Un espacio no sólo debe lucir bonito