Muere repentinamente Albert Solà, supuesto hijo de Juan Carlos I de España

Albert Solá buscó durante años que el rey Juan Carlos I de España lo reconociera como su hijo; murió justo antes de ir a un programa de televisión a contar su historia

juan carlos de españa, rey felipe de españa, Ingrid Saritau
(AFP)
Realeza Jatziri Sanchez 10/10/2022 09:22 Actualizada 09:40

De manera repentina murió Albert Solá Jiménez, el hombre que durante años intentó llevar a los tribunales al exrey Juan Carlos de Borbón para que reconociera su paternidad pero nunca obtuvo el apoyo para que las demandas procedieran. En 2015, Solá se acercó al Tribunal Supremo para pedir el reconocimiento de ADN pero los jueces consideraron el trámite incoherente.

albert sola muere rey españa

Albert Solá tenía 66 años cuando de manera súbita se desvaneció. Se cree que se debió a un infarto pero llama la atención que este hecho se haya registrado a unas horas de que visitara el set de Telecinco para contar su historia sobre su relación con el papá del actual rey, Felipe VI.

Solá era conocido como 'El monarca', y estaba en el Bar Pa i Trago, donde murió. 

albert sola muere hijo rey españa

 

Albert Solá escribió un libro titulado "El monarca de La Bisbal", en 2019. El supuesto hijo ilegítimo de Juan Carlos I de España también conocía a Ingrid Saritau, quien también asegura ser hija del polémico monarca y, según reportes, entre los dos había sorprendentes similitudes en su ADN. 

"Ambos decidieron interponer una demanda de paternidad en el Tribunal Supremo, que pese a ir acompañada de una prueba de ADN con una 'fiabilidad superior" al 99,9%' -según el escrito presentado ante la justicia-, fue rechazada por la inviolabilidad de Juan Carlos de Borbón", se lee en "la Vanguardia" de España.

El hombre creció como huérfano y trabajaba como mesero, pero este fin de semana, antes de llegar a su casa, pasó a un bar a beber una copa.

"Pidió una copa de vino, la cogió y cuando iba para la mesa donde estaba su compañero, se desplomó", se lee en los reportes de la prensa española.

De acuerdo con "El País", la historia de Albert Solá era muy conocida en la región y él insistía que él era el primogénito y, por lo tanto, el heredero al trono.