Así le dio la bienvenida a su familia la reina Isabel II a Meghan Markle

La reina Isabel II rompió la tradición al permitir que Meghan participara en las celebraciones navideñas antes de casarse con Harry

La monarca reinante más longeva del mundo dio su tradicional discurso de Navidad (Foto: YouTube)
Realeza Pamela Rodríguez Ordaz 26/12/2017 20:03 Actualizada 20:05

Este fin de semana, como es tradición, la reina Isabel II dio su mensaje de Navidad, pero, además de homenajear a su esposo el príncipe Felipe, con quien cumplió 70 años de matrimonio este 2017, también dio un guiño de aceptación a la prometida de su nieto, el príncipe Harry: Meghan Markle.

La reina de 91 años de edad habló sobre la recuperación de Londres y Manchester tras los ataques, y como pocas veces habló de su matrimonio con el duque de Edimburgo (de 96 años): "No sé si alguien inventó el término 'titanio' para el 70 aniversario de bodas cuando yo nací. No esperaban que durara tanto", dijo la reina más longeva del mundo.

Además de romper la tradición y permitir que Meghan participe en las celebraciones navideñas antes de casarse con Harry, también declaró en su discurso: "Disfrutamos al pasar la Navidad en familia y estamos deseando dar la bienvenida a nuevos miembros el próximo año", haciendo referencia también al nacimiento del que sería el tercer hijo del príncipe William y Kate Middleton.

En este que fue su 60° aniversario desde la primera vez que se dirigió a los británicos a través de la televisión, la reina estuvo enmarcada por los retratos de sus bisnietos George y Charlotte, además de la fotografía de su boda con el duque de Edimburgo y una más reciente de ella y su esposo.

En una mesa de la estancia, más alejada de la monarca, se encontraban las fotografías del príncipe de Gales acompañado por Camila de Cornualles y otra en la que aparecen el príncipe Harry y la actriz norteamericana Meghan Markle.

El mes pasado Markle, quien es una actriz divorciada de 36 años de edad, se comprometió de manera oficial con el hijo más pequeño de la desaparecida princesa Diana, y es la primera novia de un miembro de la Casa Real británica en ser invitada a la residencia de invierno de la reina en Sandringham a celebrar estas festividades.

Este año Gran Bretaña sufrió varios atentados que cobraron la vida de decenas de personas, mismos que la reina lamentó durante su discurso.