Luego de que se destapara que gobernadores del PRD cierran filas con Mancera, recordamos la ocasión en que nos platicó de sus hijos, sus amores y sus sueños.
Texto: Lariza Montero / Fotos: Héptor Arjona
Miguel Ángel Mancera,

Miguel Ángel Mancera es padre de tiempo completo de sus pequeños Miguel y Leonardo. 

Tiene 51 años, es el hombre que lleva las riendas de la CDMX, nos abrió las puertas de su despacho en el corazón del Zócalo capitalino donde nos asomamos a la intimidad de un hombre enigmático, cauteloso y formal, pero también noviero, aficionado al box, bailador de salsa y papá de tiempo completo.

 

¿Qué ha descubierto Miguel Ángel Mancera que no sabía de sí mismo a través de la experiencia de ser Jefe de Gobierno?

La capacidad de esfuerzo de que es capaz, por la demanda que tiene la ciudad. Es decir, claro que escuchaba, suponía y me platicaban qué tan intensa podía ser una actividad de gobierno en la Ciudad de México, pero sólo cuando la vives puedes creerlo y ves que es absolutamente demandante 24 horas, los 365 días, no hay un espacio de tiempo en el que no esté sucediendo algo, donde no se esté demandando un servicio, es una actividad muy intensa. Yo suponía que era muy activo, un poco workaholic, pero hasta que no entré a este cargo y empecé a asumir todas las responsabilidades no había conocido esta capacidad.

 

¿Has sentido que es como domar un gigante?

Es un aparato gigante de emociones, de gente, de pensamientos, de actividades, de todo y la verdad es que sí es absolutamente demandante (lo dice abriendo mucho sus ojos y apretando un puño) pero también tiene muchísimas satisfacciones: ver la ciudad, los rostros de la gente, lo que te dicen. La ciudad tiene una parte humana muy poderosa: nueve millones de personas que la habitamos como residentes, además de 17 millones más que la viven.

Miguel Ángel Mancera

¿Hablabas de emociones, ¿es la misma emoción la que vives ahora que la que tenías cuando llegaste?

Me fui emocionando cada vez más, porque vas teniendo proyectos que se van consolidando y eso te retroalimenta muchísimo, cuando ves transformaciones en la ciudad, espacios que se han transformado, actividades que están cambiando el entorno... las emociones y vibraciones de una ciudad como ésta, me alimentan y son más intensas hoy.

 

¿Cuál ha sido el momento más difícil de tu gestión y cómo saliste adelante?

Uno de los momentos más complicados fue muy al principio del gobierno cuando tuvimos aquí a los maestros de varios estados de la República, y sin ánimo de dialogar sino verdaderamente enojados. Fue un momento muy difícil porque generó el enojo de los habitantes de la ciudad y hubo una serie de demandas en el gobierno que requirió que se trataran con mucho cuidado porque el momento era muy tenso, hasta la calma era tensa.

 

¿Cuáles han sido las cualidades que te han sacado de momentos difíciles en tu vida personal?

Mantener la mente fría, no irme en el impulso nada más. En este caso tener a tu mando todo un equipo de reacción y el ejercicio de autoridad, es algo que debe ser siempre algo que debe ser manejado con la cabeza fría y los pies en la tierra.

Miguel Ángel Mancera

¿De quién has recibido un consejo que te ha ayudado y cuál ha sido?

De varios amigos y de la suma de ellos tomo cosas que me ayudan, unos me dijeron: “Hay que mantener la calma”, otros me advirtieron: “lo que no se puede borrar de un gobernante es la sangre y lo peor que le puede suceder a una ciudad como ésta es mancharse de sangre”, un consejo importante fue: “siempre es mejor privilegiar el diálogo”.

 

¿Hay alguna frase o lema con el que te identificas?

Siempre digo: “todo con la razón”, esto lo dijo Juárez y es algo con lo que estoy de acuerdo. Todo con la razón, usar la razón, trabajar de manera razonable hacia la solución de conflictos, creo que la razón de la ley, es el camino correcto.

 

Miguel Ángel Mancera

UN NIÑO MUY INDEPENDIENTE

Cuéntanos una memoria significativa de tu niñez...

Yo creo que tuve una infancia rebelde (ríe) por ejemplo, no veo a mis hijos haciendo lo que yo hacía, yendo a los lugares a los que yo iba ¡y a la edad que tenía! Debí haber estado en el kínder cuando vivía en Tacuba y me iba al plan sexenal con amigos más grandes, yo tendría seis años. Ya en la primaria, también hacía ese tipo de cosas. Siempre fui muy independiente por ejemplo, los sábados me iba a jugar futbol, me acuerdo que me iba solo y utilizaba los camiones azules, llamados “delfines”, me iba hasta Vértiz. Recuerdo que quería irme solo a la escuela, no quería que mi mamá me llevara y ella lo hacía porque mi primaria estaba lejos, yo no entendía porque me tenía que llevar, pero la verdad es que íbamos desde Vértiz hasta Lázaro Cárdenas, pero cuando llegué a quinto de primaria ya no quise que me llevara. Hoy no me imaginaría esas cosas con mis hijos, pero yo fui independiente y busqué hacer las cosas a mi manera.

