Kate y William: a 10 años de su boda la policía revela que hubo sospechas de un coche bomba

El 29 de abril de 2011, un incidente casi entorpece la boda de Kate Middleton y el príncipe William en la abadía de Westminster, pues de acuerdo al relato de un policía, un auto sospechoso se estacionó frente al hotel donde se hospedada la ahora duquesa de Cambridge

kate middleton, principe william, catalina de cambridge, boda real
(AP)
Realeza Redacción 28/04/2021 12:00 Actualizada 11:16

El príncipe William y Kate Middleton celebran 10 años de la majestuosa boda que los unió en la Abadía de Westminster. Fue el 29 de abril de 2011 cuando la pareja protagonizó una ceremonia digna de un cuento de hadas, en la que Kate lució un vestido de Sarah Burton para Alexander McQueen y una tiara halo de Cartier, la misma que la reina Isabel II heredó de su mamá en 1944.

kate middleton boda

(AFP)

A una década de este día, un documental ha revelado algunos detalles sorprendentes de la boda, como que una persona desconocida logró escabullirse de los filtros de seguridad para estacionar su coche exactamente frente al hotel donde se hospedaba la novia, para luego caminar y perderse entre la multitud.

Leer también: 10 datos de Kate Middleton que tal vez no conocías

principe william kate middleton boda

(William y Kate salen del palacio de Buckingham rumbo a Clarence House conduciendo el Aston Martin DB6 1969 del príncipe Carlos, decorado con banderines, cintas y globos / Getty Images)

En el documental "The Day Will and Kate Got Married" de ITV, Bob Broadhurst, comandante de la policía, contó que el cuerpo de seguridad temía que se tratara de un coche bomba el que se paró justo donde la duquesa se había hospedado. Kate Middleton pasó la noche en la suite real de The Goring Hotel, ubicado en Londres, con su mamá y su hermana Pippa.

Leer también: 10 datos curiosos de la boda del príncipe William y Kate Middleton

 "Esto es una bomba potencial en un automóvil, está tan cerca de la entrada y la salida del Goring que probablemente no podamos sacar a Kate y su grupo a tiempo. Teníamos una zona segura alrededor del hotel Goring. No sé cómo sucedió y realmente no quiero saber cómo sucedió hasta el día de hoy, pero alguien en un automóvil atravesó la zona segura, condujo cerca de Goring, a la vuelta de la esquina, fuera del coche, lo pisó y se unió a la multitud", contó el hombre.

Afortunadamente para Kate, el príncipe William, la multitud de personas y el cuerpo policiaco, el auto pertenecía a un turista que no vio la señalización y se metió a la zona prohibida, donde lo dejó estacionado 20 minutos y, para su sorpresa, cuando regresó a su coche lo encontró sin puertas y sin ventanas (para la revisión de explosivos) y con una gran multa por haber parado en un lugar prohibido.

Y en cuanto a la duquesa de Cambridge, ella nunca se percató del incidente ni de lo que ocurría en la calle mientras se alistaba para el gran día.