Vicente Fernández, vivir un sueño

El Charro de Huentitán nunca dudó sobre cuál era su camino: ser uno de los grandes de la canción ranchera en México

vicente fernandez, biografia vicente fernandez, trayectoria vicente fernandez
Vicente Fernández (Foto: Cortesía Televisa)
Noticias Marisa Zannie 10/08/2021 15:49 Actualizada 17:40

El domingo pasado, trascendió que Vicente Fernández, de 81 años, el cantante de ranchero vivo más popular de México, sufrió una grave caída en su rancho "Los Tres Potrillos", la cual le provocó graves daños en las vértebras cervicales. Por esta razón, tuvo que ser sometido a una cirugía de emergencia y permanece internado, reportado como grave pero estable, en la unidad de terapia intensiva de un hospital privado en Guadalajara, Jalisco. Hace un mes, don Vicente estuvo también hospitalizado por una infección de las vías urinarias, por lo que su estado de salud tiene preocupados tanto a su familia como a sus cientos de miles de seguidores.

Sus inicios

 El cantante de ranchero, actor, empresario y productor discográfico Vicente Fernández Gómez, conocido como "Chente""El Charro de Huentitán", nació el 17 de febrero de 1940, en el pueblo de Huentitán El Alto, Jalisco. Su padre, Ramón Fernández, era ranchero, y Paula Gómez, su madre, siempre se dedicó al hogar, la familia no tenía grandes recursos. 

Leer también: Vicente Fernández: Este es su extenso árbol genealógico

A los seis años, Vicente ya sabía que quería dedicarse a cantar, y a los 8 tuvo su primera guitarra, la cual rápidamente aprendió a tocar. Su ídolo, en aquel entonces, era Pedro Infante: “Desde lo que puedo recordar, cuando yo tenía 6 ó 7 años, iba a ver las películas de Pedro Infante y le decía a mi mamá ‘cuando yo crezca voy a ser como ellos’”, dice en su biografía oficial. Aunque a lo largo de su niñez tuvo que trabajar en distintos oficios para ayudar a la economía familiar, nunca dejó de pensar que llegaría a ser un exitoso cantante.

A los 14 años entró a un concurso amateur en Guadalajara, en el cual ganó el primer lugar; este primer triunfo se convirtió en el impulso para empezar a cantar en reuniones familiares, restaurantes, bodas y otros eventos; Vicente alternaba el canto con la venta de lechuguillas de tequila (una bebida refrescante derivada del agave) que hacía en casa.

Cuando tenía 20 o 21 años, según distintos recuentos, actuó en un programa de televisión llamado "La calandria musical" en el que obtuvo 35 pesos, su primer sueldo como cantante.

El año de 1963 fue muy significativo para él, pues su madre murió de cáncer a los 47 años y, en diciembre del mismo año, se casa con quien ha sido su pareja por los últimos 58 años y es madre de sus hijos, María del Refugio "Cuquita" Abarca, quien era su vecina en Guadalajara.  Con Cuquita tuvo a sus tres hijos: Vicente, Gerardo y Alejandro, y después adoptarían a Alejandra, hija de una hermana de la señora Refugio, quien se convirtió en la menor de la familia.

Vicente, por esos entonces, empezó a trabajar con el mariachi Amanecer de Pepe Mendoza y con el mariachi de José Luis Aguilar a cargo de Felipe Arriaga, se hicieron amigos y se convirtió en una persona muy influyente en su carrera. Vicente participaba frecuentemente en el programa de radio "Amanecer Tapatío" de música ranchera, pero seguía trabajando de cantante en restaurantes.

Arriaga y otros amigos lo animaron a mudarse a la Ciudad de México. En 1965 empezó a hacer las rondas en las casas discográficas con poco éxito, pero finalmente pudo meter un pie en la estación de radio XEX, en ese entonces la más importante del país, lo que le dio acceso a una mayor audiencia y empezó a alcanzar fama local.

Por fin, el éxito

Paradójicamente, la muerte del entonces máximo ídolo del bolero ranchero, Javier Solís, en 1966,  le dio a Vicente su gran oportunidad. Las disqueras que lo habían rechazado lo empezaron a buscar y en verano de ese año firmó un contrato con la CBS, hoy Sony Music, dónde grabaría sus primeros éxitos "Perdóname", "Cantina del barrio" y "Tu camino y el mío"; por esa época actuó también en el Teatro Blanquita, en ese entonces, el lugar donde se presentaban los artistas más populares.

A los primeros éxitos le siguieron varios más y entonces, la televisión volteó a verlo. Empezó a trabajar en Televisa, donde conoció a Raúl Velasco. En aquel momento, quien recibía la "bendición" de este conductor, prácticamente tenía el éxito asegurado, pues su programa "Siempre en Domingo" era la puerta hacia los hogares de casi todo el país y de América Latina. 

Gracias a su creciente éxito como cantante, en 1971 empezó a incursionar en el cine. Su primera película fue "Tacos al carbón", y su primer éxito cinematográfico, "La Ley del Monte", se rodó tres años después, el disco que acompaña a la película fue también muy exitoso.

