Faltando un mes para recibir a su tercera niña, que llevará su nombre, la hija de Carlos Peralta posa con sus hijas Gia y Luciana, nos platica sobre el momento que vive y que, aunque se comprometió con Justin Morgan Cooper, no planea casarse
Paulina Delgado
olivia_peralta_tercer_embarazo

Foto: Jaime Martín 

olivia peralta, terce embarazo

No importa que sea sábado temprano, que ya tenga ocho meses de embarazo, que está preparando la pijama party con la que celebrará el cumpleaños de Luciana o que saliendo tiene comida en casa de su papá, Carlos Peralta, Oli llega con toda la disposición a esta sesión de fotos con CLASE. Y también con teléfono en mano, pues mientras descubre el Pug Seal Tennyson, en donde llevaremos a cabo la sesión de fotos, aprovecha para mandar videos a Justin Morgan Cooper, su novio australiano, quien es banquero en Dubái y que se convertirá en papá por primera vez con el nacimiento de Olivia Morgan Cooper Peralta.

En jeans y tenis, Oli tiene una gran sonrisa, aún cuando la están maquillando su alegría es notoria, igual que su baby bump de ocho meses, que hace que todos a su paso se derritan de ternura. Las más conmovidas son sus hijas Gia y Luciana, que tuvo con su exesposo Antonio Hidalgo. “Ya quiero que nazca, ya la quiero ver, ya la quiero cargar”, nos dice Gia emocionada.

Fue en 2017, en el verano, en Grecia, cuando la conductora de televisión y el banquero se conocieron y el flechazo fue inmediato, a pesar de la distancia y la logística que una relación así significaba. Entre vuelos continentales, un viaje a Australia para conocer a la familia de él y mes y medio viviendo en Dubái, Justin y Oli están formado una familia. Primero llegó el anuncio del embarazo, el cual hicieron como una familia, acompañados por Gia y Luciana en una postal de Instagram, y luego, el de su compromiso, aunque su promesa no es terminar en el altar, sino mantener una unión espiritual.

olivia peralta

 

Y así fue como lo materializaron en diciembre pasado, en casa de Oli, en donde una pareja de Veracruz se encargó de guiarlos a través de una ceremonia maya, en la que solo estuvieron ellos. “¿Yo organizar eventos? No, no me gusta, no disfruto, entonces por esa parte no es de ‘qué emoción organizar ’, hay gente que le encanta, pero no es lo mío, entonces hicimos una ceremonia maya divina, que fue un compromiso espiritual. Nos ataron y fue muy bonito, de alguna manera, es un ‘m a t r i m o n i o’ espiritual. El sí quiere hacer una fiesta de compromiso, para festejar que estamos comprometidos, si me ayuda a organizarla, pues sí”, dice.

Ahora con la llegada de Olivia, a quien cariñosamente llaman Baby Koala, Oli y Justin se preparan para ajustarse, aún más, a la distancia. Ella está lista para tomar un vuelo a San Diego, en donde a principios de julio nacerá su bebé, ahí estarán su hermana, Paola Peralta, y Justin, quien no podía perderse este momento.

¿En algún momento pensaste en que naciera en Dubái o en Australia?

No. Siempre fue o México o Estados Unidos. Como es verano es más fácil instalarnos para vacacionar. La primera opción era Miami, pero la verdad es que el clima en verano en Miami, entre huracanes, entre la humedad y el calor, es un poco más difícil de disfrutar. San Diego tiene el mejor clima en verano.

En cuanto a la distancia, ¿cómo han platicado tu y Justin que van a funcionar como papás?

Yo creo que Justin la tiene más complicada. Él ni siquiera vive en su país de origen y sí está más solito. La visión a mediano plazo es que pudiera encontrar una opción, una oportunidad para venir a México. Fuera de eso, planeamos nuestros viajes a seis meses, entonces ya sabemos cuando va a venir a visitar a la bebé: en octubre viene, en diciembre vuelve y en año nuevo voy con la bebé. Eso a mi me encanta, la incertidumbre me parece divertida, bueno, incertidumbre controlada, porque sí sé qué va a pasar con él de aquí a enero, a mi me parece muy divertido eso.

