Pepe Maiz agradece a Alfredo Harp Helú y presenta su biografía

Pepe Maiz, Presentación del libro “Pepe Maiz: Su vida hasta extrainnings”,
Pepe Maiz. (Foto: Edgar Silva Fuentes para Clase)
Estilo de vida David Cáliz 05/08/2022 13:37 Actualizada 14:07

Una vida construida alrededor del béisbol y una carrera profesional cimentada en este deporte, dan más que suficiente para llenar un libro de anécdotas. Así lo hizo José Maiz García, presidente ejecutivo del club Sultanes de Monterrey, quien presentó sus memorias, “Pepe Maiz: Su vida hasta extrainnings”, hace unos días, aprovechando la visita de su equipo a la sede de Los Diablos Rojos del México, de la Liga Mexicana de Béisbol, en la Ciudad de México.

José "Pepe" Maiz García. (Foto: Héptor Arjona para Clase)

Acompañado por Othón Díaz, presidente ejecutivo de Los Diablos, y un pequeño grupo de amigos, el empresario, conocido por sus cercanos y por la gente del béisbol como “Pepe Maiz”, relató con lujo de detalle su victoria en la Serie Mundial de Pequeñas Ligas en 1957, la hazaña del juego perfecto lograda en la Serie Mundial de Williamsport, Pensilvania, que se mantiene como el único triunfo en esta categoría para México y que cumple 65 años en este 2022. Los presentes escucharon de manera atenta la historia del campeonato que contó el ‘Cinco Veces Inmortal’ como si hubiese pasado ayer.

José Luis Galvan, Pepe Maíz y Othon Díaz. (Foto: Héptor Arjona para Clase)

Galván compartió algunas líneas de su obra y profundizó en su etapa como empresario, así como los mayores retos que ha debido atravesar el también dueño de Sultanes y que están plasmados en la publicación narrada en primera persona.

Agustín Castillo, Pepe Maíz, Francisco Ramos y Patricio Pérez. (Foto: Héptor Arjona para Clase)

Maiz aprovechó la ocasión para agradecer a Alfredo Harp Helú y a su familia el gran trabajo que han hecho por el béisbol nacional. De igual forma, el empresario regiomontano detalló el proceso para crear el Salón de la Fama del Béisbol Mexicano y la labor de Harp Helú en su construcción. “Es el museo más bonito de Latinoamérica e incluso mejor que el de Cooperstown”, puntualizó.

Pepe Maiz y Reyes Abelardo Ortiz. (Foto: Héptor Arjona para Clase)