El wedding planner Pablo Galván nos cuenta de las bodas en tiempos de Covid

Pablo Galván es uno de los weeding planner más reconocidos de la zona del Bajío del país y la Revista Clase platicó con él para contarnos su experiencia con el coronavirus y la organización de bodas

pablo galvan, wedding planner, bodas covid
(Cortesía / Pablo Galván)
Noticias Brando Alcauter 18/02/2021 09:43 Actualizada 10:21

Con 16 años, Pablo Galván organizó su primer evento social para 200 personas, una fiesta de Holloween a la que convocó en casa de sus papás y que, sin saberlo, se convertiría en el inicio de una exitosa carrera dentro de la industria de la planeación de eventos, no obstante, tuvo que pasar más de una década, para que el originario de Celeya, Guanajuato, pudiera encontrar su camino como wedding planner.

“Empecé porque me encanta hacerme fiestas”, dijo Pablo (8 julio de 1988) mientras soltaba una risa pícara del otro lado del teléfono, “siempre me hice fiestas muy buenas y la gente eventualmente me conoció por eso y por azares del destino cuando yo no encontraba ningún trabajo, amigos me invitaron a hacer sus bodas y ahí descubrí que se me daba muy bien”, contó Pablo.

El licenciado en Comunicación por el Tec de Monterrey Campus Querétaro supo que quería ser wedding planner a los 27 años, específicamente el 21 de mayo de 2016 cuando organizó su primera boda en Guadalajara para dos amigas suyas que habían decidido casarse y en donde se dio cuenta de que era muy bueno haciendo eso. A partir de ahí, Pablo ha organizado más de 55 bodas en la región de El Bajío, colocándolo dentro de los wedding planner más conocidos de esta zona del país.

Con este antecedente, la Revista Clase le solicitó a Pablo una entrevista para conocer desde su experiencia, como se desarrollan las bodas en tiempos de Covid y si habrá alguna tendencia a partir de la contingencia sanitaria que vive el mundo por la expansión del coronavirus.

-¿Has realizado eventos sociales en esta época de Covid-19?-

Sí, ocho bodas, unas en jardines, otras en haciendas y otras en casas particulares.

-¿En esos casos ha aumentado la complejidad de la organización por las medidas sanitarias?-

La organización sigue siendo la misma, amén de que le puedes poner protocolos de desinfección. Lo complicado está cuando tienes que mover una fecha, ahí es cuando haces empatar a muchísimos proveedores, a tus clientes y obviamente el mercado se satura, porque si uno se cambia, otros se cambian y muchos se cambian, evidentemente las fechas no van a estar disponibles para todo el mundo como anteriormente estaban. El reto está en cuadrar a todos en una fecha deseada.

-¿En la planeación de una boda en dónde entra el tema de las medidas sanitarias?-

Las medidas sanitarias sólo entran al final. Uno diseña, uno crea, uno organiza y ejecuta, pero obviamente si tienes un montaje de mesas de 10 personas, ahora las haces de seis y si tenías 350 invitados, ahora el cliente tiene que acoplarse al número que dictamine la autoridad gubernamental en ese periodo en el que va a ser su boda.

-¿Cuál era el promedio de invitados de una boda antes del Covid y ahora de cuántos invitados son las bodas que has realizado?-

300 o 350 invitados antes del Covid. Ahora 100 o 150 personas a lo mucho 200, sin embargo, todavía hay gente que quiere bodas de 500 personas y se están esperando.

-¿Los novios están conscientes de las medidas sanitarias?-

Hay unos que les interesa mucho mantener la mayor cantidad de gente y por eso se están moviendo y hay otros que justamente por eso dicen: “realmente no nos importa si el gobierno dice que pueden ser de cien o doscientas personas, simplemente no queremos ser causantes de un contagio masivo.

pablo galvan, wedding planner, bodas covid

(Concepto Art Deco 1936, inspirado en el glamour y brillos de los años 30 / Cortesía: Pablo Galván)

-¿Por las medidas sanitarias los costos de las bodas han aumentado?-

Lo que realmente te representa la desinfección de un evento puede estar en ocho mil pesos, un arco en 11 mil pesos, los geles desinfectantes realmente no es un gasto considerable. Yo no diría que es tanto un gasto lo que representa, sin embargo, en una boda realizaron pruebas rápidas por petición del cliente.

-¿Cuáles son las medidas sanitarias que hay en una boda?-

Hay sanitizantes, toman temperatura, los tapetes desinfectantes, todo eso también se pone desde el servicio de hostes y por supuesto las recomendaciones de mantén tu distancia y el uso del cubrebocas que queda a discreción del invitado o el cliente.

-¿Un comportamiento extraño que hayas visto en las bodas en tiempos de Covid?-

Después del Covid es muy chistoso porque cuando las bodas se han hecho más pequeñas por la razón que sea, muchos de mis clientes han decidió invertirle todavía más, a poner más especialidades, más atenciones, hacer bodas más pequeñas, pero también más lujosas.

-¿Cómo te enteras de los protocolos establecidos por la autoridad?-

Con los comunicados que mandan para la industria hotelera, restaurantes, eventos y convenciones. Tienen pequeñas diferencias en sus manuales de protocolo.

-¿Qué tipo de sanciones hay en esos manuales?-

Ese es justamente lo que estuvimos en un estire y afloje interminable todo el 2020 con el gobierno estatal, porque era de: “tú nos das protocolos y luego mencionas la prohibición, sin embargo, no pones exactamente cuál es el alcance del tamaño de un evento, horarios, espacios, todo eso no lo tuvimos el año pasado”.

-¿En particular a ti Pablo y a tu empresa cómo los ha afectado la pandemia?-

Vamos arrastrando muchas bodas que no hemos podido ejecutar y eso nos roba fechas nuevas que puedan darnos nuevos ingresos para mantener la empresa a flote.

pablo galvan, wedding planner, bodas covid

(Concepto Santuario de Estalactitas, inspirado en el juego de alturas pautado por estalctitas de luz y estalgmitas de flores / Cortesía: Pablo Galván)

Pablo contó que en medio de la pandemia creó un producto llamado “Experiencias Petit”, precisamente para acoplarse a un número de personas más permitido, sin embargo, el wedding planner aseguró que sus clientes todavía le solicitan las “Experiencias Grand”, su principal producto por las bodas conceptuales que realiza:

“Nuestras bodas conceptuales no son fiestas temáticas, todas tienen concepto estético, decorativo, ambiental, pero no caemos en los clichés. Por ejemplo “Planetario” basado en Star Wars, donde hubo un domo lleno de estrellas que parecía que estaban dentro de un planetario o una galaxia y todos los accesorios, formas, colores, estilos, van encaminados a reforzar ese concepto. Partimos de una historia y la transformamos a través de elementos icónicos”.

Pablo fue el encargado de realizar la boda en la que se casó Elisa Nájera el 8 de octubre de 2016 en Oaxaca, la mujer que se convirtió en Nuestra Belleza México 2007 y que quedó en cuarto lugar en el certamen Miss Universo 2008, el más importante del mundo.