Gala pro animales

Desirée Navarro 18/07/2019 19:17 Actualizada 19:23

El sábado pasado, la Fundación Animal Karma, organización en pro de los animales en su hábitat natural, celebró el cuarto aniversario de labores altruistas con una cena de gala espectacular en Rojo Azafrán, en Cuernavaca, Morelos.

Fuimos recibidos con aguas frescas creadas a partir de una mixología  inspirada en el verano y diferentes cocteles, mientras disfrutamos de   la exposición del ilustrador y fotógrafo Juan Carlos Martínez. Sus piezas dieron a conocer las seis especies de felinos que habitan en el país, así como su importancia para el medioambiente.

La mesa más divertida fue la nuestra, donde estaba Eddie Jaimes; Arcadio Andrade,  por Fundación Andrade, además de Liliana Noya quien lució espectacular con un vestido largo  negro y blanco; el cirujano plástico Juan Manuel Chaparro y su esposa Rebecca Spellman; Mariel Reina e Isaac Burguette, ambos poblanos encantadores; y yo,   por parte de Fundación One Heart México. También estuvo Ericsson Espitia, director de Mmood TV, que, por cierto, regaló playeras del canal a casi todos los de la mesa pues anda promocionando su señal.

La cena fue amenizada por una breve puesta en escena que mostraba las múltiples maneras en las que el ser humano daña al medio ambiente. 

Por su parte, Rodrigo Salgado, fundador de Animal Karma, dirigió unas palabras de agradecimiento a los presentes por el apoyo prestado a su organización de parte de voluntarios y patrocinadores.  Por cierto, me contó que Google dona a esta fundación 50 mil pesos al mes, que se destinan a publicidad. También presentó un show Sarah Salgado, quien cantó y bailó en compañía de sus bailarines.

Los asistentes se deleitaron con un menú de Crema fría de poro con papa, Res sobre cama de risotto y Pay de plátano o Pastel caliente de chocolate.

 Animal Karma se dedica al cuidado de los ecosistemas mediante el uso de tecnologías disruptivas que analizan la flora y la fauna. Además, imparte conferencias para concientizar sobre la  vida animal y el cuidado de su hábitat.  

desiree navarro