Tuve otras etapas que han sido muy significativas, alguna vez mi papá me dijo: “tú eres y vas a ser el único sostén de tu mamá”, eso me dejó muy marcado (hace una pausa larga y respira profundo) desde entonces supe que tenía que hacer bien las cosas para dar el resultado porque cuando me dijo eso, estaba en la secundaria o prepa, me dejó muy marcado para trabajar duro y no divagar.

Incluso, en la facultad de derecho, cuando estaba estudiando y era la parte más intensa de la carrera, había salidas con un grupo de amigos que siempre se iban a desayunos o hacían más política, pero yo estaba muy casado con que si no avanzaba, no iba a conseguir un trabajo, no iba a poder cumplir con esa tarea que tenía encomendada. Eso fue algo que me dejó muy impactado por la manera en cómo me lo dijo, cuando lo hizo y cómo me lo planteó mi papá.

Miguel Ángel Mancera

¿Qué recuerdos tienes de tu mamá?

Mi mamá es una mujer (se acomoda en su sillón y arquea una ceja) que cuando era niño, fue verdaderamente estricta. Aunque era muy independiente, cuando ella me decía que tenía que estar a las 7:00 de la noche si no llegaba a esa hora, en ese tiempo, usaba más el castigo físico. Mi mamá era de mano ligera, fácilmente te ‘conectaba’ un derecho y un revés sin ninguna dificultad. Era muy estricta en eso, no tenía grandes estudios, mi mamá tuvo la educación secundaria y no se metía tanto a ayudarme en mis tareas pero vigilaba que le llevara las calificaciones y que pasara bien de año. Me acuerdo una vez, en secundaria, que me reprobó un maestro en un examen ¡fue una cosa tremenda que no sabía cómo explicarle a mi mamá! además era un examen parcial del curso, al final lo terminé sin ningún problema, pero esa vez fue un choque para mí porque no sabía cómo decirle. La verdad sí se puso bastante enojada, ella es una mujer así, muy estricta, que fue conduciendo la vida de esta manera, tuvo la habilidad de soltarme cuando tenía que estar en otras cosas y creo que eso fue marcando mi relación con ella.

Miguel Ángel Mancera

¿En la adolescencia o juventud tuviste alguna experiencia que te confrontara mucho?

Sí, cuando tuve el accidente aunque más que adolescente ya tendría como 18 años más o menos y ahí sí fue muy fuerte, porque es cuando cambié de carrera. Yo estudié en la Prepa 6 y estudié todo el tramo de las Químico-Biológicas, porque quería estudiar medicina; hice el área 2 enfocada a biologías más avanzadas y al final, cambié de decisión a ciencias sociales y eso me implicó validar materias. Fue un cambio radical, un choque total (lo dice mientras choca su puño con la palma de la otra mano). Fue un accidente lo que me llevó a la necesidad de conocer las leyes, de no permitir que se cometieran abusos y entender, por mí mismo, cómo podía resolver ese tipo de problemas.

 

¿Cómo fue?

Fue un accidente de tránsito, nos chocaron yo iba de copiloto y me proyecté sobre el parabrisas. Tuve heridas muy fuertes en la cara porque íbamos en un vehículo muy viejito, (se detiene y hace una acotación) mis amigos, nunca fueron de dinero, entonces de un grupo de 20 que éramos, solo uno tenía coche y era un VW 66, era muy viejo, con las autopartes de acero y el parabrisas no tenía mica protectora, lo rompí con la cabeza, me hice heridas en la cara, terminé en la Cruz Roja. Ese fue un momento decisivo en mi vida.

Miguel Ángel Mancera

Además de la gravedad del accidente que tuviste, ¿qué otra cosa sucedió que te llevó a dedicarte de lleno a las leyes, fue algo ilegal, injusto?

Sí, para salir de la Cruz Roja me dicen: “Ya te puedes ir pero tienes que firmar una salida”. En ese momento yo tenía visibilidad solo con un ojo, estaba muy adolorido me habían puesto casi 40 inyecciones de xilocaína en la cara. Fue muy traumático todo el procedimiento, tenía 36 puntos de sutura en el rostro y una fisura en la mandíbula, estaba muy mal y me dan esa hoja a firmar, me sentí confiado de que estaba en las instalaciones de la Cruz Roja, estuvo también un Ministerio Público y firmé. Después de unos días, cuando quise ver quién había sido el responsable del choque, me di cuenta de que lo que había firmado no era una salida sino un perdón, firme el perdón al responsable del choque, que -además- ni siquiera procedía, porque las lesiones que tenía eran de cicatriz perpetua y con ellas no se podía otorgar el perdón. Después fui a ver a la procuradora Victoria Adato Green (primera procuradora de justicia del DF) y se procedió contra el Ministerio Público y contra todos los que hicieron este 'numerito'.

 

Dejaste las ciencias biológicas por las leyes y ¿cómo es que te conviertes en servidor público?

