La Porizkova, a sus 56, nos deja con la boca abierta en minibikini

La supermodelo de los 90 se ha pronunciado frecuentemente en contra de los prejuicios por la edad de las mujeres y muestra en Instagram lo bien que se mantiene

paulina porizkova posa en bikini a sus 56 años
(Foto: AP)
Noticias Marisa Zannie 30/07/2021 20:31 Actualizada 20:31

La top model de los 90 nacida en Checoslovaquia pero nacionalizada sueca y americana, Paulina Porizkova, está orgullosa de su edad. El jueves, la actriz, supermodelo y autora de 56 años, posteó en Instagram una foto a la orilla de una alberca, presumiendo su impresionante figura en un minibikini color marfil, con su pelo gris al natural.

En el texto que acompaña a la foto, Paulina comparte sus pensamientos acerca de la insana obsesión de la sociedad con permanecer joven. "Combatir la edad. Revertir el envejecimiento. Rejuvenecer. Antiedad. Nada de esto es posible. Y, sin embargo, si haces una búsqueda en internet sobre envejecimiento, esto es lo que obtienes. Pastillas, pociones y ejercicios para combatir la edad", empieza Porizkova. "¿Sabes cuál es la única manera de detener el envejecimiento?", continúa, "Morir".

La veterana de las pasarelas añade que no tiene ningún interés en luchar contra su cuerpo y que, por el contrario, elige celebrarlo. Claro que, si te ves así a los 56 años, tienes muchos motivos para alegrarte sobre la figura que posees.

"No quiero pelear contra mí misma el resto de mi vida", escribe "lo que quiero es sacar el mejor provecho de lo que se me dio, y quiero arrojar luz sobre los oscuros rincones de vergüenza en los que se obliga a esconderse a las mujeres que se atreven a hacerse mayores". 

Leer también: La modelo Paulina Porizkova, de 54 años, comparte foto sin maquillaje y envía poderoso mensaje

Paulina habló de otras famosas que "aceptan su edad y la hacen hermosa", incluyendo a la actriz Andie McDowell, de 63 años, y a la exesposa de Arnold Schwarzenegger, Maria Shriver, de 65 y añadió los hashtags #nobotox, #noshame (#sinpena) y #proaging (#proedad).

La belleza checa estuvo casada con Ric Ocasek --vocalista de la banda ochentera The Cars-- por 28 años. La pareja shockeó al mundo al anunciar su separación en mayo de 2018, aunque después Paulina aclararía que de hecho había ocurrido desde un año antes. Sin embargo, ella permaneció en la casa que compartieron mientras estuvieron casados, en Gramercy Park, en Nueva York. En septiembre de 2019, Paulina encontró a Ric muerto en su casa, debido a problemas del corazón y enfisema pulmonar. La pareja estaba en proceso de divorcio pero este aún no se había finalizado.

Leer también: La desgarradora confesión de Paulina Porizkova, la esposa desheredada de Ric Ocasek

A los pocos días, Paulina se enteró de que Ocasek la había dejado fuera de su testamento, acusándola de "haberlo abandonado", a pesar de que fue la modelo quien lo ayudó con sus problemas de salud en sus últimos años. La también actriz posteó en Instagram una triste secuencia de cuando tuvo que dejar su casa.

Porizkova y Ocasek fueron padres de Jonathan, un diseñador de videojuegos de 27 años, y de Oliver, de 23 años, quien se graduó de Ciencias Computacionales en mayo pasado. Ambos chicos sí fueron incluidos en el testamento del cantante, no así los hijos de su segundo matrimonio. Paulina fue su tercera y última esposa.

Siempre bella

 En cuanto al tema de envejecer con gracia, Paulina reveló a "Page Six": "Mientras más posteaba mi realidad en mis redes sociales, a la verdadera Paulina, la gente respondía mejor".

Dijo también: "Creo que hemos dado enormes pasos en la aceptación de todo tipo de belleza. Creo que la talla y el color y todas aquellas cosas que solían ser tan uniformes, ahora se han ampliado a un grado espectacular. Pero la edad, el prejuicio contra la edad, esa es la última frontera".

La ícono de la moda, quien se hizo viral a principios de este año después de posar prácticamente desnuda y sin retoques para la portada de "Vogue" Checoslovaquia, confesó al mismo medio que nunca ha usado botox ni rellenos, pero que no se opone a la ayuda de los láseres y otra tratamientos de belleza no invasivos.

Sin embargo, también está consciente de que no se puede esperar un milagro. "Mira, los cosméticos y los tratamientos de la piel no son sustitutos de la cirugía plástica", explicó. "No es como si por usarlos te vayas a ver 20 años más joven, no solo es poco realista, es imposible".

No te olvides de seguirnos en: Google News: Revista Clase