¿Cómo toma Justin la llegada de su primer bebé?

Está emocionadísimo. ¡Lo disfruta tanto! De verdad muy contento. Además él como que se había dado por vencido de formar una familia, entonces encontrarse en este punto, pues está realmente agradecido y lo disfruta mucho.

El compromiso

El 14 de febrero, Oli hizo público que su familia estaba a punto de crecer, para ello publicó una foto con sus hijas, Justin y una prueba positiva de embarazo. Luego, el 26 de abril, hizo oficial su compromiso con Justin con la foto del anillo, sobre cómo se le declaró, Oli nos cuenta: “Fue en Tasmania, en Australia, rentó una casa con una vista espectacular y había una luna anormal, naranja, pero parecía que la podías agarrar. Entonces salimos a la terraza a verla y entonces dijo, ‘ahorita regreso’, volvió y se hincó, todo el protocolo y me dijo que si estaba dispuesta a ser su alma gemela eterna”.

¿Te preocupa que Justin se pierda las primeras experiencias de Olivia?

Sí, sí le angustia, pero lo acepta. Nuestra situación pasa mucho en Dubái, de hecho hay muchísimos casos que las familias se quedan en donde son originalmente y los papás son los que van a trabajar. En Dubái no somos un caso raro, ¡Aquí es rarísimo! y los mexicanos que somos azotados y la familia y muéganos: ‘Entonces ¿cómo?’ Pero en el mundo no es tan así.

¿Estás feliz y tranquila con esta situación?

Yo disfruto mucho mi espacio, mi independencia en el sentido de que me despierto y puedo hacer lo que quiera, esa clase de independencia. No soy una mujer que necesita tanta atención, extrañamente, porque claro hay mucha atención en los medios. No soy la persona que tiene que estar hablando todo el día con el novio, ni le tengo que preguntar todo lo que hago. Yo acompaño y me gusta que me acompañen. Incluso con mis hijas, me encanta que cada persona tenga su espacio, su independencia, su libertad de decidir, entonces lo hace más fácil, porque no es como que estoy ‘Y qué hiciste, cómo hiciste’. No soy alguien que esté encima de la otra persona, ni me gusta que estén encima de mi. Me gusta que haya mucha comunicación, mucho respeto y que me hagan sentir, como Justin lo hace, que está entregado a la relación.

olivia peralta

¿Cuál es la base de su compromiso?

Sana comunicación y entrega, yo creo que esos son los dos ingredientes que nos hemos dado y que le han dado mucha estabilidad a nuestra relación. A pesar de kilómetros y kilómetros de distancia, creamos un espacio en donde nos podemos decir lo que nos molesta, lo que tenemos duda, y es que ambos somos muy libres, entonces no controlamos, nos respetamos y nos acompañamos. Creo que lo mejor ha sido el espacio de comunicación que hemos creado.

La familia

“Debo confesar que el primer momento al darme cuenta de que estaba embarazada fue de ‘¡qué miedo!, ¿cómo lo van a tomar mis hijas?, ¿cómo vamos a recibir todos en familia este cambio? pero ha sido por demás bonito”, nos cuenta y es que Oli da la cara a esta nueva etapa pensando también en sus hijas Gia y Luciana; en su propia mamá, Olivia García Leyva, quien falleció en febrero de este año, tan solo un par de meses después de saber que Oli volvería a ser mamá, y cuya memoria honrará al nombrar a su hija Olivia; y también en su padre, Carlos Peralta, a quien la noticia de que sería nuevamente abuelo le tomó por sorpresa.

¿Cuándo le dijiste a Justin que estabas embarazada?

Estaba en Acapulco con una amiga y le dije: “Sospecho que puedo estar embarazada”, entonces ya me acompañó a hacerme una prueba y le mandé una foto a Justin, así de “¡Ay, te tengo una noticia!”, y él estaba fascinado, porque esto sí estaba buscado… si no bien buscado, era un plan de vida. Fue maravilloso. Él luego luego le llamó a mi mamá y a mi hermana. Estaba enloquecido.