Por lo del accidente, me voy a leyes y me adentro en el derecho positivo mexicano, lo empiezo a estudiar con profundidad, el primer semestre en la UNAM (en Facultad de Derecho) saco buenas calificaciones, me doy cuenta de que tengo cierta facilidad y que me gusta. Seguí con un buen promedio, adelanté materias y en lugar de hacer la carrera en cinco años, la terminé en cuatro. Eso me dio ventajas porque los maestros me invitaron a trabajar y es curioso porque la primera invitación que tuve fue para ir al servicio público, pero no acepté porque sabía que lo que tenía que hacer era litigar, quería ser abogado. Traía lo del choque y eso fue lo primero que hice; fui pasante, luego inicié con mis primeros asuntos, después me titulé, estuve en un despacho y en algún momento, pasé al servicio público y aquí sigo.

 

De no estar en la oficina de la Jefatura de Gobierno ¿te ves como médico? o ¿dónde estarías?

Definitivamente no hubiera podido ser médico, pero de no haber estado aquí seguramente hubiera sido abogado litigante, estaba encaminado hacia el derecho penal.

 

Miguel Ángel Mancera

MAM, UN BUEN DAD

¿Qué es lo que te ha enseñado la paternidad?

El respeto y el contacto con tus hijos es muy importante, yo creo que cuando estás viviendo de cerca con ellos no hay nada que se pueda comparar con el amor de padre, es muy particular y te conecta profundamente. Muchos amigos van a ser papás y les digo: “Te va a cambiar la vida” no sólo en el sentido de que te cambia por las obligaciones, sino por ese desdoblamiento que ocurre en ti mismo al volverte padre.

 

¿Cómo describes a tus hijos?

Miguel es el más grande (actualmente tiene 13 años), le gusta el futbol y su equipo favorito, igual que el de su papá, es Pumas. Es muy tranquilo, muy dado al estudio, al deporte, siempre fue un niño súper obediente, tú le decías: “Siéntate allí en un sillón” y ahí se quedaba, ha sido así casi desde bebé. Es muy reservado, no es introvertido porque juega, habla, participa, pero es reservado, discreto.

Leonardo es más pequeño (tiene 10 años) le encantan los aviones, como a su papá, y le gustaría ser piloto aviador. El entrevistado dice: “Él es todo lo contrario a su hermano, es más rebelde, contestatario, intenso ¡es él! si le dices verde, te dice rojo, si le dices vamos, te responde no voy”.

Leonardo, durante la sesión de fotos con su papá, nos da una muestra de su carácter: el fotógrafo les dice a los 'Manceritas': “Caminen casualmente así como si estuvieran en un paseo de domingo, para hacer esta foto” a lo que Leo responde: “¡Papá, pero cómo vamos a caminar como si fuera domingo, si hoy es sábado!”. Miguel Ángel también cuenta otra anécdota: una vez, cuando él era más chiquito y yo era Procurador, lo llevé a la oficina y lo dejé ahí un momento, cuando regresé él estaba a punto de descolgar el teléfono rojo (ese que se usa en caso de extrema urgencia) y le dije: “Leo deja allí, no lo toques” a lo que él respondió: “No soy Leo, soy el Procurador”.

Beto Tavira aseguró en animalpolitico.com que el Jefe de Gobierno tiene una hija más: “Para Mancera hay un capítulo en su vida del que prefiere no ahondar: una hija que tuvo de una relación con una mujer, de la cual nunca ha mencionado su nombre. Por decisión de la madre de la niña, Miguel Ángel no tiene contacto con ninguna de las dos, hasta el momento”.

Miguel Ángel Mancera

¿Qué te ha significado ser papá soltero y tener un trabajo tan demandante?

Algo que me enorgullece es que, la verdad, nunca he utilizado una nana, ni cuando eran bebés. Ellos nunca han tenido una cuidadora ni dentro, ni fuera de casa. Yo creo que un día lo van a recordar cuando sean mayores porque eso se te queda. Yo disfruté y viví cambiarles los pañales, darles el biberón, hacer cosas juntos, ver cómo van creciendo, evolucionando, viendo cómo cada vez son más independientes. La verdad ha sido muy interesante ver de cerca todos esos procesos porque hay mucha gente que los vive pero se los cuentan, yo los disfruté personalmente.

 

¿Cómo encuentras el equilibrio entre trabajo y vida familiar, qué actividades comparten?

Jugamos mucho, ahora hacemos juegos de cuando yo era niño y que les he tratado de inculcar por ejemplo, la carreterita; pintamos una carretera y jugamos con cochecitos. También jugamos paddel, futbol y nadamos, les he inculcado el deporte, ambos son muy deportistas; el más chiquito corre bastante bien, el más grande juega futbol, los dos practican Jiu Jitsu, les gusta la música y me involucro con ellos en esas cosas, veo las películas que les gustan, juego videojuegos, nos involucramos para hacer de comer. Hacemos muchas actividades juntos.

Miguel Ángel Mancera

¿Cuáles son los consejos y valores que tratas de inculcarle a tus hijos?

