El rey Alberto de Bélgica reta a la ley y se niega a realizarse prueba de ADN por paternidad

El padre del actual rey belga no quiere realizarse la prueba de ADN para reconocer a una mujer, fruto de una relación extramarital

(Agencia)
Realeza Redacción Clase 08/04/2019 17:00 Actualizada 17:12

El año pasado, el tribunal belga exigió al rey Alberto II de Bélgica a realizarse pruebas de ADN para comprobar -o no- que es padre de Delphine Boël, una mujer de 50 años que lleva más de 10 años de lucha para que se le reconozca. Sin embargo, el royal que abdicó a favor de su hijo Felipe se negó a someterse a pruebas de ADN y busca apelar la ley.

Te interesa: Alberto, rey belga, sometido a prueba de ADN 

De acuerdo con la BBC, un tribunal de Bruselas ordenó al exmonarca, de 84 años, que proporcionara una muestra de saliva en tres meses o se daría por hecho que él es padre de Delphine Boël, fruto de un amorío extramarital. Sin embargo, el padre del actual rey belga, Felipe, niega la reclamación de paternidad y se sabe que anda en busca de asesoría legal sobre una posible apelación. 

Pese a ello, los abogados que trabajan en a defensa de Boël no quitarán el dedo del renglón y buscarán que se haga justicia a su cliente. 

Alberto II de Bélgica abdicó en 2013 a favor de su hijo bajo la razón oficial de tener problemas con la salud. 

¿Quién es la madre de la supuesta hija no reconocida del exrey belga?

La madre de Delphine Boël es la baronesa Sybille de Selys Longchamps, quien asegura tuvo un romance extramarital con el rey durante dos décadas y la prensa de aquella región cree que este escándalo orilló a que el ahora exrey tomara la decisión de ceder el trono a su hijo.