¿Cómo le dijiste a tu mamá y a tu papá?

A mi mamá le dije luego luego, ahí en Acapulco. Ya no me acuerdo si le dije primero a mi mamá o a Justin. Es que ella desde que le enseñé una foto de Justin me dijo: “Es él”, y ella tenía una intuición y un sexto sentido que siempre me decía “Diviértete con este, porque ese no es”. Cuando le conté por teléfono, lo primero que me dijo y que nunca se me va a olvidar fue: “¡Qué emoción! Yo te lo voy a cuidar para que tu sigas viajando con Justin”. Luego le dije a mi hermana Paola. A mi papá se lo contamos juntos, Justin y yo, en una cena que invitamos a mi papá, a Mariana, y ahí los cuatro fue cuando le comentamos: “¡Vas a ser abuelo! ¡Otra vez!”... Se emocionó muchísimo. Sí se sacó de onda, se ve que no lo traía en mente, pero bueno, súper ilusionado y como siempre, muy apoyador.

¿Cómo decidiste llamarla Olivia?

Por mi mamá, porque antes de que muriera me lo pidió.

olivia peralta hijas

¿Cómo le dijiste a tus hijas que tendrían una hermanita?

Con ellas me tardé un poquito más, quería darles su espacio, ser muy prudente, irlas acompañando en este cambio que venía. Les dijimos juntos, Justin y yo, en el Atlantis de Dubái, porque nos fuimos a vivir ahí como mes y medio, la idea también era que convivieran mucho más con Justin y se sintieran más en familia.

¿Y cuál fue su reacción?

Estaban fascinadas. A Gia como que le molestaba la idea de que pudiera ser hombre, como que decía, somos mujeres, está padrísimo ser mujeres, entonces cuando le dije que era niña fue una reacción bien bonita.

Y la familia de Justin también se ha hecho presente, pues en abril de este año, ya rondando los seis meses de embarazo, Olivia tomó las maletas y junto a sus hijas Gia y Lu cruzó el globo para visitar a Justin en su país. Así conoció a los futuros abuelos de su hija, Bill y Amanda, y a los tíos australianos de su bebé, pues Justin tiene cuatro hermanos. “Están felices. Son gente muy agradable, muy ligera, suelta y libre, entonces pues, bueno, yo dije ‘es que ahí quepo yo’”, nos cuenta feliz.

Gia y Lucía

Las hijas de Oli están muy emocionadas por la llegada de su hermanita Olivia Morgan Cooper Peralta. Gia, de 11, estudia quinto año de primaria y quiere ser zoóloga. Sobre qué admira de su mamá, nos dice: “S i e m p re nos apoya, no le importa lo que decidamos, ella a fuerza siempre nos apoya y nos da c o n se j os ”. Pareciera que es una tradición familiar el ser incondicionales y echarse porras, porque sobre qué le desea a Olivia, dice sin titubear: “Que nunca le digan que no puede hacer algo, que ella siempre va a ser la mejor en lo que ella quiera hacer”.

Luciana tiene nueve años y quiere ser actriz o modelo. “Cuando algo no podemos hacer o nos cuesta mucho trabajo, ella siempre está ahí con nosotras”, nos cuenta sobre su mamá. Ella quiere enseñarle a su hermanita a darse su lugar: “Que nunca le tema a las personas cuando alguien la trate mal, que siempre se defienda y que no deje que nadie la haga sentir mal”, nos cuenta.

Sobre cómo conocieron a Justin, las niñas Hidalgo Peralta recuerdan que fue en diciembre de hace dos años, 2017, cuando él vino a México a pasar las fiestas con ellas. “Me cae muy bien, es bien lindo. Me gusta que nos consiente como si fuéramos sus hijas, pero nos trata como si fuera nuestro mejor amigo”, cuenta Gia.

