Mohamed Bin Salmán, príncipe heredero de Arabia Saudita, festejó su cumpleaños durante una semana con 150 mujeres en una isla privada en Las Maldivas, misma que intentó mantener en el anonimato y que ahora se revela con la publicación de un libro
Brando Alcauter
principe arabia saudita, Mohamed Bin Salmán, excesos principe heredero saudí

(AP)

Mohamed Bin Salmán, príncipe heredero de Arabia Saudita, está en el centro del ojo público, ya que dos reporteros de "The Wall Street Journal" acaban de publicar un libro titulado “Sangre y petróleo: la implacable búsqueda de Mohamed Bin Salmán del poder global”, en el que detallan se ascenso al trono y cómo se ha convertido en el poder detrás de su padre, Salmán bin Abdulaziz, actual rey de Arabia Saudita, guardián de los Santos Lugares y jefe de la Casa de Saúd, quien arribó al trono el 23 de enero de 2015 pero que actualmente padece la enfermedad de Alzheimer.  

Con testimonios del círculo cercano del príncipe heredero, los periodistas Bradley Hope y Justin Sheck relatan en su libro uno de los episodios más llamativos y poco conocidos del príncipe heredero, pues en su cumpleaños número 30, el cual tuvo lugar el 31 de agosto de 2015, Mohamed Bin Salmán, rentó todo el resort de lujo Velaa Private Island, ubicado en Las Maldivas en el océano Índico y que tiene un costo por noche de alrededor de 100 mil pesos mexicanos. No obstante, lo excéntrico es que no lo hizo por un día o por un fin de semana, rentó toda la isla por un mes.

 

Además, según declaraciones de personas que vivieron este acontecimiento, el príncipe heredero les dio un bono a los 300 empleados del resort de cinco mil dólares, para que mantuvieran total discreción y evitaran usar sus teléfonos celulares. Lo anterior se dio antes de que en la isla desembarcaran 150 mujeres brasileñas y rusas que fueron sometidas a una prueba para detectar enfermedades de transmisión sexual en la clínica del exclusivo complejo. 

Mohamed Bin Salmán y sus invitados, también disfrutaron de la música de artistas como Pitbull, el rapero cubano que alcanzó el éxito mundial en 2014 con su participación en la Copa Mundial de Futbol en Brasil; de Psy, el surcoreano que alcanzó cifras históricas con su Gangnam Style y el DJ holandés Afrojack.  

Lo que detallan en su libro Bradley y Justin es que durante toda una semana el príncipe heredero y sus decenas de invitados se involucraban en una fiesta excesiva con alcohol y mujeres desde el anochecer y hasta el amanecer, pero esta diversión se vio interrumpida por que la noticia se difundió en los medios de comunicación y frustraron los planes de Mohamed de hacerlo durante un mes completo.  

Otros de los rasgos excesivos de los que ha dado muestras el heredero al trono de Arabia Saudita, es que es propietario del superyate Serene, que le compró en 2015 al empresario ruso Yuri Shefler en 500 millones de dólares. Asimismo, ese año adquirió el Château Louis XIV a las afueras de París en 300 millones de dólares.

principe arabia saudita, mohamed bin salman, excesos principe heredero saudí