A ellos les tocó ser los séptimos en la línea sucesoria al trono, igual que el bebé de Meghan y Harry

Solo uno de estos bebés logró convertirse en rey contra todo pronóstico

fotos: Agencias/ Wikimedia Commons
Realeza Redacción Clase 03/04/2019 21:02 Actualizada 09:49

El príncipe Harry y Meghan Markle están a la espera de su primogénito, quien será el séptimo en la línea de sucesión al trono, pero al igual que él, otros miembros de la realeza ocuparon este lugar y aquí te los presentamos.

De acuerdo con la historiadora Carolyn Harris, quien da clases en la Escuela de Estudios Continuos de la Universidad de Toronto, los niños que nacen como séptimos en la fila para la corona británica han tenido la oportunidad de seguir carreras independientes a la realeza.

John Philip Frederick

El primero que documenta History Extra es al príncipe John Philip Frederick, él nació el 16 de septiembre de 1627 y fue el décimo hijo y sexto sobreviviente de Elizabeth Stuart y Frederick V del Palatinado.

John Philip tuvo una vida ajetreada, pues en 1647 mató a un coronel francés exiliado llamado Jacques de l'Epinay, debido a que éste último se burló de la mama de John. Esto llenó de cólera al joven príncipe para cometer lo que se consideró un asesinato a sangre fría; dado lo anterior, las autoridades holandesas comenzaron a buscarlo para hacer justicia.

Sin embargo, el séptimo en la línea sucesoria se convirtió en un mercenario al servicio del duque de Lorena, lugar en el que fue asesinado durante la rebelión de Fronde en Francia en 1950. John Philip Frederick murió cuando tenía apenas 23 años.

Te recomendamos: Estos son los atuendos de Meghan Markle embarazada que han recibido más likes del público

Princesa María de Gran Bretaña

María nació el 5 de marzo de 1723 durante el mandato de su abuelo, el rey Jorge I, ella fue la sexta hija sobreviviente de Jorge II – quien años más tarde se convirtió en el monarca- y Caroline de Ansbach. De acuerdo con Carolyn Harris, María tenía una hermosura digna de ser plasmada por un pintor, además, era amante de los libros.

Cuando estaba por cumplir 17 años, a María la casaron con Frederick II de Hesse-Kassel, pero nunca lograron ser felices, según Horace Walpole. Frederick cometía varios abusos en contra de María, lo que obligó a la joven a escapar de su esposo. Fue hasta 1754, fecha en que Frederick se convirtió en católico que pudo separarse de él.

María de Gran Bretaña se mudó a Dinamarca para criar a los cuatro hijos que había engendrado con su exesposo: William, William Hesse, Charles y Frederick. Además, se encargó de los cuatro hijos de su hermana Luisa, quien murió después de dar a luz a su última pequeña.

Te recomendamos: Por esta razón la reina Isabel II celebra su cumpleaños dos veces al año

Príncipe Adolf, duque de Cambridge

Adolf Frederick nació el 24 de febrero de 1774 y fue el décimo de los 15 hijos que tuvieron el rey Jorge III y la duquesa Carlota de Mecklemburgo-Sterlitz. Al ser menor que sus hermanos Jorge IV y William IV -quienes se convirtieron en reyes de Hannover y Gran Bretaña- Adolf fue entrenado para representar a los miembros de la realeza como virrey.

Sin embargo, cuando su sobrina, la reina Victoria, se quedó con la corona británica y su hermano, el príncipe Ernest, se convirtió en rey de Hannover, decidió regresar a Gran Bretaña y dedicar su vida a la filantropía, tal fue su compromiso que fue presidente de seis hospitales.

A pesar de que nunca ocupó un puesto alto en la familia real es un antecedente de la reina Isabel II, ya que su hija menor, Mary Adelaide, se casó con el duque Francis de Teck y a partir de ahí comenzó la historia de los reyes de Inglaterra. Además, su apellido fue retomado por la actual monarca británica para nombrar a su hijo el príncipe William y su esposa Kate Middleton como los duques de Cambridge.

Rey George V de Hannover

Al ser el único hijo sobreviviente del rey Ernest August I de Hannover, el nacido el 27 de mayo de 1819 alcanzó el trono pese a vivir varias adversidades durante su infancia, por ejemplo, perder la visión en un ojo por una enfermedad. Mientras que en su juventud perdió la visión en su otro ojo a causa de un accidente, lo que lo dejó completamente ciego.

Esta fue una de las razones por las que se dudó en ponerlo al frente del poder, sin embargo, la heredera, su prima Victoria, al ser mujer, se le negó el ascenso al trono, fue así que en 1851 se convirtió en George V.

Sobre su ceguera, el rey decía que “la vista era la sensación con la que podíamos prescindir más fácilmente”, pese a ello, era conocido por ser una persona terca que pocas veces escuchaba a sus consejeros como cuando apoyó a Austria en la guerra autro-prusiana, conflicto que ganó Prusia. Tras esa derrota, Geroge V fue exiliado y el rey William I tomó el control de Hannover.

Te recomendamos:Meghan Markle y el príncipe Harry quieren que Elton John sea profesor de su bebé

Gerald Lascelles

Él nació el 21 de agosto de 1924 y tanto su nacimiento como el de su hermano mayor, George, fueron toda una sensación debido a que su mamá, la princesa Mary, fue la primera hoja del rey George V en casarse.

Gerald fue el primero de la familia real en casarse con una actriz, Angela Dowding, en 1952; sin embargo, ésta trascendió por la ausencia de la nueva reina Isabel II, hecho que se prestó a varias especulaciones por parte de los medios de comunicación. La revista TIME señaló que el primo Gerry, como le decía de cariño, nunca había sido uno de los consentidos.

Gerald se divorció de Angela en 1978 y ese mismo año, contrajo nupcias con otra actriz, Elizabeth Colvin.

Michael de Kent

El primo de la reina Isabel II nació en medio de la Segunda Guerra Mundial, en 1942, y fue el hijo más joven del príncipe George y la princesa Marina de Grecia. A las pocas semanas de nacido, subió al sexto lugar en la línea sucesoria, ya que su padre, el duque de Kent, falleció en un accidente aéreo en 25 de agosto.

Un dato curioso de su vida es que es el único miembro de toda la familia real en hablar ruso de manera fluida porque su abuela materna, la gran duquesa Elena Vladimirovna de Rusia, le enseñó la lengua desde muy temprana edad.

Lady Sarah Chatto

Ella nació el 1 de mayo de 1964 y desde pequeña supo que su pasión eran las artes, así que estudió en la Escuela de Arte de Camberwell para forjarse como una exitosa artista. Además, junto a la princesa Margarita, ha apoyado diversos eventos culturales como patrocinadoras y, por si fuera poco, Sarah es vicepresidente del Royal Ballet.