La noticia del embarazo de su mamá fue una sorpresa. “Yo al principio estaba como en shock, y luego cuando dijo que era niña me emocioné muchísimo”, cuenta Gia, mientras que Luciana recuerda que primero pensó que se trataba de una broma: “mi mamá estaba sentada y me estaba dando una mirada como de que no estaba embarazada y yo así de bueno no importa, pero después, cuando dijo que sí, me emocioné muchísimo y me puse muy feliz de que iba a ser la hermana grande”.

 

olivia perlata hijas, olivia peralta

Embarazada y plena

A más de 11 años de haber sido mamá por primera vez, Oli ha vivido este embarazo de una forma diferente, en la cual se asume como dueña de su vida y su destino. Nos cuenta que incluso ha preferido no tomar ningún curso, pues solo sintió la necesidad de tomar uno prenatal cuando estaba embarazada de Gia, pero ahora siente que es “puro gozo”, y contundente remata: “Ya me la sé y es a mi manera”.

¿Cómo has vivido este embarazo? ¿Qué ha sido lo más padre?

Todo. Me agarra en un momento muy yo. A raíz de mi divorcio me dediqué a cuestionarme realmente quién era yo, qué quería, qué aceptaba de la sociedad. Este embarazo me agarra más plena, con una pareja que, de verdad, nos complementamos de una manera tan orgánica, tan natural… es impresionante la historia, que me fui a encontrar a una pareja tan pareja, en donde menos lo imaginaba y tan espontáneamente. Me agarra en un momento muy pleno, muy consciente, con mis dos grandísimos amores de vida, que son mis hijas, disfrutándolo conmigo, entonces me siento todavía más acompañada.

Después de tener a Gia y a Luciana, ¿Imaginaste que volverías a ser mamá?

Fíjate que sí… siempre fue algo que tuve en mente, o sea, desde que me casé yo le había dicho a mi esposo, en ese entonces que tenía ganas de un pilón. No podía con la idea de tres seguidos porque era mucho trabajo, pero el pilón me parecía una maravilla, un gozo, es literal como el postre. Entonces como que en mi mente siempre estaba esa posibilidad y ese deseo de tener a un bebé con mis niñas más grandecitas. Incluso, debo confesar, que siempre descarté el tomar la decisión de ya no poder tener un bebé más, el pilón siempre estuvo rondando en mi cabeza.

¿Cuál ha sido el mejor momento de tu embarazo?

Sentirla, que se mueve mucho. Ahora que se me mueve la panza y que puedo ver como se mueve, me encanta.

¿Y qué ha sido lo más complicado?

Moverme yo. Me encanta que se mueva ella, pero me complica moverme y eso me choca; dormir es complicadísimo; y vestirme. No soporto vestirme embarazada, me cuesta mucho trabajo. Debo confesar que hasta me da un poco de tristeza y no acabo de hacer las paces con el cambio, lo agradezco, lo disfruto, pero no, la ropa no luce igual, es más ya hasta en Instagram deje de seguir a las que hablan de moda.

¿Qué le dices a baby Olivia ?

Que la amo. Para que ella haya llegado ahí, imagínate o sea cómo conocí al papá, o sea esta lo planeó muchísimo, entonces ella trae magia.

olivia peralta, olivia peralta hijas
 

oli peralta, olivia perlata embarazo, oli perlata no se casa, oli perlata e, mbarazo

El deportista también rompió en vida todos los récords del béisbol
Redacción Clase
babe_ruth

Foto: El Universal/ Agencias 

El beisbolista estadounidense Babe Ruth pasó al salón de la fama por romper todos los récords de esta disciplina, por tal motivo no es sorpresivo que una vieja y rara camiseta que le pertenecía pasará a la historia como el artículo deportivo más costoso.

Este raro jersey usado por Babe Ruth fue subastado este sábado y con él se batió el récord de la prenda más cara de la historia del deporte, la cual también perteneció al mismo beisbolista.

