Aseguran que la princesa Charlene está ‘desfigurada’ por cirugía plástica

La princesa Charlene de Mónaco permanece en un centro de tratamiento luego de que regresó al principado hace unas semanas

Charlene de Mónaco, príncipe Alberto, Jacques y Gabriella
(EFE)
Realeza Redacción 12/12/2021 09:43 Actualizada 15:21

En los últimos días la princesa Charlene de Mónaco se ha mantenido en el centro de los reflectores mediáticos, luego de que se diera a conocer que había sido llevada a un centro de tratamiento fuera de Mónaco, para que se recuperara luego de ser víctima de una fuerte infección otorrinolaringológica, que la llevó al quirófano en tres ocasiones en menos de cuatro meses y que la mantuvo alejada de su familia por más de medio año.

Ahora, la experta en realeza Pilar Eyre, volvió a levantar polémica en torno a la figura de la esposa del príncipe Alberto II de Mónaco, al asegurar que en realidad la princesa Charlene se está escondiendo luego de quedar “desfigurada” y con cicatrices tras someterse a una cirugía estética en Dubái.

Charlene de Mónaco, príncipe Alberto, Jacques y Gabriella

(La princesa Charlene y el príncipe Alberto con sus dos hijos, Grabiella y Jacques, el día que ella regresó al principado / Instagram)

La periodista española insinuó que fue un montaje la fotografía oficial que Charlene publicó en su cuenta personal de Instagram el pasado 8 de noviembre, cuando supuestamente regresó al principado y se reencontró con su esposo y con sus dos hijos: Gabriella y Jacques.

De hecho, la última “aparición” pública de la princesa fue hace dos días, también a través de dicha red social, en la que aprovechó para celebrar el cumpleaños número siete de sus mellizos: “Feliz cumpleaños a mis bebés. Gracias Dios por bendecirme con niños tan maravillosos. Estoy realmente bendecida. Los ama mamá”, escribió la originaria de Sudáfrica.

Charlene de Mónaco, príncipe Alberto, Jacques y Gabriella

(Felicitación de la principesa Charlene para sus hijos en su cumpleaños siete / Instagram)

Cabe destacar que el pasado 16 de noviembre, el palacio principesco de Mónaco informó con un comunicado que la princesa Charlene se alejaría por un tiempo de la vida pública del principado para tomarse un descanso y garantizar su completa recuperación. Esta noticia causó sorpresa en los habitantes del país europeo luego de que esperaban que, tras su regreso, la esposa del príncipe Alberto participara en los festejos por el Día Nacional de Mónaco que se llevaron a cabo el 19 de noviembre.

A pesar de que no se ha dado una explicación clara de qué es lo que mantiene a Charlene en el centro de tratamiento llamado Paracelsus Recovery, ubicado frente al lago de Zúrich, una amiga suya declaró a "Page Six" que es injusto que presenten a la princesa con problemas mentales y emocionales.

 

“No sabemos por qué el palacio minimiza el hecho de que ella casi muere en Sudáfrica. Ella no ha podido comer alimentos sólidos en más de seis meses debido a todas las cirugías por las que ha pasado desde entonces. Solo ha podido ingerir líquidos a través de una pajita, por lo que perdió casi la mitad de su peso corporal”, dijo la fuente que se identificó como amiga de Charlene.