Meghan Markle pierde a su cuarta asistente en menos de un año

Amy Pickerill, asistente de la duquesa de Sussex, es la cuarta persona en menos de un año que renuncia al cargo

meghan_markle_principe_harry.
Foto: El Universal/ Agencias 
Realeza Redacción Clase 14/03/2019 15:17 Actualizada 15:33

Desde que la exactriz Meghan Markle se unió en matrimonio con el príncipe Harry, cientos de rumores y escándalos han rodeado las puertas del palacio de Kensington. Uno de los temas que más ha dado a especulaciones ha sido la renuncia de los asistentes personales de Meghan, quienes han abandonado sus labores a menos de un año desde la boda real.

Esta polémica ha tomado mayor fuerza desde que se anunció que Amy Pickerill, ayudante de la duquesa de Sussex, también renunció a su puesto.

También puedes leer: Meghan Markle se prepara para recibir a su bebé ¡casi en permiso de maternidad!

El primero de la lista de asistentes que han abandonado a la duquesa de Sussex fue Edward Lane Fox, empleado de la casa real británica quien había acompañado durante 5 años al príncipe Harry y quien había sido pieza clave para reparar la imagen de Harry tras sus numerosos escándalos, como el de Las Vegas. Tras la boda del hijo de Diana Spencer y la exactriz, el joven renunció a su puesto, sin revelar los motivos que lo orillaron a este decisión.

Luego de la salida de Edward, llegó Samantha Cohen, quien fue secretaria particular de la reina isabel II por más de 17 años, pero tras un par de meses, Samantha expresó sus deseos de abandonar sus labores en el Palacio de Kensington, su retiro fue muy comentado, pues nadie entendía las razones que orillaron a Cohen a renunciar al codiciado puesto.

Poco después de que el matrimonio regresó de su gira por Oceanía, llegó Melissa Touati, quien llegó al Palacio de Kensington por recomendación del cantante inglés Robbie Williams, pero también abandonó a la familia real sin darse a conocer con exacitud cuáles fuerons su razones. The Daily Mail aseguró que fueron las exigencias de Meghan las que la orillaron a tomar esa decisión

 

“Al final era demasiado duro. Ha aguantado demasiadas cosas. Meghan le exigía demasiado y aquello acabó en lágrimas", dijo una fuente a The Daily Mail.

 

Como se mencionó antes, la renuncia más reciente del palacio de Kensington es la de Amy Pickerill, quien se integró a las filas de la familia real en 2016, pero tras una breve labor al lado de los duques de Sussex ha informado su renuncia; sin embargo, a diferencia de los otros asistentes de Meghan, se dice que Amy abandonará sus deberes después del nacimiento del hijo de Markle. 

También puedes leer: El próximo nacimiento del hijo de Meghan y Harry podría traer una reconciliación con la familia Markle