PORTADA: La gran convocatoria del Abierto Mexicano de Tenis 2018

Uno de los torneos más importantes del mundo celebró, en Acapulco, sus 25 años de existencia bajo el liderazgo de Renata Burillo y con la presencia de influyentes familias de la sociedad mexicana que son grandes amantes del ‘deporte blanco’

Con un lleno total se celebraron los 25 años del Abierto Mexicano de Tenis en Acapulco (Fotos: Hildeliza Lozano, Nancy López y Christian Luna)
Gente con clase Ricardo Quiroga 07/03/2018 21:07 Actualizada 21:07

Como cada año, el Abierto Mexicano de Tenis convoca a las familias más influyentes de la sociedad mexicana, entre ellas los Slim, los Arango y los Ramos, las cuales se fueron apareciendo en el torneo conforme éste se iba acercando a las fases finales. Todos ellos se ubicaron en las gradas con la vista más privilegiada de la Cancha Central y tomaban parte de todas las actividades que se organizaban dentro del estadio, como la ola o las porras para sus tenistas favoritos. Los vimos aplaudir en cada set ganado y apoyar a sus favoritos, como Juan Martín del Potro, David Ferrer y Rafael Nadal, aunque el número dos del mundo tuvo que retirarse debido a una lesión.

María Elena Torruco y Carlos Slim Domit

María Elena Torruco, quien está embarazada de su cuarto hijo, y Carlos Slim Domit

Renata Burillo y Juan Martín del Potro

Renata Burillo y el tenista argentino Juan Martín del Potro, ganador del torneo

Santiago Ordorica, Roberta López Negrete y  Patricio Ordorica

Santiago Ordorica, Roberta López Negrete y  Patricio Ordorica


El escenario perfecto


Acapulco Diamante, donde las puestas de sol, desde sus playas siempre extensas y despejadas, son inigualables. El hotel Princess Mundo Imperial, el más emblemático del luxury Acapulco. El Abierto Mexicano de Tenis en plenitud, celebrando 25 años históricos. Cinco canchas de élite y un estadio perceptible en todas direcciones de la costa, ampliado recientemente de 7 mil a 9 mil lugares para obedecer a la ascendente demanda de los apasionados del ‘deporte blanco’. Los mejores tenistas del mundo, seis de ellos en el Top 10 de la ATP. Seis días de enfrentamientos. Un ambiente de celebración constante que se ha convertido en el consentido de los jugadores y que se ha consolidado como un referente en el circuito mundial sobre cómo debe planearse un evento, no solamente deportivo de primer mundo, sino de entretenimiento con todas sus posibilidades. Una semana de fiestas con lo mejor de la gastronomía y la coctelería mexicana. Música hasta las últimas horas de la madrugada. Una amplísima zona comercial en donde fue posible disfrutar de cada partido sin importar la ubicación de cada espectador. Y la élite de la sociedad mexicana reunida para vivir en carne propia este triunfo anticipado.

Ana Boyer y Fernando Verdasco

La española Ana Boyer apoyó a su esposo, el tenista Fernando Verdasco

Laura Vargas,  Miguel Osorio Vargas y Miguel Ángel Osorio Chong

Laura Vargas,  Miguel Osorio Vargas y Miguel Ángel Osorio Chong 

Fernando Tena y Paulina Peña

Fernando Tena y Paulina Peña


Días de competencia
 

Desde los primeros días del torneo la gente comenzó a llenar todas las canchas, sobre todo en los partidos de Rafael Nadal, incluido el dobles de exhibición que protagonizó junto a Luis Moyá durante el Kids Day, el domingo previo a los partidos oficiales, donde fue respaldado por cientos de niños que llevaban consigo grandes pelotas de tenis esperando conseguir la firma de su ídolo. Muchos se abalanzaban sobre la barrera que daba a la puerta de la zona mixta por donde tarde o temprano tendría que pasar el tenista clasificado en el número dos de la ATP. Otros más salieron del estadio para esperar a su salida con rumbo a su cuarto de concentración en el Princess.

Lesia Tsurenko, ganadora en la categoría femenil

Lesia Tsurenko, ganadora en la categoría femenil 


Durante esa primera mitad de la semana vimos a Marie Thérèse Arango, así como a Joe y Constanza Slim quienes presenciaron todos los partidos que estaban programados en la Cancha Central. Por su parte Alicia y Rafael Lebrija llegaron desde el fin de semana previo para vivir toda una semana de tenis. Ana Paula de Haro también. La vimos en los primeros días de competencia disfrutando del atardecer que se podía apreciar claramente desde la zona comercial del Abierto. Marcos, Stephanie y Sharon Fastlicht también llegaron con anticipación. Todos ellos fueron testigos de cómo el argentino Juan Martín del Potro venció al español David Ferrer (el máximo ganador del Abierto, con tres títulos) en un duelo de tres sets.

