Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa en nuevayork