Les digo mucho, como me lo dijeron a mí, que cuiden a su mamá. A Miguel el más grande le dije que tiene que cuidar a su mamá y a su hermano. Les transmito que lo más importante es el estudio y, esa es la mejor herencia que les puedo dejar, les pido que nunca busquen el pleito, que sepan ser amigos. Trato de inculcarles que digan la verdad. Yo creo que hay cosas que todos quisiéramos ver reflejadas en nuestros hijos, nada fuera de lo normal.

 

EL AMOR...

Eres considerado uno de los “solteros de oro” de la ciudad, ¿estás enamorado actualmente?

Sí, de la ciudad. Lo del “soltero de oro” es sólo un rollo que salió por allí pero con esta actividad verdaderamente tienes que estar enamorado de la ciudad, de tu trabajo, no puedes perderlos de vista y debes tener los pies en la tierra. Estoy muy enamorado de lo hago, es tan demandante este trabajo que si no estás enamorado de lo que estás haciendo puede tornarse muy complicado.

Miguel Ángel Mancera se ha casado dos veces, dice que de chiquito tuvo varias novias y ha tenido algunos romances que salieron a la luz pública como el de Alejandra Barrales (actual Presidenta Nacional del PRD) con quien, en sus propias palabras, salió poco más de un año. Su primer amor fue a los 24 años, cuando se casó con una joven llamada Martha, cuyo matrimonio duró dos años. Posteriormente llegó a su vida Magnolia Virgen, la madre de sus dos hijos, con quien sostuvo una relación durante 10 años.

El periodista Beto Tavira asegura que a Mancera también se le ha relacionado sentimentalmente con Carla Garza y Luisa Serna.

Miguel Ángel Mancera

¿Y hasta ahora, nadie te ha aguantado el paso?

Es muy difícil encontrar alguien que aguante este ritmo de trabajo.

 

Y aunque has evadido mi pregunta, ¿de verdad no hay nadie en tu corazón en este momento?

Sí, la ciudad está en mi corazón, mis hijos están en mi corazón.

Miguel Ángel Mancera

¿Te ves, en algún momento, en el edificio de enfrente (Palacio Nacional)?

Me gustaría seguir sirviendo a mi país, sin duda alguna sí me gustaría verme ahí.

Miguel Ángel Mancera

Se despide de la entrevista posando con naturalidad para las fotos y diciendo: “Ahora sí me voy, tengo que ir a luchar por la justicia, para defendernos del recorte”.

Miguel Ángel Mancera

 


La diputada Alessandra Rojo de la Vega compartió una divertida foto de su hija Martina, quien la acompañó en un arduo día de trabajo en la Cámara de Diputados
Redacción Clase
Alessandra rojo de la vega, hija alessandra rojo de la vega, derrame acido sulfurico, derrame mar de cortes, grupo mexico, german larrea

Fotos: Instagram

La diputada Alessandra Rojo de la Vega nos sorprendió esta mañana con una divertida foto en la que aparece junto a su hija Martinah Grey, con qien desciende de las escaleras de la Cámara de Diputados tras hacer dos propuestas a favor del medio ambiente.

En la foto podemos apreciar claramente como Alessandra Rojo de la Vega toma de la mano a su pequeña Martinah, mientras ella disfruta de una paleta de bombón con chocolate. Lo que de inmediato llamó nuestra atención fue que la pequeña no traía un zapato; sin embargo, en ese momento la diputada no se había dado cuenta, como lo comentó en su post.

También puedes leer: Alessandra Rojo de la Vega, la diputada que hizo posible la Ley de Residuos Sólidos

“No sé si me gusta más lo que esta foto representa o que @martinahgrey no traiga un zapato y me acabe de dar cuenta”

La divertida foto fue tomada después de que Alessandra Rojo de la Vega presentó un punto de acuerdo con el que busca que los responsables del derrame de ácido sulfúrico -responsabilidad de Grupo México, liderada por el empresario German Larrea- paguen conforme a la ley por los daños al medio ambiente.

También puedes leer: Las it babies del mundo social en México

 Alessandra rojo de la vega, hija alessandra rojo de la vega, derrame acido sulfurico, derrame mar de cortes, grupo mexico, german larrea

También puedes leer: Germán Larrea, el empresario detrás de Grupo México

A pesar de su apretada agenda, Alessandra Rojo de la Vega siempre se preocupa por tener tiempo libre para compartir con su familia, así como de combinar su rol de mamá con su vida laboral, por ello, no es la primera vez que vemos a Martinah acompañando a su mamá en un arduo día de trabajo.

 Alessandra rojo de la vega, hija alessandra rojo de la vega, derrame acido sulfurico, derrame mar de cortes, grupo mexico, german larrea

 

alessandra rojo de la vega, hija alessandra rojo de la vega, derrame acido sulfurico, derrame mar de cortes, grupo méxico, german larrea

El empresario mexicano también es nieto del expresidente mexicano Miguel Alemán Valdés
Zyanya Bolaños
miguel-aleman-magnani-radio-televisa

Foto: El Universal/ Archivo 

Miguel Alemán Magnani pertenece a una de las familias más reconocidas en la esfera social. Es hijo del matrimonio conformado por Miguel Alemán Velasco y Christiane Magnani Martel, una de las parejas más emblemáticas de la sociedad, también es nieto de Miguel Alemán Valdés, quien fue presidente de México de 1946 a 1952. 