Juan Martín del Potro

El campeón Juan Martín del Potro


El último partido del miércoles estaba programado en la cancha Grand Stand. Se trató de un dobles en muy especial por dos razones. Ahí se enfrentaron el mexicano Santiago González y el chileno Julio Peralta, con los españoles David Marrero y Fernando Verdasco. Las gradas de esa cancha lucían abarrotadas de mexicanos que apoyaron a su compatriota hasta el último set. Mientras tanto, de frente a las gradas, en el palco preferente, apareció Ana Boyer, la fan incondicional y esposa de Verdasco, quien venía de triunfar en el dobles del Río Open. En cada jugada favorable para su marido, la hija de Isabel Preysler aplaudía y a veces se atrevía a gritarle “muy bien” al hombre con el que se casó en diciembre pasado. Ella acompaña a cada torneo en el que el tenista se presenta y Acapulco no fue la excepción.


El ambiente y la convocatoria no hizo más que  crecer conforme los días iban pasando. El jueves se volvió aún más social. En cuanto el sol se puso, vimos llegar a Mariana Baños, Mónica Rivera Torres, Daniel Karam y su familia. A partir de entonces llegaron, con el pasar de los días, el resto de los miembros de la familia Slim. Primero fue Marco Antonio Slim Domit con su esposa Ximena Serrano y su hijo Jerónimo.

Sofía Castro y Fabiola Guajardo

Sofía Castro y Fabiola Guajardo


Ese mismo día, Alejandro Burillo hizo su primera aparición en la edición 2018 del torneo. El fundador de Grupo Pegaso lució de estupendo humor a su llegada al Abierto. Se tomó su tiempo para saludarse con varios de sus amigos y familiares, y también se mostró dispuesto para posar para las fotografías que le socilitaban. Se abrazó con Raúl Zurutuza y Javier Braun, y se dio tiempo para bromear. Ante el alboroto que se originó por su llegada, entre fotógrafos y conocedores de este deporte en México, muchos niños se le acercaron para que les firmara su pelota de tenis, y él atinó a bromear: “Pero yo no soy tenista”. Aunque con toda amabilidad firmó cada pelota que le hicieron llegar. Posteriormente subió a su palco para presenciar el torneo del que ahora su hija, Renata, lleva las riendas y que ha hecho crecer aún más. Después nos encontramos con Jorge y Maricarmen Ramos, así como Manuel Arango, quien esa noche se unió en la grada con su inseparable Marie Thérèse. El empresario se detuvo a hablar con CLASE sobre los 25 años del torneo.

Daniel Goñi

Daniel Goñi


“Para los que siempre hemos estado cerca de Acapulco (en mi caso, desde la niñez) tener un torneo de esta categoría nos tiene encantados. Tenemos casa aquí, así que, ¿qué más se puede pedir después poder disfrutar de este torneo con este maravilloso clima?”, reconoció. Agregó que aunque su favorito es Roger Federer, estaba contento de tener en el certamen a competidores de la categoría de Rafael Nadal.

Raquel Bessudo


Esa misma noche, un poco más tarde, Raúl Zurutuza, aunque atareado, ocupándose de cada detalle de la logística, se dio un tiempo para declarar que “el torneo va transitando bien. Hemos tenido una gran competencia y creo que la gente va a recordar de la mejor manera este 25 aniversario. El torneo se ha ganado a pulso el apoyo de la gente y estamos trabajando con miras a celebrar 25 años más”.

Daniel Hajj, Vanessa Slim Domit con Paulina, Mauricio, Vanessa  y Daniel Hajj Slim en la tribuna


En ese contexto platicamos en privado con Renata Burillo, quien reafirmó su satisfacción por el éxito de su trabajo y habló sobre el legado de su padre.


“Todos estos días me he levantado muy orgullosa de mi equipo, de la afición y de los jugadores. Han sido 25 años muy buenos, y no lo digo yo, sino que lo dice todo el mundo”, refirió la presidenta del Consejo de Administración del Abierto. Además dijo que “en esta vida, todo en los negocios es rifársela” y agregó que una de las enseñanzas que más valora de su padre “es que haga lo que me guste y lo que me llene; a tener paciencia y confianza; a creer en mi proyecto y a rodearme de la gente que sume, porque de esa manera no tiene por qué salir mal”.

