El príncipe Carlos contra el ataque de Rusia a Ucrania: "nos solidarizamos"

Carlos de Gales, hijo de la reina Isabel II, se pronunció sobre el ataque de Rusia contra Ucrania, algo inusual en la casa real británica

principe carlos, reina isabel, rusia, ucrania
(AFP)
Realeza Jatziri Sánchez 01/03/2022 10:27 Actualizada 10:30

Carlos de Gales, hijo de la reina Isabel II, rompió la costumbre de la familia real del Reino Unido de no involucrarse en asuntos de política y criticó el ataque de Rusia a Ucrania. La invasión rusa es un ataque a la libertad y la democracia, denunció este martes el heredero al trono, en unos comentarios muy inusuales por parte de un miembro de la realeza.

principe carlos sonrisa rusia

(AFP)

Carlos, de 73 años, habló durante una visita a la localidad de Southend-on-Sea, donde en octubre el diputado local David Amess fue asesinado a puñaladas cuando recibía a los electores en una reunión pública semanal. 

El príncipe de Gales describió la muerte de Amess, por la que un hombre está imputado de asesinato y delitos de terrorismo, como "un ataque a la democracia (...) a la sociedad abierta, a la propia libertad". 

carlos de gales principe carlos taza de té

(AFP)


"Estamos viendo cómo esos mismos valores son atacados hoy en Ucrania de la manera más despiadada", denunció en un discurso. "Nos solidarizamos con todos los que resisten a agresiones brutales". 

El fin de semana pasado, el hijo mayor de Carlos, el príncipe William y Kate Middleton, su esposa, enviaron un mensaje personal de apoyo al pueblo de Ucrania. En un tuit, el segundo en el orden sucesorio al trono recordó haber conocido al presidente de Ucrania Volodimir Zelenski y a su esposa en octubre de 2020, y haber oído hablar de su "esperanza y optimismo" para el país.

 


"Hoy estamos con el presidente y todo el pueblo de Ucrania mientras luchan valientemente por ese futuro", afirmaron los duques de Cambridge. También el hermano menor de William, el príncipe Harry, y su esposa, Meghan Markle, enviaron su propio mensaje desde Estados Unidos, donde viven desde que se alejaron de la monarquía británica.

Los miembros de la familia británica, y en especial Isabel II, no suelen hacer comentarios sobre cuestiones políticas nacionales o internacionales.