También puedes leer: Miguel Alemán, Rafa Márquez y Gerardo Islas conocieron al Papa en su viaje a Roma

miguel-aleman-

Pero, además, Miguel Alemán Magnani, empresario mexicano nacido en 1966, es presidente de Grupo Alemán y presidente ejecutivo de ABC, Aerolíneas Interjet. Él ha logrado colocar a la aerolínea mexicana entre las tres más importantes del país. Y recientemente se ha convertido en el dueño de Televisa Radio, compañía que fue, desde 1930, propiedad de la familia Azcárraga. 

miguel-aleman-magnani

La XEW, ahora WRadio, comenzó sus operaciones radiofónicas en 1930 y fue inaugurada por Emilio Azcárraga Milmo, lo que significa que estuvo durante 89 años en manos de la familia Azcárraga. Por otro lado en 2001, Televisa dio a conocer que vendió el 50 por ciento de sus acciones al conglomerado español Grupo Prisa, con el que Grupo Alemán continuará colaborando tras la adquisición. 

Al momento de la compra Radiopolis Televisa contaba con 17 frecuencias en su propiedad. Cabe señalar que este será el regreso de Miguel Alemán Velasco a la XEW y Miguel Alemán Magnani a WRadio, quienes agradecieron a Emilio Azcárraga Jean, Alfonso de Angoitia y Bernardo Gómez el haber pensado en la familia Alemán para la continuidad de este proyecto, de acuerdo con WRadio

También puedes leer: Miguel Alemán Magnani confirma segunda temporada de Luis Miguel, la serie

miguel aleman magnani

Asimismo, Miguel Alemán Magnani comentó para el sitio de la radiodifusora que "la radio es su pasión" y demostró así que su interés por los medios de comunicación es real, nada raro en un magnate como él, quien también incursionó como productor con la serie de Luis Miguel en Netflix. 

Desde su juventud Alemán Magnani mostró gran interés por la comunicación, el entretenimiento y el turismo. Ocupó múltiples cargos de dirección en diferentes áreas de Grupo Televisa siendo vicepresidente de Imagen y Desarrollo Tecnológico, vicepresidente de Imagen Corporativa, entre otras. Además de haber sido accionista y consejero propietario en la misma empresa.

luis-miguel-la-serie-miguel-alaman-magnani

Posteriormente creó Grupo Alemán, una gran empresa de alcance internacional, de la cual, sus áreas de negocios son el transporte aéreo, desarrollo regional e inmobiliario, comunicaciones y entretenimiento y energía.

También es fundador y presidente ejecutivo de ABC Aerolíneas, empresa mexicana de alta eficiencia y competitividad en México que logró cambiar a la industria aeronáutica de nuestro país

miguel aleman magnani-vanessa serrano

El empresario se casó con Vanessa Serrano Cuevas (hija de los reconocidos empresarios Pepe y Pepita Serrano) en 2002 y los invitados a su bodsa fueron Alejandro González Iñárritu, Joaquín López Dóriga, Santiago Creel, Ricardo Salinas Pliego, Germán Dehesa y Carlos Slim, entre otros. 

De su matrimonio nacieron los gemelos María Vanessa y Miguel Alemán Serrano. Sin embargo, Miguel Alemán y Vanessa Serrano iniciaron su proceso de divorcio en 2016.

hijos miguel aleman magnani

 

miguel aleman magnani. miguel aleman magnani televisa, aleman televisa, aleman radio teelvisa, aleman azcarraga, radio televisa

En emotiva entrevista, la escritora Gaby Vargas nos cuenta del momento cuando se enteró que tenía cáncer y, además, narra que su nuevo libro es, quizá, el más especial de todos: "Energía, tu poder: descúbrela, transfórmala, utilízala"
Francis Guindi
gaby vargas, gaby vargas Energía tu poder descúbrela, transfórmala, utilízala, libro Energía tu poder descúbrela transfórmala utilízala, gaby vargas libro Energía tu poder descúbrela transfórmala utilízala, gaby vargas cancer, cancer gaby vargas, escritor

(FOTOS: Alex Saldaña)

Gaby Vargas es una de las escritoras más reconocidas en nuestro país, comunicadora con experiencia en radio y televisión por 25 años. La escritora es dueña de más de mil 500 artículos en distintos periódicos y revistas y es autora de 16 libros de temas relacionados al bienestar, la superación personal, el desarrollo humano, la autoestima y la salud. 

Y, actualmente, Gaby Vargas está de estreno con un libro que sin lugar a dudas, será un parteaguas en su carrera.

Por si estos logros fueran poco, los conocimientos que Gaby Vargas vierte en sus obras son resultado de los múltiples estudios y experiencias propias; ella es conferencista y maestra certificada por HeartMath Institute y Eneagrama y ha recibido numerosos premios y reconocimientos, entre ellos, Mujer del año 2008 y Giving woman Credit por Pro mujer, en Nueva York, en 2013. Cuando la condecoración como Mujer del año tocó su puerta, la escritora Gaby Vargas confesó que llegó en un momento crucial de su vida, pues su papá estaba muy enfermo.

