Soumaya Domit: el gran amor de Carlos Slim

Un amor ejemplo de altruismo, humanidad y compromiso con México

slim.jpg
Fotos: Cortesía / Archivo El Universal
Gente con clase Salvador Angulo Blanco 31/12/2018 17:03 Actualizada 17:47

Fueron 33 años de matrimonio entre Carlos Slim y Soumaya Domit, una relación que no solo dejó 6 hijos Marco Antonio, Carlos, Patrick, Vanessa, Soumaya y Johanna, y un sin número de nietos, sino que también significó el comienzo de una gran familia dedicada al arte, la difusión cultural y el altruismo. 

Pero, ¿quién fue Soumaya Slim y por qué fue tan importante en la vida del empresario e ingeniero civil por la Universidad Autónoma de México? 

Soumaya Domit Gemayel, hija del empresario libanés Antonio Domit y de Lili Gemayel, conoció a Carlos cuando la familia Slim se mudó a la Colonia Polanco; para finales 1966 los enamorados tomaron una de las tantas decisiones cruciales que pasaron por su vida, casarse.  

Foto de www.carlosslim.com

El padre Marcial Maciel, fundador de los Legionarios de Cristo, los unió en matrimonio cuando ella tenía 17 años y él 26. Durante sus 33 años de matrimonio Soumaya luchó por las causas sociales. 

Soumaya dedicó su juventud a las obras benéficas, impulsó Fundación Telmex para ayudar a los telefonistas y su labor se expandió a todo el país ayudando a jóvenes de escasos recursos a concluir sus estudios. Además, llevó apoyo médico a diferentes partes de la Sierra Tarahumara.  

Siempre se preocupó por expandir la cultura de la donación de órganos para que la gente conociera sus beneficios, escribió manuales que se regalaban en los centros médicos en donde explicaba diversas enfermedades como la depresión, diabetes y la insuficiencia renal, enfermedad que ella también padecía como muchos de los miembros de su familia. 

Foto de www.carlosslim.com

Cuando tenía alrededor de 30 años, Soumaya recibió el riñón de su madre para salvarse de la cruel enfermedad; su padre Antonio y hermano Pedro fallecieron de lo mismo y el caso más conocido fue el de Patrick, el menor de los hijos varones, y quien en 2008 recibió en riñón de su hermano Carlos, mejor conocido por sus familiares y amigos como El Charal.  

En 1999 vino la desgracia, Soumaya fallece a la edad de 50 años víctima del padecimiento renal y deja un legado invaluable, una mujer que siempre trabajó por el desarrollo de los mexicanos a través de proyectos altruistas como la Asociación de Superación por México, A.C., la creación de un marco jurídico para la donación de órganos, y fundó el Museo Soumaya, institución sin fines de lucro que honra la memoria y el legado de la altruista. 

Una vez que se anunció su muerte, personajes importantes de la política como el entonces presidente Ernesto Zedillo, el ex presidente Carlos Salinas de Gortari, el entonces Secretario de Gobernación Francisco Labastida Ochoa, el empresario Emilio Azcárraga Jean y muchas más se dieron cita en la residencia de la familia en donde le dieron el último adiós a la filántropa.   

El padre Marcial Maciel fue quien ofició la ceremonia luctuosa acompañado por el Padre Onésimo Cepeda y Sergio Cobo; una vez terminada a ceremonia el cortejo fúnebre se dirigió hasta el Panteón Frances en medio de una gran valla de personas y claveles. 

A casi 20 años de su muerte el ingeniero aún respeta el luto y no se ha casado; y aunque en algunas ocasiones se le ha relacionado con personalidades como la reina madre de Jordania Noor Al-Husseiny la actriz italiana Sophia Loren el magnate afirma que no haría otra familia “No me volvería a casar, la familia que tengo es a todo dar, ¿para qué la voy a descomponer haciendo otra?”, afirmó hace algunos años.