Muere Rosita Quintana, estrella de la Época de Oro, a los 96 años

La actriz Rosita Quintana actuó al lado de grandes personajes del cine nacional como Tin Tán y fue considerada una de las mujeres más bellas

silvia pinal, epoca de oro, cine mexicano
(EL Universal)
Noticias Redacción 23/08/2021 13:29 Actualizada 13:34

La actriz Rosita Quintana de origen argentino nacionalizada mexicana que protagonizó películas de la Época de Oro del cine mexicano como “Calabacitas tiernas” y “Soy charro de Levita”, falleció. Tenía 96 años. La Asociación Nacional de Intérpretes de México informó el deceso de la actriz el lunes en su cuenta de Twitter. No se precisó la causa de su muerte.

 


Trinidad Rosa Quintana Muñoz nació en Buenos Aires el 16 de julio de 1925. Además de actriz, fue compositora y cantante de música ranchera, tangos y boleros, con éxitos como “Vámonos al parque Céfira”. En 1955, obtuvo el Premio Wurlitzer a la mejor cantante ranchera.

Leer también: Silvia Pinal: este es su historial amoroso

En el cine, sus créditos incluyen “Susana”, “Serenata en México”, “Cuando México canta”, “No me defiendas compadre”, “¡Ay, Palillo, no te rajes!”, “A los cuatro vientos”, “¿Dónde estás, corazón?” y “La duda”.

rosita quintana

(El Universal)

Además de poseer una belleza que deslumbraba en la pantalla, Rosita Quintana tenía facilidad para la comedia. En “Calabacitas tiernas” dio vida a 'Lupe', la empleada doméstica capaz de poner en su lugar a Tin Tan y sus ocurrencias, aunque también se daban tiempo para bailar swing a trío con Willy, interpretado por Ramón Valdés. 

Leer también: María Félix y Jorge Negrete: subastarán fotos exclusivas de su boda

Más recientemente actuó en las series “Así son ellas”, “Peregrina” y “El secreto de Alejandra”. En 2016, la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas le entregó el Ariel de Oro a la trayectoria. Quintana debutó en el teatro argentino a los 15 años y para 1947 ya estaba en México, donde comenzó con espectáculos en el desaparecido centro nocturno El Patio.

La buena aceptación del público local la hizo fijar su residencia en el país, que recordaba con gusto haber recorrido de punta a punta como artista. Se casó con el empresario Sergio Kogan, con quien tuvo un hijo, Nicolás, y adoptó a una hija, Paloma. Descanse en paz.