También puedes leer: Saúl 'Canelo' Álvarez más rico que Floyd Mayweather; Messi encabeza la lista

Babe Ruth

La prenda en cuestión tiene un valor de 4.4 millones de dólares y se vendió en el año 2012. En esta ocasión, según reporta ESPN,  la camiseta de Babe alcanzó a estratosférica cifra de los 5.640 millones de dólares.

 

"Durante muchos años, apreciamos los artículos dentro de su colección personal y hemos sido bendecidos al representar su legado a través de muchos esfuerzos familiares", dijo Linda Ruth Tosetti, nieta de Babe Ruth.

 

De acuerdo con ABC, la camiseta en cuestión fue una de las que usó Babe Ruth en la década de 1920, cuando el beisbolista estaba en su mejor época, pues fue en esas fechas cuando estableció el récord de jonrones que se impondría hasta el año 1961.

Se trata de una camiseta color gris que lleva estampada la palabra Yankees en la parte delantera que únicamente estuvo en el mercado por tres años, de 1927 a 1930, luego de esto los jugadores del equipo solo han portado uniformes con las palabras Nueva York o las letras NY entrelazadas.

Babe Ruth

La subasta se realizó este sábado en el estadio de los Yankee, la camiseta forma parte  de otros artículos que también serán subastados.

 

"La decisión de compartir artículos de su colección personal se tomó con mucho cuidado y con la intención de promover su legado dentro de una nueva generación de fanáticos del béisbol. La colección de Babe ha sido desconocida para el público en general y sentimos que era hora de traer estas increíbles piezas de su vida a la luz. No podría haber otro lugar para exhibir estos artículos que el Yankee Stadium, y también estamos encantados de poder beneficiar a entidades caritativas relacionadas mediante la venta de estos artículos". dijo Linda Ruth Tosetti, nieta de Babe Ruth

 

También puedes leer: El emotivo mensaje de cumpleaños de Cristiano Ronaldo a sus mellizos

Babe Ruth

 

babe ruth, babe ruth camiseta record, babe rith records, babe ruth camisa

Además la cantante reveló el motivo por el que se casó las primeras dos ocasiones
Redacción Clase
jennifer_lopez.

Foto: El Universal, Instagram y Youtube

Al éxito que le ha traído su más reciente gira musical a Jennifer López, It’s My Party: The Live Celebration, se suma su reciente compromiso con el beisbolista Alex Rodríguez, con quien se unirá en matrimonio próximamente. Este sería el cuarto matrimonio para la cantante y el segundo para Rodríguez; pero ¿qué opina JLo de sus relaciones pasadas? ¿por qué fallaron?

La actriz y cantante, de 49 años, habló frente a las cámaras de dos de sus matrimonios previos a su compromiso con el exbeisbolista, dejando entrever que en esta ocasión el amor y la química en la pareja jugó un papel muy importante.

También puedes leer. Video: Emme, hija de Jennifer Lopez, impresiona por su talento sobre el escenario

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Jennifer Lopez (@jlo) el

Jennifer habló para el detrás de cámaras de su canal de Youtube sobre su próxima boda con Alex Rodríguez pero también se sinceró sobre lo que sucedió en su dos primeros matrimonios, revelando que “realmente no los cuenta”, pues no considera que la extensión de tiempo que duraron sea necesario para darle esa formalidad.

 

"He estado casada tres veces, una fue de nueve meses y una vez de 11, así que realmente no los cuento", dijo refiriéndose a sus matrimonios con Ojani Noa de 1997 a 1998 y con Cris Judd de 2001 a 2003.

 

Además de esto, López agregó que ella era "muy joven" las dos primeras veces que "intentó" casarse: "Estoy diciendo que 'intenté' casarme", dijo JLo.

La puertorriqueña aseguró que en su profesión se da por entendido que los artistas siempre están rodeados de gente y amigos; pero la realidad, al menos para JLo, ha sido distintas, y la soledad la principal causante de sus decisiones del pasado.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Una publicación compartida por Jennifer Lopez (@jlo) el

Cabe destacar que la actriz también estuvo casada con el cantante Marc Anthony , con quien tuvo a los gemelos de 11 años, Max y Emme, su relación duró desde 2004 a 2014.

