Abren carta que revela el dolor de la reina Isabel en la muerte de la princesa Diana

La reina también sufrió la pérdida de la "princesa del pueblo"

princesadiana_reinaisabel
(Créditos: Agencias)
Realeza Andrea Villar 28/08/2018 11:42 Actualizada 11:55

El mundo entero colapsó cuando se supo que la princesa Diana había muerto en un accidente automovilístico y, su natal pueblo británico, lloró como nunca antes había ocurrido en la historia. Los mensajes de apoyo a la familia real y las flores frente al Palacio de Buckingham inundaron las calles. Sin embargo, el desconcierto que generó la condolencia tardía por parte de la reina Isabel II, provocaron numerosas críticas en su contra de parte de los medios. 

Incluso, fue duramente criticada por sus connacionales, quienes no daban crédito de su solemnidad y frialdd ante un hecho que había convertido a todas las naciones en un río de lágrimas. Sin embargo, ahora sabemos que la monarca británica también sufrió la muerte de la princesa de Gales aquella noche del 31 de agosto de 1997. En una carta que le escribió a Henriette Abel Smith, una de sus ayudantes más cercanas, revela cómo atravesó este duro capítulo.

“Fue terriblemente triste y ella es una gran pérdida para el país. Pero la reacción pública hacia su muerte y el servicio en la Abadía parecen haber unido a personas de todo el mundo de una manera bastante inspiradora. William y Harry han sido muy valientes y estoy muy orgullosa de ellos". "Las emociones todavía están mezcladas, pero todos hemos pasado por una experiencia muy mala", escribió a máquina en la carta. 


En ese entonces la reina Isabel tenía 71 años y recibió la noticia mientras estaba en Escocia con sus nietos, los príncipes William y Harry. Y fue ante la presión que cinco días posteriores al accidente, la monarca dio un mensaje transmitido por la BBC.

"Era una persona excepcional y dotada. En los buenos y malos momentos, nunca perdió su capacidad de sonreír y reír, ni de inspirar a los demás con su calidez y amabilidad", dijo ante las cámaras. 

El 6 de septiembre, la reina asistió al funeral de su nuera; allí saludó los dolientes, pero se mantuvo -como se espera en su papel de monarca- inmutable. Te puede interesar: Revelan nueva información sobre la muerte de la princesa Diana

“No fue tan fácil para la reina, hicieron lo que cualquier familia decente haría. Lo primero fue reunirse con esos muchachos y brindarles la mayor protección y apoyo posible", declaró tiempo después Charles Anson, ex secretario de prensa. Continúa leyendo: ¿Por qué la reina Isabel tendrá la custodia de los hijos de Meghan y Harry?