Mariana  y Maru Núñez, Ricardo y Mariza Bastón con Claudio Núñez


La gran convocatoria


El viernes y el sábado el desfile de empresarios, políticos, socialités y sus familias fue mayor. Se aparecieron Vanessa Slim y Daniel Hajj. También llegó Manuela Arango para reunirse con sus papás en los partidos. Un poco más tarde llegaron Arturo Elías Ayub y Johanna Slim, con Arturo Elías Slim, así como Carlos Slim Domit y María Elena Torruco. Marco Antonio Slim llegó con su esposa Ximena Serrano. Todos ellos ocuparon el mismo sector de las gradas en el estadio, en la zona de mejor visión, y todo el tiempo apoyaron a Juan Martín del Potro, que el viernes se enfrentó al favorito, Alexander Zverev, a quien derrotó en dos contundentes sets, y consiguió su boleto a la final con el respaldo de la mayoría de los asistentes.

Priscila, Andrea, Eduardo y Eduardo Braun

Priscila, Andrea, Eduardo y Eduardo Braun


Isabel Rojo y Daniel Goñi también se hicieron presentes ese fin de semana, como también lo hizo el empresario Alejandro Martí con su esposa Matilde. Ambos visitaron el stand de su tienda y se tomaron una fotografía con sus empleados. Ahí el empresario nos platicó: “Nosotros empezamos hace 25 años patrocinando este gran torneo y siempre pensamos que iba a llegar al nivel al que ha llegado, como uno de los torneos más importantes del mundo. Estamos felices con la organización y por los jugadores que ha traído”. Además nos confesó que su favorito para llevarse el título era el argentino Del Potro.

Regina Pérez y Peter Bauer

Regina Pérez y Peter Bauer


En las gradas también nos encontramos con Paulina Peña y su novio Fernando Tena; también a Sofía Castro, Javier Braun y Carla Aparicio. De igual manera notamos muy entusiasmados con los partidos de finales a Eduardo Braun y a su esposa Priscila Suinaga. Del otro lado de la cancha estaba el político Miguel Ángel Osorio Chong son su esposa Laura Vargas y su hijo Miguel Osorio Vargas, todos grandes aficionados de este deporte. Muy cerca de ellos, también vimos disfrutando del partido a Roberta López Negrete y sus hijos, Patricio y Diego Ordorica.
El apoyo para Juan Martín del Potro incrementaba. En la final, el argentino dio una exhibición de buen tenis ante el sudafricano Kevin Anderson, a quien venció en dos sets para coronarse por primera vez en Acapulco y recibir el icónico trofeo del torneo.

Alejandro Irarragorri y Fernando Sordo Madaleno

Alejandro Irarragorri y Fernando Sordo Madaleno 


Para cerrar una semana de actividades múltiples en torno a la fiesta del tenis que cada vez adquiere más familias asiduas y que cumplió con todas las expectativas en la edición conmemorativa de sus primeros 25 años de existencia, se realizó una fiesta de clausura en al que vimos a Renata Burillo bailando y riendo, muy contenta por haber logrado una edición emblemática con un éxito rotundo.

Juliana Cobo, Erika Basave y Nacho Cobo

Juliana Cobo, Erika Basave y Nacho Cobo

 

FIESTA DE JUGADORES

La noche del domingo previo al torneo, tuvimos acceso a la Fiesta de Blanco, una tradicional y elegante recepción que Grupo Pegaso organiza cada año para los jugadores tanto de la ATP como de la WTA, sponsors y organizadores. Ahí se hicieron presentes Geoffrey Fernández, director comercial del mismo, y Raúl Zurutuza, director del Abierto Mexicano de Tenis, así como Renata Burillo, presidenta del Consejo de Administración de Grupo Pegaso, quien se sentó a la mesa con la estrella del torneo y el jugador más solicitado por los fans, Rafael Nadal, quien muy amablemente atendió a todo aquél que se acercaba a la mesa para platicar, tomarse una fotografía y pedirle su autógrafo.

Toda una celebración: Cada noche, a partir del jueves, las fiestas iniciaban a unos pasos de la Cancha Central una vez que terminaban los partidos del día


La recepción se realizó sobre una plataforma, a unos pasos de la playa privada del hotel sede Princess Mundo Imperial y frente a la Cancha Central, donde dos días después iniciaron las actividades de competencia.
Todos los invitados fueron consentidos con un buffet de manjares diversos, la mejor coctelería y la música de una agrupación jamaicana que organizó una batucada gigante que recorrió todo el lugar. 

Carlos y Marco Antonio Slim Domit

Rafael Nadal

Rafael Nadal

 

Lisa Musi, Marilú Name y Johanna Slim

Lisa Musi, Marilú Name y Johanna Slim