Verano 2021: Chicos con faldas y vestidos

Después de la pandemia, el vestir sin género se ha vuelto mucho más común y no solo entre las celebridades

hombres con vestidos y faldas, verano 2021
Foto: Getty Images
Estilo de vida Marisa Zannie 09/06/2021 15:48 Actualizada 17:51

El domingo pasado, día de elecciones en todo el país, hacía calor, el verano se dejaba sentir en el ambiente y, mientras un buen número de ciudadanos hacía la fila para votar en una de tantas casillas de una colonia céntrica de la CDMX, pasó de largo un chico: tendría unos 30 años, era alto, de cuerpo atlético, con pelo corto y barba bien cuidada. Un chico como hay miles en la ciudad, si no fuera por un pequeño detalle: acompañando a su tank top y a las botas de combate un poco punk que vestía, llevaba una falda floreada

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Dan (@danfemboy)

De acuerdo con un artículo publicado en el periódico "The New York Times", el encierro de la pandemia nos dio la oportunidad de repensar nuestro guardarropa y considerar cuidadosamente cómo nos queremos vestir de ahora en adelante. Durante el tiempo que vivimos encerrados, la vida continuó su marcha y una tendencia que inició antes del Covid-19, con personajes como Billy Porter, Cody Fern, Jonathan Van NessHarry Styles: hombres --hetero y homosexuales-- vestidos con prendas, materiales y detalles distintivos tradicionalmente considerados como "femeninos", desfilando por alfombras rojas y apareciendo en portadas de revistas, fue afianzándose y reflejándose en la población en general.

Billy Porter lució una enorme falda acompañada de un top de smoking creado por Christian Siriano en la alfombra roja de los Óscar del 2019, convirtiéndose instantáneamente en un fenómeno viral; poco antes, en la entrega de los Golden Globes del mismo año, Cody Fern, actor de "El asesinato de Gianni Versace", lució una camisa ablusada con transparencias y pantalones anchos al estilo Katharine Hepburn, que parecían una verdadera novedad en ese momento. Muy pronto, famosos de todas las esferas empezaron a aparecer en sus presentaciones en televisión y en entregas de premios, con collares de perlas --hasta ese momento, impensables en un atuendo masculino-- y que, hoy por hoy, son EL accesorio de todos los "modernos".

Mientras tanto, Harry Styles, entre fines de 2017 y principios de 2018, hacía su tour mundial Live On con un vestuario totalmente andrógino creado, en su primera etapa, por el director creativo de Gucci, Alessandro Michele, y en la segunda, ya en 2018, coordinado por quien quizá sea la figura principal del vestir sin género, el diseñador Harris Reed.

En diciembre de 2020, Harry se convirtió en el primer hombre en posar solo para la portada de la "biblia de la moda", la revista "Vogue", luciendo un vestido de noche Gucci de encaje azul celeste con detalles en negro y una chaqueta de smoking. Esta edición fue tan popular que tuvieron que enviar una segunda ronda de impresión para satisfacer la demanda y gracias a ella adquirieron 40 mil nuevos suscriptores.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by @harrystyles

En la entrevista con Hamish Bowles que acompaña a las fotografías, Harry asegura siempre haberse sentido atraído a jugar con la ropa. "Creo que si usas algo con lo que te sientes increíble, es como el traje de un superhéroe. La ropa es para divertirte, experimentar y jugar", dijo en la publicación. "A veces entro a las tiendas" continuó, "veo la ropa de mujer y pienso que es increíble. Si te pones barreras en la vida, te estás limitando. Hay un enorme gozo al jugar con la ropa".

En la misma editorial, Alessandro Michele, quien es amigo personal de Harry, comentó también: "Él está realmente en sincronía con su lado femenino porque es algo natural. Es una gran inspiración para las generaciones que vienen, acerca de cómo puedes jugar libremente con la ropa si te sientes cómodo. Creo que es un revolucionario". Cabe señalar que Styles no se identifica como queer y desde hace algunos meses vive con la actriz estadounidense Olivia Wilde.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Noemi (@noest_91)

Llega el verano de 2021 y 16 meses de encierro después; uno de los entrevistados en el artículo del NYT, Khoa Sinclair, asegura que utilizó este tiempo de pandemia para experimentar más con su vestimenta y darse la oportunidad de empujar aún más un estilo ya liberado de los rígidos límites binarios, así que hace unos días, salió a pasear por Williamsburg, en Brooklyn, una de las zonas más avant garde en Estados Unidos, con un vestido de Issey Miyake. "Por muchísimo tiempo, la gente estuvo 'atorada' en vestirse de una u otra forma" dijo, haciendo referencia a los desvanecientes códigos de vestimenta de acuerdo al género, "la gente queer ha estado jugando con esto desde hace mucho tiempo, pero ahora ves a muchos chicos usando vestidos y que no se identifican como femeninos".

En fechas recientes vimos a ASAP Rocky, quien se rumora es el nuevo novio de Rihanna, con una falda escocesa de la diseñadora Vivienne Westwood en la portada de la revista masculina GQ y a David Banda, el hijo futbolista de Madonna de 15 años, paseando por su casa con un elegante vestido de seda de Mae Couture. En España, un grupo de maestros hombres llegó a la escuela usando falda como apoyo a un alumno que fue expulsado y obligado a tomar terapia por llegar a la escuela con una, eso sin olvidar que en las escuelas públicas en la CDMX tienen uniformes neutros desde 2019.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Madonna (@madonna)

Internet es un fiel testigo de la transformación que está ocurriendo con los códigos tradicionales de vestimenta; después de la aparición de Harry Styles con una boa de plumas en los Grammy, según dijeron los creadores de la app de búsqueda de prendas y accesorios Lyst al "New York Times", las búsquedas de este accesorio subieron 1500% y las de prendas sin género han aumentado un 33% desde principios de este año.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by GRIM (@asaprocky)

Al notar que cada vez más celebridades masculinas aparecían usando faldas públicamente, hicieron una editorial de moda con este concepto, "no creímos que le fuera tan bien" dijo Bridget Mills-Powell, directora de contenido de Lyst, desde Londres al NYT, "pero se volvió viral".

"Estamos repensando las cosas" dijo Will Welch, el editor de GQ y responsable de la portada de ASAP Rocky. "Un multimillonario puede vestir con una hoodie y tenis viejos, ya no puedes hacer suposiciones sobre cómo y qué es alguien basado en la ropa que usa, y mucho menos sobre su orientación de género y sexual" añadió.