"Mi papi estaba muy enfermo, tenía  Parkinson muy avanzado, cuando Kenda me avisa que me habían nombrado. Lo único que pensaba era que mi padre dure lo suficiente para poder regresar con este premio para él. Él me dio mucho, me hizo confiar en mí misma y me hizo crecer. Afortunadamente logré llegar, fue muy significativo, cumplí con él y murió al poco tiempo", dijo Gaby Vargas para la revista CLASE.

Platicar con Gaby Vargas es entrar a un ambiente de paz interior y calma. Sentadas cómodamente en la sala de su casa, la escritora nos llevó a revivir un pasaje que puso su vida en riesgo. La escritora narró la relación que existe con su libro, la energía, el momento en que le detectaron cáncer de tiroides y nos contó de su pasado, de aquellos momentos cuando le hablaban de energía y ella no entendía nada.

"Sentí físicamente lo que significaba, no podía mover ni un dedo, no podía moverme, trabajar, producir, no podía hacer nada y de pronto valoré eso que yo daba por sentado, por un hecho en la vida, tener energía, no había captado ese capital simbólico que tenemos", comentó Gaby Vargas.

Y comenzó, así, a relatar el momento cuando el cáncer de tiroides apareció en su vida.

"Adal Ramones me invitó a su programa de televisión hace diez años, estaba hablando de Vicente Fox, en ese entonces presidente, y de pronto un doctor que me vio en la tele, que no me conocía, consigue mi correo electrónico, me escribe y me dice: 'señora Vargas, usted tiene una bola en la tiroides que se tiene que checar".

Con la alerta recibida, Gaby Vargas monitoreó durante diez años la bola cada seis meses pero, de pronto, creció: "Me operaron y fue cuando de pronto me surgió todo este tema que de hecho puede pasarle desapercibido a muchísimas mujeres. Yo no tuve ningún síntoma, si este doctor no me lo detecta en la tele, no me doy cuenta". Como si se hubiera tratado de un ser mágico, Gaby Vargas nunca supo quién fue o cómo se llamaba ese doctor misterioso.

Cuando la escritora se enteró que su estado de salud no era el óptimo, Gaby Vargas estaba con su esposo Pablo González Carbonell: "La palabra cáncer tiene una carga negativa y siempre piensas que le va a dar a otros. Cuando te dicen que tienes cáncer, te cuestionas 'yo a qué hora, si soy supersana, no fumo, tomo jugos verdes', etcétera, pero son pruebas que te da la vida".

Por primera vez en entrevista, la escritora Gaby Vargas habló del cáncer que le detectaron y de su nuevo libro

Cuando visitó a su médico de confianza, le dijo que el cáncer estaba encapsulado, que le quitarían la tiroides completa y no tendría más problema; que solo tendrían que monitorearlo cada seis meses. Sin embargo, la vida le tenía preparada una batalla aún más fuerte. Gaby Vargas se sintió derrotada.

"En el momento, lo tomé como una prueba, pensé que quitándolo no habría más problema, pero me tumbó, me dobló las rodillas. El doctor me sugirió estar aislada un mes en el hospital y que me dieran yodo radiactivo, pero yo decidí que no y tuve el apoyo de mi marido y mis hijos. Decidí que a partir de ese momento, controlaría mis pensamientos y no me callaría nada porque estoy segura que cuando tú te callas algo, se manifiesta en esta zona de alguna manera". Gaby Vargas relató que los cuatro meses que tardaron en regular el medicamento, fueron muy difíciles.

Pasado el tiempo, cuando la escritora Gaby Vargas se fue a certificar a San Francisco, escuchó el tema de la energía física. Ahí es cuando le vino un clic y nació en su interior la inquietud de investigar la energía con bases científicas, como algo tangible que nos afecta a diario.

Finalmente, escribir este libro le sirvió de catarsis. Ahora es su consentido, pues es la obra a la que más tiempo le ha dedicado y en el que ha plasmado más de sus propias vivencias: "Este libro es especial, hasta Pablo me dijo: 'Nunca te había visto trabajar tanto en un libro". 

Los cinco tipos de energía

La energía está dividida en cinco tipos: energía espiritual, física, mental, del entorno y emocional, que es por donde más se puede escapar, porque basta que tengamos un problema familiar o con alguien cercano para que la energía se drene por completo. "Está científicamente comprobado que todo empieza con un pensamiento con el que generas un universo entero, eso va a afectar el latido de tu corazón, la salud de los órganos, de tu sistema nervioso, tu sistema inmunológico, tus hormonas, todo lo cual crea una frecuencia", compartió la escritora Gaby Vargas

La escritora Gaby Vargas puso el ejemplo de una estación de radio para explicar este tema: "Hay días en que se puede estar muy feliz e irradias ondas y frecuencias que hace que la gente quiere estar contigo. Si al revés, eres una persona peleada con la vida, que siempre está de mal humor o de todo se enoja, es como una estación en la que las ondas son negras, ¿y quién quiere estar ahí? Las personas con las que te entiendes son las personas que se encuentran en la misma frecuencia, ya que lo similar se atrae, es una ley de la física", explica.

