Juntos hacemos más

desiree navarro one heart, paulina alcocer, one heart adopta un medico
Desirée Navarro 04/08/2020 15:51 Actualizada 18:27

Si nosotros no nos damos la mano ¿quién podrá hacerlo?

Hoy las condiciones económicas y sanitarias del país nos están dejando lecciones muy grandes. Valorar nuestros empleos, compartir con el que no tiene y ayudar a que tenga se dice fácil, pero hacerlo cada día suma el esfuerzo de muchas personas emocionadas porque hagamos la diferencia.

La nueva realidad está mucho más complicada de lo que nuestras autoridades nos habían dicho, pero nosotros no perdemos las ganas, la emoción y el cuidado de apoyar a los locales y hacer una comunidad más fuerte. Datos de la OIT revelan que de febrero a la se han perdido tan solo en América Latina 41 millones de empleos. La tendencia no es favorable para cerrar este complicado 2020 pero para muchos mexicanos, aquí nadie se rinde.

Hoy la frase es más poderosa que nunca: juntos y juntas hacemos más. Al menos para gente como Paulina Alcocer, Vicente Alarcón y Eddie Jaimes quienes durante la pandemia se pusieron a trabajar en serio para ayudar a los demás.  

 

 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida poroneheartmex) el

Eddie Jaimes y Vicente Alarcón mediante sus fundaciones Cura y One Heart México crearon un movimiento llamado Adopta un Médico para apoyar y reconocer el impagable esfuerzo de los profesionales de la salud que luchan contra el COVID -19 donando el material para que puedan realizar su trabajo con el menor riesgo. Hoy han apoyado cerca de 15,000 personas del sector salud con material de protección y han aplicado 10000 pruebas de tamizaje.

Entre las empresas que han apoyado a esta noble labor están La Costeña y Sabormex, además de un sin número de personalidades que se han sumado a la causa. www.adoptaunmedico.com.mx

Por su parte, Paulina Alcocer, presidenta de Pro Mujeres Cautivas, se ha dedicado toda esta pandemia a recaudar artículos personales femeninos y de limpieza para llevar a las mujeres que se encuentran en el penal. Hizo un chat con todas sus vecinas de colonia y comenzó a recaudar donativos en especie para llevar al Centro de Inserción Social, lugar al que lleva varios años asistiendo para impartir diversos talleres.

No hay esfuerzo pequeño, hay mentes que se limitan. Por supuesto también hay gente que piensa en grande. Hay temor, hay incertidumbre, pero jamás dejarán de tener ganas de seguir concretando resultados. ¡Bravo por todos esos mexicanos de valor que siguen trabajando por los demás!