Los lugares más exóticos del mundo

Desde el desértico Dead Vlei, en Namibia, hasta el río que corre dentro de un depósito de agua dulce en México, éstos lugares poseen una belleza fuera de lo común.

Interior del Cañón del antílope, localizado en Arizona. (Foto: Especial)
Interior del Cañón del antílope, localizado en Arizona. (Foto: Especial)
Estilo de vida Betsy Castellanos 23/10/2015 13:12 Actualizada 13:00

En el planeta existen lugares que por su belleza resultan increíbles, en ellos los elementos naturales y el tiempo han creado paisajes dignos de ser nombrados obras de arte. Algunos de estos sitios son bastante accesibles mientras que otros se encuentran en lugares remotos. A continuación te presentamos algunos de ellos.

Bosque de bambú de Arashiyama, Japón

(Foto: Especial)

Este extraordinario bosque se encuentra a pocos kilómetros de la ciudad de Kyoto y muy cerca del monte Arashiyama, en un ambiente totalmente rural. Se puede recorrer en bicicleta o a pie, mientras se escucha el sonido del viento y el canto de las aves o mientras se observan las distintas tonalidades de verde de las más de 50 variedades de bambú que habitan aquí.

Lago Hillier, Australia

(Foto: Especial)

Se encuentra en Middle Island, la isla mayor del Archipiélago de Recherche, en un área alejada de los principales puntos turísticos de Australia. La alta concentración de sales, 10 veces mayor que la del mar, así como la presencia de microorganismos hacen que sus aguas posean ese característico y alucinante color rosa. Además, se encuentra rodeado de dunas y una exuberante vegetación.

Salar de Uyuni, Bolivia

(Foto: Especial)

Es el salar más grande del mundo y se encuentra en el Departamento de Potosí, en el sureste de Bolivia, muy cerca de los Andes. Hace miles de años este lugar fue un gigantesco lago que se secó y dejó en su lugar un gran desierto salino. La mejor época del año para visitarlo es la época de lluvias, de diciembre a marzo, pues en la superficie del salar se acumula el agua y se genera un inmenso espejo que refleja el cielo. 

Cañón del antílope, Estados Unidos

(Foto: Especial)

Su nombre en navajo, lengua indígena americana, significa `el lugar donde el agua fluye a través de las rocas´, pues sus hermosos corredores han sido esculpidos por las corrientes de agua que los transitan desde hace miles de años. El cañón, localizado en Arizona, mide 400 metros y sus paredes alcanzan hasta los 40 metros. Durante el día, y de acuerdo a la estación del año, se pueden observar distintas tonalidades de las rocas.

Naica, México

(Foto: Especial)

Es una cueva llena de cristales que se encuentra a 300 metros bajo tierra, en el estado de Chihuahua. Los cristales están formados por selenita, también conocida como `piedra de la luna´ debido a su color, brillo y transparencia; han crecido por más de un millón de años y alcanzan medidas de 15 metros de largo por dos de espesor. A pesar de que los cristales dan la idea de habitar en un lugar frío, lo cierto es que en esta cueva la temperatura es muy elevada, por lo que no se encuentra abierta al público y la investigación dentro de ella ha sido limitada. 

Dead Vlei,  Namibia

(Foto: Especial)

Se trata de un bosque milenario en el desierto de Namibia, rodeado de algunas de las dunas más altas del planeta. En otra época las lluvias crearon un pequeño lago que a su vez dio origen a una basta vegetación, después el clima se volvió extremadamente seco e hizo que el lago se secara. Ahora sólo se conservan los esqueletos de los árboles que quedaron completamente petrificados, solitarios en medio del desierto.

Salto del Ángel, Auyantepui, Venezuela

(Foto: Especial)

El Auyantepui pertenece a las formaciones geológicas denominadas tepuy, las cuales tienen forma de meseta con paredes verticales, y es el más famoso y visitado de Venezuela. Esta elevación cobró fama internacional cuando un piloto que aterrizaba de emergencia en su cima observó su inmensa caída de agua, el Salto del Ángel, la cual es la más alta del mundo. El salto ha sido inspiración para películas como `Up: Una aventura de altura´ y `Avatar´. 

Glaciar Mendenhall, Alaska

(Foto: Especial)

Se extiende a lo largo de 19 kilómetros en el Bosque Nacional Tongass. En él pueden encontrarse numerosas cuevas, formadas por el deshielo, que brindan un impresionante espectáculo natural, pues la luz dota al hielo de unos profundos tonos azulados. Debido a la fusión y el movimiento del glaciar, el tamaño y el color de las cuevas cambia constantemente.

Parque Geológico Nacional Zhangye Danxia, China

(Foto: Especial)

Estas coloridas montañas que habitan en la provincia de Gansu son el resultado de sucesivos depósitos y sedimentos de diferentes minerales sobre las capas rocosas durante 24 millones de años. A estas formaciones se les conoce como Danxia, que quiere decir `nubes rosadas´. Ésta es la zona árida más grande y conocida del país asiático. La mejor época para visitar este sitio es de junio a septiembre, pues la combinación de sol con un poco de lluvias hace que los colores se intensifiquen. 

Cenote Angelita, México

(Foto: Especial)

Por sí solo un cenote es un lugar impresionante, un cuerpo profundo de agua cristalina rodeado de estalactitas y estalagmitas. El Cenote Angelita, situado en la península de Yucatán, va más allá de eso, ya que al llegar al fondo de éste se puede observar un río correr, esto gracias a la haloclina, un fenómeno que se produce por la diferencia de salinidad del agua. El agua salada, al tener mayor densidad, se concentra en el fondo, dando la impresión de ser una corriente de agua.