La energía del llamado

Gaby sintió este tipo de energía desde recién casada: "Me casé a los 19 años, no había hecho la carrera y ya tenía tres hijos chiquitos, pero yo sentía que había una cosa, algo así como un fuego que me quemaba, que me jalaba y me quería quería decir algo, solo que yo no sabía qué era. Estuve cuatro meses sin dormir, tenía tres chiquitos y yo con insomnio absoluto".

"Fue entonces cuando una tía me dijo: 'Tú que pintas tan bonito, por qué no pintas a Adriana, mi hija, que se va a casar'. Le gustó mucho a sus amigas y de ahí me empezaron a llamar y empecé mi carrera como maquillista de imagen. Ahora me doy cuenta cómo la vida me agarró y me dijo: 'Haz algo productivo, porque viniste a hacer algo productivo en este mundo'. Encuentra tu camino en lo que sea, pero tienes que empezar y dejarte llevar, las cosas van apareciendo y van conectándose, la cosa es tener la sensibilidad de detectar estos llamados".

"Todo lo podemos pensar en una sola frase: ¿En este momento qué tengo que agradecer? Tengo dos ojos para ver, piernas para caminar, tengo trabajo... Si yo me concentro en eso, me contacto a la energía de la abundancia y de la gratitud. Acuérdate que el universo no te da lo que quieres, te da lo que eres".

Antes de finalizar la entrevista, Gaby Vargas contó que existen dos tipos de deseo: el deseo de la conciencia, que se manifiesta cuando quieres ser una mejor persona y el deseo del ego: "El deseo de la conciencia es el que está conectado con el poder superior y el que nos da fuerzas para desarrollarnos. Por otra parte, el deseo del ego es cuando pensamos que necesitamos cosas materiales, ya sea una bolsa o una casa más grande. El budismo te dice que esos deseos son la causa del sufrimiento".    

 

Gaby Vargas en la intimidad

El miedo más profundo: La muerte de mi esposo, se me muere mi esposo y yo me muero con él, así, es mi vida, mi todo.

El rechazo más guardado: En quinto de primaria me subieron a un banco frente a mil niñas formadas y miss Lola, la directora, una solterona amargada vestida de negro, dijo en el micrófono: 'Volteen a ver, éste es el ejemplo de lo que no se debe de hacer'. Y mil niñas de todos los años hicieron una mueca como diciendo qué horror, como si fuera la peste bubónica, lo peor. Eso se me quedó grabado.

El abrazo no logrado: El de mi papá cuando se murió porque no estuve presente, yo estaba de viaje y llegué al día siguiente. Me dolió mucho.

La ausencia más perdurable: Mis hijos y mi nietos que viven en Los Ángeles. Me gustaría verlos. Se fueron a vivir allá hace 15 años y me he perdido muchas etapas, pero esa es la vida, ni modo.

La amistad más entrañable: Tengo a mi amiga, Marce Hernández, ahora de Quirós. La conocí en el patio, en primero de secundaria, llegamos muy temprano al colegio, nuestras mamás nos habían dejado a las 5:00 de la mañana y no había nadie en la escuela. Me encantó su manera de ser toda positiva, yo no tenía esa visión tan positiva de la vida, fue gracias a Marce, quien me contagió, me enseño y lo adopté, me dije, ¡claro, vives mejor con esta actitud!".

El dolor más  enquistado: A veces siento que me hizo falta más mamá, éramos siete hijos seguidos, uno tras otro, yo era la mayor, me faltó en el sentido del apapacho, porque eso sí, era una gendarme. Ya lo superé, pero sí fue algo que me hizo falta en su momento.

El perdón nunca ofrecido: No tengo ninguno, ni tampoco rencores, todo en su momento lo he hablado y lo he trabajado. Tengo un marido que me ha enseñando enormemente al respecto, estoy segura que mi marido vino aquí a enseñarme muchísimas cosas, es un gran maestro. 

Si tuvieras que describirte en 3 palabras: Soy tenaz en lo que me propongo, soy disciplinada y disfruto mucho. 

Si pudieras curar una enfermedad, ¿cuál sería?: Me hubiera gustado curar el Parkinson a mi papá, tuvo Parkinson 25 años y lo vi pasar de ser un hombre y un empresario fuerte, hasta que fue como una velita que se va apagando, me dolía tanto verlo.

¿Qué te gusta visitar de México?: Me encantan las playas de Cancún, también me fascina el campo y el bosque del Estado de México, está lleno de árboles, manantiales, lagos y ríos. A veces me gustaría ver los ríos más limpios, pero la gente lava mucho la ropa ahí y me duele ver cómo ensuciamos los ríos, pero me encanta.

¿Prefieres llegar temprano o tarde?: La puntualidad es otra de las cosas que mi marido me ha enseñado, él es muy puntual. Prefiero siempre llegar antes, estás tranquila, ordenas tu mente, tus ideas, hasta te da tiempo de ordenar tu bolsa. "La prisa es el enemigo de la paz".

