieta Zata Tindall. Cabe destacar que este accesorio tiene un gran valor sentimental y familiar ya que perteneció a la reina madre. 

 

La Reina del Reino Unido y de los otros reinos de la Mancomunidad de Naciones ha dejado ver su cariño hacia su esposo, el príncipe Felipe, con quien de acuerdo con las declaraciones del exmayordomo de Lady Di para The Sun, la reina no tiene una relación fría como se ha hecho creer en “The Crown”. Y el afecto ha sido expresado públicamente por la monarca gracias a un broche de zafiro y diamantes con forma de crisantemo que utilizó durante su luna de miel en 1947, así como en su aniversario de bodas número 60 y 73, este último el pasado mes de noviembre. 

Leer también:  Reina Isabel II, sin planes de abdicación, lista para celebrar 70 años en el trono

reina isabel broche

(Getty Images)

Aunque gran parte de los broches de la reina Isabel II han pertenecido a la familia real por años y se han heredado de generación en generación, otros han sido regalos de familiares y mandatarios de otras naciones. Un ejemplo de ello es la pieza con forma de flor, obsequio de Barak y Michelle Obama, hecho de oro amarillo y con diamantes y ágatas de musgo. 

Leer también: Carlos de Gales posa para Vogue y confiesa que usa zapatos reparados

Ese broche causó controversia en el 2019, cuando el expresidente de los Estados Unidos visitó a su alteza en el Reino Unido, pues eses día durante oros encuentros la reina utilizó el regalo de la familia Obama, acto que fue señalado como una forma de protesta al exmandatario. Sin embargo, durante el encuentro con Trump, lo cambió al broche con el que la reina madre asistió al funeral del rey Jorge VI y que se conoce como la joya del dolor. 

reina isabel donald trump

(Getty Images)
Sin embargo, la joya del dolor no es la única pieza que la mamá del príncipe Carlos utiliza para recordar a sus seres queridos, pues también se encuentra el broche Centenary Rose, una rosa pintada a mano que se encuentra rodeada por 100 diamantes y con el que conmemoró el cumpleaños numero 100 de la reina madre. Además, en el 2002 lo utilizó para el mensaje de Navidad, ese mismo año su madre murió. 

Y, también en honor a la reina madre, Isabel II ha acompañado sus atuendos con el broche concha de peregrino, hecho de diamantes y una perla, y que de acuerdo con "People" era uno de los accesorios preferidos de la reina madre. Por lo que, en el 2009 durante la presentación de la escultura de la reina madre en la avenida Mall, cerca del palacio de Buckingham, la reina volvió a lucir este prendedor con forma de concha. 

reina isabel broche

(Getty Images)

En lo que respecta a los broches que siempre han sido parte de la familia real se encuentra el Flower Basket un regalo de sus padres, el rey Jorge VI y la reina Isabel, en 1948 por el nacimiento del príncipe Carlos. La pieza fue utilizada por la reina en el bautizo del príncipe George en el 2013, en aquella ocasión combinó el broche de rubí, diamantes y zafiro con un traje azul. 

Otro de los regalos que ha recibido por gobernantes es el Aguamarina brasileña Parure, la piedra brasileña se encuentra rodeada por pequeños diamantes. Aunque el broche sólo es parte de una colección de joyería (conformada por una tiara, un collar y un par de aretes) que fueron un obsequio del presidente de Brasil en 1953 tras su coronación como reina de Inglaterra.