Revelan que el príncipe Andrés no quería que su hermano Carlos III fuera rey

Un libro afirma que el príncipe Andrés habló mal de la reina Camila con Isabel II de Reino Unido, además de que habría conspirado con la princesa Diana para evitar que Carlos III fuera rey

Andrés de York, Isabel, rey Carlos, Reino Unido
(EFE)
Realeza Lexy Villa 22/09/2022 09:28 Actualizada 09:32

Con el fallecimiento de Isabel II del Reino Unido son muchos los secretos e información que se empieza a filtrar sobre la familia real, desde sus hábitos y tradiciones hasta la forma en que se desenvuele la relación de sus integrantes lejos del ojo público. 

La más reciente filtración tiene como protagonista al príncipe Andrés, duque de York, el tercer hijo de Isabel II y Felipe de Edimburgo, quien de acuerdo con la periodista Angela Levin, habría tenido una actitud negativa con su hermano Carlos, su esposa Camila y en más de una ocasión, habría intentado persuadir a la fallecida monarca. 

Dicha información es revelada en el más reciente libro de Angela llamado "Camila, duquesa de Cornualles: de paria a reina consorte", el cual, aborda la historia de la reina consorte Camila, quien se casó con el rey Carlos III en 2005 y su relación con los miembros principales de la corona británica. 

hijos isabel reino unido andrés york rey carlos principe eduardo

(Andrés de York junto al rey Carlos III y el príncipe Eduardo durante el funeral de Estado de Isabel II / AFP)

De acuerdo con "Daily Mail", en el libro, que será oficialmente publicado el próximo 29 de septiembre, se cuenta que Andrés de York en más de una ocasión le comentó a Isabel II su desconfianza y rechazo al matrimonio de Carlos y Camila. Una fuente de alto nivel detalló en el libro: "Trató de persuadir a la reina para que impidiera que Carlos se casara con Camilla siendo bastante venenoso, malo y muy desagradable con Camila".

Sin embargo, eso no fue todo, ya que se afirma que el duque de York, de 62 años, conspiró en secreto con su exesposa Sarah Ferguson, de quien se divorció en 1996, y la princesa Diana para que Carlos no se convirtiera en rey y en su lugar, el príncipe William pudiera ascender al trono. 

"Su comportamiento fue muy negativo y extremadamente desagradable para Isabel II, quien no estuvo de acuerdo con sus acciones. Me dijeron que era una de las raras ocasiones en que no se salía con la suya".

Sumado a estos problemas se encuentra que tanto el rey Carlos III como el príncipe William influyeron demasiado en la decisión de retirar los títulos del príncipe Andrés a raíz de la acusación de abuso que recibió por parte de Virginia Giuffre.