¿Té o café?: Los dos me encantan, Tomo un expreso a media mañana y el té lo tomo de lo que me pongas, hierbas verdes o lo que sea.

¿Película o libro?: Te voy a platicar, cuando vamos en vuelos largos, por ejemplo, mi marido siempre ve películas, pero yo ni pido los audífonos, yo leo, porque es el ratito que tengo para leer con toda la paz que me gusta. Aquí en México, vamos al cine los fines de semana o vemos una película en Netflix. Siempre leo media hora antes antes de dormir, es una rutina con la que encauso el sueño. 

¿Matutina o nocturna?: Nocturna cero, ya no me gusta desvelarme, no sé si será la edad, pero yo necesito dormir 8 horas, si no lo hago, al día siguiente no soy la misma.

¿Ducha o baño?: Las dos me fascinan. Cuando me quiero consentir los fines de semana, me pongo sales de epson, que es magnesio, el cuerpo lo absorbe delicioso, también sal de cocina, que te quita todas las malas energías. Me encanta estar relajada un rato en la tina, pero es un lujo que me doy nada más los domingos, entre semana voy de volada y salgo muy temprano.

¿Qué lugares eliges para salir?: Me gusta ir al campo, pero necesito terminar en una ciudad. Puedo ir a donde quieras, pueblos recónditos, ir en tren, en bicicleta, no importa, pero sí necesito terminar en ciudad, con una buena cena, una buena cama, etcétera.

¿Libros o redes sociales?: Quisiera contestarte que libros, pero me doy cuenta que cada vez somos más adictos a las redes sociales y ahora entiendo por qué. Las redes sociales estimulan el centro de recompensa en el cerebro porque el tener likes o más followers te da el sentido de pertenecer, hasta produces oxitocina, lo que hace que nos conectemos aun más.

Hemos perdido el tiempo de lectura, ahora necesito darme cuenta con disciplina que a partir de cierta hora de la noche lo tengo que apagar y dejarlo, entonces me dedico a ver una serie como Game of Thrones, que no la habíamos podido ver, o la de Fonsi Fonsi, la vida de este director de cine tan maravilloso. 

¿Tu comida favorita?: Me fascinan los tamales, los camarones, los ostiones, el chocolate oscuro, la fruta y la verdura también me encanta.

¿Tu canción favorita?: Tengo una preciosa que a mi papá le fascinaba de un grupo español que se llama Dos velas, la canción se llama "Me gusta la gente", es un canción preciosa.

gaby vargas, gaby vargas Energía tu poder descúbrela, transfórmala, utilízala, libro Energía tu poder descúbrela transfórmala utilízala, gaby vargas libro Energía tu poder descúbrela transfórmala utilízala, gaby vargas cancer, cancer gaby vargas, escritora gaby vargas cancer

Tanto Rafa Márquez como Jaydy Michel, compartieron algunas fotos y videos de lo bien que se la están pasando en sus vacaciones
Redacción Clase
Rafa Marquez, jaydy michel, familia rafa marquex y jaydy michel, hijo jaydy michel y rafa marquez, vacaciones

Fotos: Instagram

La pareja formada por el exfutbolista mexicano, Rafael Márquez, y la modelo Jaydy Michel, viven una de sus mejores etapas de la vida y, en este periodo vacacional, Rafa y Jaydy compartieron varias imágenes del grandioso momento que ahora viven en sus días de descanso en Puerto Vallarta y que han aprovechado para reforzar el amor que los unió desde la primera vez.

 

Rafa Marquez, jaydy michel, familia rafa marquex y jaydy michel, hijo jaydy michel y rafa marquez, vacaciones

También puedes leer: De Jaydy Michel a Raquel Perera; ellas han ocupado el corazón de Alejandro Sanz

En las imágenes compartidas por la modelo Jaydy Michel, podemos ver a la mamá de Manuela y Leo muy relajada en una alberca en compañía de su pequeño hijo, a quien tuvo con Rafa Márquez. Leo, quien nació el 16 de junio de 2016, también es un amante del deporte pero lejos de parecerse a su papá, al pequeño le gusta la natación.

El que más nos sorprendió con su creatividad fue el exfutbolista Rafa Márquez quien, además de compartir un video en el que vemos a Leonardo caminando por la playa en compañía de Jaydy Michel, el futbolista compartió un timeline de uno de los hermosos atardeceres tan característicos del destino jaliciense. 

La modelo lució un elegante bikini en color negro que hizo resaltar su increíble figura.

También puedes leer: Jaydy Michel y Rafa Márquez vuelven a los 80's de una forma muy divertida

Como lo hemos visto en diferentes publicaciones de la pareja, tanto Jaydy Michel como Rafa Márquez disfrutan mucho del tiempo en familia, así como de su tiempo en pareja, tal como nos lo hicieron ver hace unos días con un post, en el que los vemos alistándose para ir a una fiesta con temática de los 80's.

rafa marquez, jaydy michel, familia rafa marquex y jaydy michel, hijo jaydy michel y rafa marquez, vacaciones