Camila, esposa del príncipe Carlos, dice que no es fácil encontrar tiempo para estar juntos

La duquesa de Cornualles, Camila, esposa del príncipe Carlos de Gales, otorgó una entrevista después de mucho tiempo y habló de la relación con su marido

Camila de Cornualles, príncipe Carlos, reina Isabel II
(EFE)
Realeza Brando Alcauter 19/06/2022 10:08 Actualizada 10:08

Durante mucho tiempo, Camila Parker Bowles, como era anteriormente conocida la actual esposa del príncipe Carlos, heredero al trono del Reino Unido, fue una de las mujeres más odiadas no sólo en Gran Bretaña sino en el mundo entero, por haber sido la tercera en discordia en el matrimonio de su ahora esposo con la fallecida princesa Diana de Gales y quien fue una de las figuras más reconocidas en la historia de la humanidad durante el siglo XX.

Camila de Cornualles, príncipe Carlos, reina Isabel II

(Camila de Cornualles / Instagram)

Aunque han pasado más de dos décadas desde la lamentable muerte de Lady Di, como también era conocida la princesa, su recuerdo sigue latente entre los ingleses que a la menor provocación se desbordan en innumerables muestras de cariño. A pesar de ello, Camila, quien adquirió el rango de duquesa tras contraer matrimonio con el príncipe Carlos en abril de 2005 ha tratado de ganarse el respeto de la gente ateniendo fielmente a sus deberes reales.

Camila de Cornualles, príncipe Carlos, reina Isabel II

(Camila de Cornualles / Instagram)

De hecho, en febrero pasado, la reina Isabel II reconoció su labor como esposa de su hijo y en un mensaje que otorgó a propósito de la conmemoración número 70 del día que se convirtió en reina del Reino Unido tras la muerte de su padre el rey Jorge VI, solicitó a todos sus súbditos que le den la oportunidad a Camila de convertirse en reina cuando su hijo, el príncipe Carlos se convierta en rey.

Camila de Cornualles, príncipe Carlos, reina Isabel II

(Camila de Cornualles / Instagram)

Ahora, la duquesa de Cornualles, otorgó una sincera y reveladora entrevista para la revista “Vogue” en su edición británica, la primera después de un largo periodo, y en la que habló acerca de su matrimonio de 17 años con el heredero al trono.

“A veces no es fácil, pero siempre tratamos de tener un punto en el día cuando nos encontramos”, comenzó diciendo Camila sobre lo complicado que se vuelve que ella y su esposo tengan un tiempo para estar juntos debido a sus apretadas agendas para atender compromisos oficiales.

 

“A veces es como si los barcos pasaran por la noche, pero siempre nos sentamos juntos y tomamos una taza de té y discutimos el día. Tenemos un momento”, agregó. “Es encantador ponerse al día cuando tenemos un poco de tiempo. Sabes que cuando nos vemos, lo mejor es que en realidad nos sentamos y leemos nuestros libros en diferentes rincones de la misma habitación. Es muy relajante porque sabes que no tienes que conversar. Simplemente siéntate y está juntos”, recalcó la duquesa.

 

Sobre lo complejo que ha sido para ella manejar el escrutinio público al que se ha visto expuesta, incluso, desde antes de formar parte de la familia real, dijo: “No es fácil. Fui escrutada durante tanto tiempo que sólo tienes que encontrar una manera de vivir con eso. A nadie le gusta que lo miren todo el tiempo y, ya sabes, que lo critiquen... Pero creo que al final, de alguna manera me elevo por encima de eso y sigo adelante. Tienes que seguir con la vida”, expresó.