La reina Isabel II faltará a la apertura del parlamento británico por problemas de movilidad

Isabel II, la monarca más longeva de Gran Bretaña, apareció por última vez en público durante un servicio en la Abadía de Westminster para honrar al príncipe Felipe, su cónyuge durante más de 70 años que falleció el año pasado

reina isabel, reina isabel parlamento, principe carlos, principe william
(AP)
Realeza Redacción 09/05/2022 16:55 Actualizada 16:59

La reina Isabel II no asistirá por primera vez en casi 60 años a la apertura del parlamento británico previsto este martes, debido a sus problemas de movilidad. En un comunicado, voceros del palacio de Buckingham indicaron que esta decisión se tomó tras consultar a sus médicos y que la monarca, de 96 años, había decidido “renuentemente” no asistir.

reina isabel II parlamento britanico

(AP)

Será su hijo heredero, el príncipe Carlos, quien leerá el discurso y por primera vez su nieto el príncipe William, duque de Cambridge, tendrá un papel oficial en el evento.

“A petición de su majestad y con el acuerdo de las autoridades pertinentes, el príncipe de Gales leerá el discurso de la reina en nombre de su majestad, con la presencia también del duque de Cambridge”, señaló el palacio.

reina isabel herederos a la corona

(AP)

Isabel II, reina del Reino Unido y de los otros Reinos de la Mancomunidad de Naciones, previamente había faltado a la inauguración en 1959, cuando estaba embarazada del príncipe Andrés, y en 1963, cuando estaba embarazada del príncipe Eduardo.

La apertura del Parlamento es una ceremonia que marca el inicio del año legislativo desde hace siglos. La ceremonia comienza tradicionalmente con un viaje en carroza hasta las cámaras del parlamento, seguido de la lectura por parte del monarca del Discurso de la Reina, en el que se expone el programa legislativo del gobierno, en una sesión conjunta a la que asisten los miembros de la Cámara de los Lores y de la Cámara de los Comunes.

​​Pero la participación también implica subir escaleras y otros retos para alguien con limitaciones para moverse.