Britney Spears bebe su primera copa de vino tras estar con tutela durante 13 años

La cantante narró la experiencia de haber salido a cenar a un restaurante de Los Ángeles y contó que se puso a llorar de felicidad

Britney Spears, tutela, Jamie Lynn Spears
(EFE)
Noticias Redacción 06/01/2022 14:14 Actualizada 14:22

Con las emociones a flor de piel, la cantante Britney Spears narró lo bien que se sintió en su primera salida a un restaurante de Los Ángeles, donde además de degustar un apetitoso postre, bebió su primera copa de vino tras liberarse de la tutela que controló su vida durante los últimos 13 años, bajo la mirada de su papá, Jamie Spears, y las leyes estadounidenses.

britney spears foto sonrisa

(AP)

"Oh, lo hice. Salí a cenar a un lugar muy bonito de Los Ángeles, no tenía nunguna expectativa porque llevaba bastante tiempo sin salir. Me habían dicho que la comida es muy rica ahí... me quería ver bonita, así que me puse un vestido, bueno, algo parecido", escribió la cantante.

"No actue demasiado emocionada, ya saben, soy un adulto y debo comportarme como tal... Inmediatamente fui al baño, holly crap! me quería quedar en ese baño para siempre, era hermoso, y la señora de ahí me ofreció un dulce".

En un extenso texto, Britney Spears contó que lo primero que se comió fue una ensalada y que le encantó porque la lechuga estaba fresca y crujiente. Luego, dijo:

"¡¡¡Tomé mi primera copa de vino tinto el fin de semana pasado!!! He esperado 13 años ¡¡ya es suficiente!!", siguió narrando. "En un mundo en el que todos tenemos derecho a hablar ... conducir ... comprar alcohol ... festejar ... tener dinero en efectivo ... Me disculpo por MIMARME frente a las masas ... ¡y bailar un poco más lento! Quiero decir, ¿qué estaba pensando? ¡¡¡Nadie es perfecto!!!".

 

Britney Spears, famosa por decenas de éxitos como "I'm a Slave 4 U", "Everytime", "Overprotected" y "Oh, la la", comentó que también cenó sushi y que estaba tan feliz que se puso a llorar sobre la comida y que se sintió muy sexy en ese restaurante tan bonito.

El caso de Britney provocó la simpatía de los republicanos estadounidenses porque, a su parecer, la tutela legal impuesta sobre la artista infringe algunos de los principios básicos más importantes de su ideología, como el individualismo, la libertad y la independencia del Estado. Esas ideas quedaron plasmadas en una carta, donde los legisladores consideraron que Spears "no debe nada a nadie" y merece "una vida de libertad y elegir su propio camino".