Príncipe Harry: Revelan la manera cómo se enteró de la muerte de su abuelo, Felipe de Edimburgo

De acuerdo con una fuente del palacio de Buckingham, Enrique de Sussex se enteró de la muerte de su abuelo gracias a una visita de la policía a su casa

principe harry, principe felipe, familia real
(AP)
Realeza Redacción 28/05/2021 10:49 Actualizada 10:49

El príncipe Harry no se enteró de la muerte de su abuelo, Felipe de Edimburgo, por una llamada telefónica de su familia y tampoco por un mensaje de WhatsApp, sino por la policía que acudió a su casa ubicada en Montecito, California. Una fuente cercana a la familia real reveló que los agentes de seguridad acudieron a despertarlo para darle la triste noticia.

príncipe harry duque de edimburgo

(EFE)

Todo ocurrió así: El príncipe Harry nunca respondió varias llamadas telefónicas de la embajada que le darían la noticia de la muerte del príncipe Felipe, eran las 3 de la mañana. La fuente que le reveló a "TMZ" cómo sucedió no especificó si Harry y Meghan apagan sus timbres en la madrugada o estaban profundamente dormidos, pero luego de varios intentos, el representante de la embajada se vio en la necesidad de comunicarse con la policía de Santa Bárbara para que enviaran un elemento a la casa del príncipe.

principe harry funeral felipe

(AP)

Leer también: Sorprende la herencia del príncipe Felipe

La herencia de Felipe, duque de Edimburgo

Ayer, el diario "The Sun" reveló algunas sorpresas sobre los bienes heredados del esposo de la reina Isabel II. Tres de sus trabajadores más cercanos recibirán una cantidad de dinero, así como sus nietos, incluido el príncipe Harry. El duque de Edimburgo dejó una fortuna estimada en 42 millones de dólares.

"Los beneficiarios incluyen a su secretario privado, el brigadier Archie Miller Bakewell; a su paje, William Henderson y a su valet, Stephen Niedojadlo", reveló la fuente al tabloide británico.

Leer también: La F1 guarda un minuto de silencio por el funeral del duque de Edimburgo

Sus carruajes fueron dejados para su nieta lady Luisa Mountbatten-Windsor, hija de Eduardo y Sofía de Wessex, mientras que su apreciada colección de reliquias de la fallida expedición a la Antártica del capitán Robert Falcon Scott, ha sido legada específicamente al príncipe Carlos.