El cantante filmaría más de 30 películas a lo largo de su carrera, entre las que hubo varios éxitos de taquilla como "El Arracadas", "El tahúr" y "Picardía Mexicana 2". Rodó la última, "Mi querido viejo", en 1991. También incursionó en la conducción de varios programas musicales de televisión y hasta en una telenovela.

Estrella internacional

 En 1976, Fernando Z. Maldonado compone una canción ranchera "diferente": un hombre acepta su culpabilidad en una relación sentimental.  “Volver, volver” causó un tremendo impacto y se convirtió en un himno de la música ranchera. A finales de ese año, rompió todos los récords de venta y se escuchaba en todas partes, al mismo tiempo que cientos de cantantes y grupos de México, Estados Unidos y Centro y Sudamérica la interpretaron. Ha sido incluso grabada por artistas internacionales como Raphael, Nana Mouskouri y Concha Buika. Esta canción convirtió a Vicente, sin discusión, en el nuevo rey de la música ranchera. Gracias a ella se transformó en una estrella internacional y ahí empezó su impresionante lista de éxitos. 

Su trayectoria, entonces, abarca más de cuatro décadas. Además de "Volver", ha tenido muchos otros hits internacionales como "Mujeres divinas", "Yo quiero ser", "De qué manera te olvido", "Mi viejo", "La ley del monte" y un sinnúmero más. Ha grabado más de 80 álbumes, y en 2012, cuando anunció que pensaba retirarse tras una última gira de despedida, llevaba vendidas más de 75 millones de copias de sus discos.

El 15 de septiembre de 1984, cantó en la Plaza Monumental de Toros de México ante más de cincuenta mil personas. Todavía hoy es el único artista en el país que ha conseguido semejante audiencia. 

Lo reconocen

Ha obtenido numerosos premios y reconocimientos durante su carrera. En 1977, se convirtió en Míster Amigo, un título que se otorga anualmente a una personalidad que trasciende la frontera entre México y Estados Unidos.

Entre 1989 y 2014 mereció en catorce ocasiones, en diversas modalidades, el premio Lo Nuestro, que Televisa otorga a lo mejor de la música latina; Hollywood le concedió una de sus estrellas en el Paseo de la Fama en el año 1998, ceremonia a la que asistieron cinco mil personas. Ha conseguido ocho Grammy Latino y tres Grammy en 2010, 2015 y 2017 respectivamente; además de seis premios Billboard y la inducción al Billboard Music Hall of Fame, en 1998. La lista de la totalidad de premios y homenajes que ha recibido es demasiado larga para enumerarla. 

El 8 de febrero de 2012 anunció su retiro de los escenarios con una gira mundial. En 2014 se le diagnosticó cáncer de próstata y sin embargo, el 16 de abril de 2016 realizó el que hasta ahora ha sido su último concierto de despedida en el estadio Azteca, en el que cantó alrededor de 45 canciones. Ahí, anunció que aunque sí era su último concierto, no se retiraba de la música.

Problemas

Su carrera no ha estado exenta de polémica, sobre todo últimamente. Es conocida su larga asociación con el PRI (Partido Revolucionario Institucional), lo cual le ha provocado numerosas críticas.

Por otra parte, en mayo de 2019, fue internado en un hospital de Houston, Estados Unidos, para someterse a una cirugía de hígado, pero decidió rechazar un trasplante porque no "quería acostarse con [su] esposa mientras tenía el hígado de otro hombre, quien podría haber sido homosexual o drogadicto", provocando el repudio de la comunidad LGBT+.

Y, en enero de 2021, Fernández desató otra controversia luego de colocar su mano sobre el pecho de una fan mientras se tomaba una foto con ella y su familia. Unos días después, Fernández emitió una disculpa a la familia de la mujer, manifestando que "admito que me equivoqué, no sé si estaba bromeando, tal vez fue una broma [...] No sé. No me acuerdo, había mucha gente (con la que tomé fotos), sinceramente les ofrezco una disculpa”.

A pesar de esto, surgieron, sobre todo en redes sociales, otras personas que postearon fotografías con el cantante, asegurando que ésta era una conducta recurrente. El escándalo se apagó poco después, sin mayores consecuencias --con razón o sin ella--, para la popularidad de Fernández.

Leer también: Vicente Fernández sigue en estado crítico: recibe asistencia respiratoria

La dinastía

Sus hijos, Alejandro y Vicente, así como sus nietos, Camila y Álex --hijos de Alejandro y América Guinart--, son personajes frecuentes en las revistas de espectáculos y del corazón, quienes dan cuenta de sus amores, desamores, bodas, nacimientos y demás acontecimientos en sus vidas.

En 1975, Vicente subió al escenario por primera vez a su hijo, Alejandro, quien entonces tenía solamente cuatro años. Alejandro se inició muy pronto en la carrera musical, siempre con gran éxito, y ahora pasa la batuta a su propio hijo, Álex, quien ha tomado recientemente el relevo en la dinastía Fernández. Vicente Jr. también ha incursionado en la música, pero con mucho menos éxito.

Vicente Fernández ha sido noticia de ocho columnas por sus presentaciones en el Auditorio Nacional y en la Plaza De Toros México, el Madison Square Garden y el Radio City Music Hall de Nueva York y, gracias a su trayectoria de más de 45 años, mantiene su posición como el más grande cantante vivo de México.​

No te olvides de seguirnos en Google News: Revista Clase