Kate y William cumplen 11 años de casados y ¿quién es la estrella?

Los duques de Cambridge celebran su aniversario con un papel cada vez más protagónico dentro de la familia real de Inglaterra

kate middleton, príncipe william, 11 aniversario de los duques de cambridge
(Foto: AP)
Realeza Marisa Zannie 27/04/2022 15:55 Actualizada 16:00

Cuando el príncipe Harry de Inglaterra y su esposa, la actriz Meghan Markle, decidieron dejar de pertenecer a la familia real y cambiarse no solo de casa sino de continente, los reflectores y los medios estuvieron sobre ellos continuamente. Así fue hasta el momento de la famosa entrevista con Oprah Winfrey y las posteriores revelaciones de que algunas cosas de las que ahí se dijeron no correspondían exactamente con la realidad, provocando que la popularidad de los "royals rebeldes" decayera significativamente y ellos decidieran volverse menos "visibles", tanto así que aún no conocemos a la pequeña Lilibet, su segunda hija.

 

Durante todo este tiempo, la pareja formada por el hermano de Harry, el heredero al trono de Inglaterra, el príncipe William y Catherine Middleton, duques de Cambridge, siguieron cumpliendo sin falla con sus obligaciones reales, incluso a través de videollamadas durante la pandemia. 

Mientras que el enojo de William con su hermano ha sido más que evidente, Kate siempre ha mantenido una sonrisa, e, incluso, se dice, ha sido la figura conciliadora entre ambos en el par de ocasiones en las que los hermanos se han vuelto a ver. Primero en el funeral de su abuelo, el duque de Edimburgo, y después en la develación de la estatua dedicada a su madre, la princesa Diana, colocada en el Jardín Hundido del Palacio de Kensington. Las fotografías revelan a los tres charlando amigablemente en ambas ocasiones y los medios ingleses aseguraron que esto se logró gracias a los esfuerzos de Kate, aunque, al día de hoy, es evidente que los hermanos siguen distanciados.

 

Una reina moderna

Sea como fuere, la duquesa de Cambridge, y futura reina de Inglaterra, se ha ido haciendo cada vez más del cariño de sus súbditos con su buena actitud y disposición para las obligaciones reales. A diferencia de las quejas sobre la presión que este trabajo --porque es trabajo-- significa, de Harry y Meghan, Kate jamás se ha expresado, ni bien ni mal, al respecto, y cuando aparece en público, siempre tiene un hermoso outfit e impecable look, una sonrisa, palabras amables y la dignidad que corresponde a una futura monarca.

El 29 de abril, William y Kate cumplen 11 años de casados y en enero ella cumplió 40 años, lejos está aquella chica tímida a la que le costaba mucho hablar en público, de acuerdo con diversos medios ingleses, la duquesa está disfrutando inmensamente de ser el nuevo rostro de The Firm o La Firma.

 

Aumentó la carga

A pesar de que el reciente tour por el Caribe tuvo algunos temas de relaciones públicas, como el que los duques saludaran a algunos pequeños a través de unas rejas o que usaran el mismo Land Rover que usó la reina en 1953 "aludiendo a un pasado colonialista", la verdad es que Kate en ningún momento lució molesta o preocupada, al contrario, se la veía contenta y guapísima, sus looks fueron universalmente comentados positivamente.

Al parecer, Kate está lista para asumir un rol aún más visible dentro de la familia real, pues con la ausencia de Harry, Meghan y el príncipe Andrés, y la salud cada vez más frágil de la reina Isabel II, quienes han tenido que absorber estas ausencias para cumplir con los compromisos reales son, sobre todo, el príncipe Carlos y su esposa, Camilla, y William y Kate, ayudados ocasionalmente por el príncipe Eduardo y su esposa Sophie, condes de Wessex, y por la princesa Ana.

"No hay nadie más para absorber el trabajo real y Kate lo ha hecho con mucho gusto", dijo al diario "Evening Standard" la experta en realeza, Ingrid Seward, editora de la revista "Majesty". Ahora que sus hijos, el príncipe George, de 8 años, la princesa Charlotte, de 6, y el príncipe Louis, de 4,  están un poco más grandes, los duques planean mudarse más cerca de Londres y de la reina; seguramente con la idea de estar más en el ojo público.

En junio pasado, Kate lanzó su propia fundación, el "Centro Real para la Infancia Temprana" y el febrero de este año hizo su primer viaje sola a Dinamarca, para promoverla. Los observadores reales la notaron "más relajada y más ella misma" sin la presencia de William, que lo hace todo más formal, y para este año se han planeado más viajes cortos de ella sola.

 

Juntos contra el mundo

Por otra parte, su matrimonio parece más consolidado que nunca. A través de los turbulentos años anteriores, primero con el escándalo del supuesto affaire de William, la renuncia de Harry y Meghan, y después, la muerte del duque de Edimburgo, el escándalo del príncipe Andrés y la cada vez más frágil salud de la reina, Kate ha sido "la tierra firme" de William y todos estos problemas han ayudado a unirlos aún más.

De acuerdo con la autora de varios libros sobre la realeza, Tina Brown, quien acaba de lanzar el libro "The Palace Papers", "el futuro de la realeza descansa sobre los delgados hombros de Kate". Ella está convencida de que la familia real se desmoronaría si no fuera por la duquesa de Cambridge, "creo que sin ella se acabaría todo, es la única mujer moderna, bella, bien educada y valiosa por ella misma que está dispuesta a someterse voluntariamente a los rigores de la institución, no muchas jóvenes lo aceptarían", dijo en una entrevista con "The Post".

Así que ¿qué puede esperarse de Catherine cuando sea reina? "Kate siempre ha sabido su destino, lo acepta plenamente y está lista para asumirlo" dice Ingrid Seward, "no sucede como con Diana, que se rebelaba ante él y nunca lo quiso. Catherine ha entendido su rol desde un principio y una de sus ambiciones es cumplir a cabalidad con él", aseguró.