Por último, parece que esta vez JLo por fin conoció el verdadero significado del amor y del matrimonio, pues se le ve de lo más enamorada y feliz al lado de Alex Rodriguez.

También puedes leer: Inspirada en Game of Thrones, Jennifer Lopez provoca con diminuto atuendo

jennifer lopez matrimonios, exmatrimonios jennifer lopez, jennifer lopez hija, jennifer lopez tour, jennifer lopez

Las piernas de Kim han sufrido los estragos de la psoriasis
Redacción Clase
kim_kardashian

Foto: Instagram y Twitter 

Una vez más, Kim Kardashian vuelve a ser tema de conversación para dejarnos atónitos por sus tips de belleza. Esta vez la esposa de Kanye West reveló uno de sus trucos mejor guardados con el que ayuda a cubrir las imperfecciones de su piel.

A través de su cuenta de Twitter, la estrella de Keep up with the Kardashian compartió dos fotografías, en una se muestra cómo lucen sus piernas al natural dañadas por la psoriasis y en la otra se ve cómo quedan después de su truco de belleza.

 

Kim explicó que pese a su condición, no pretende fingir que no lo padece, por tal motivo aseguró que ocasionalmente recurre a maquillaje corporal capaz de disimular bastante bien las imperfecciones.

 

“Aprendí a vivir con mi psoriasis y a no ser insegura, pero durante los días en que solo quiero cubrirla, uso este maquillaje corporal. Mi fórmula es muy cremosa y edificable y tiene un acabado satinado suave. Se construye fácilmente para una cobertura más completa si es necesario”.

 

Pese ha ser víctima de la psoriasis, Kim no desaprovecha cada oportunidad que se presenta para volver su empresa en una mina de oro.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Una publicación compartida por Kim Kardashian West (@kimkardashian) el

kim kardashian, kim kardashin maquillaje cuerpo, kim kardashian piernas feas, kim kardashian psoriasis, kim kardashian

La reina Letizia se dejó apapachar por un admirable joven
Redacción Clase
letizia_espana

Foto: El Universal/ Agencias 

La esposa del rey Felipe de España, Letizia de Asturias es una de las royal más acechadas y fotografiadas por los medios de comunicación internacionales, especialmente por sus acertadas elecciones al vestir, pero en esta ocasión la reina de España ha sidos motivo de noticia al haber protagonizado un conmovedor encuentro.

También puedes leer: 15 datos en el aniversario de bodas del rey Felipe y la reina Letizia

letizia españa

De acuerdo con Europa Press, durante la audiencia que se llevó a cabo con los ganadores de la XII edición de los Premios "Buenos días, Javi y Mar: por un mundo mejor", la reina Letizia recibió un efusivo abrazo de parte de Gerardo Fernández, quien es sordo ciego. pero, además, un persona admirable. El momento quedó grabado en este video.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Una publicación [email protected]) el

Gerardo Fernández y Javier Pitillas fundaron juntos DisCamino: “La historia de DisCamino comenzó en 2009 cuando Gerardo, un muchacho sordo ciego hizo su primer Camino de Santiago pedaleando sobre un Copilot, triciclo tándem de origen holandés que un alma caritativa decidió donar para que pudiera cumplir su sueño”, según se lee en la página oficial de Discamino, motivo por el cual ha estado presente en esta edición de los Premios "Buenos días, Javi y Mar: por un mundo mejor".

Aunque la reina Letizia se notó tensa por aquel abrazo que rompió con todo protocolo, tuvo la amabilidad de rodearse con el cariño de este encantador joven, por lo cual fue tema de conversación de varios sitios de Internet.

También puedes leer: El rey emérito Juan Carlos de España pide permiso a su hijo para alejarse de la vida pública

letizia espana

reina letizia, letizia video, letizia gerardo fernandez, gerardo fernandez