La prueba de que Salma Hayek luce espectacular a sus 50 años