La conmovedora historia de Frida, de ABBA: nació de un experimento nazi

La historia de Frida, del grupo Abba, registra una infancia llena de dolor y rechazo, pues ella fue parte de un macabro experimento racial orquestado por las fuerzas alemanas en tiempos de nazis

frida abba, historia frida abba, nazis abba, nazis frida abba
(AP)
Gente con clase Redacción 15/06/2020 13:36 Actualizada 14:17

A ella la vimos triunfar sobre los escenarios y convertirse en una de las cantantes más famosas del mundo, pero la infancia de Anni-Frid Lyngstad, conocida como Frida del grupo sueco Abba, fue dolorosa y llena de maltratos.

El nacimiento de Frida, la integrante de pelo castaño, fue parte de un macabro proyecto alemán que buscaba la propagación de la raza aria en todo el mundo y, para los nazis, las mujeres noruegas eran la población que buscaban para extender sus fines raciales. Este programa se conocía como Lebensborn y fue ideado por Heinrich Himmler en 1935, él era líder de las SS y uno de los principales responsables del Holocausto.

abba frida nazi

(AP)

El papá de Frida fue un soldado alemán de nombre Haase, quien vivió al norte de Noruega, donde existía una base nazi, filial de Lebensborn. Impulsado por el ideal de multiplicar la población aria, el militar conoció a la joven Synni Lyngstad, quien tenía 18 años, y para evitar forzarla a tener una relación (como sucedía regularmente), se sabe que la convenció con una bolsa de papas, pues la hambruna que se vivía era atroz debido a la Segunda Guerra Mundial. La mayoría de las mujeres noruegas eran violadas y forzadas a trabajar en campos alemanes.

Pero el destino de la cantante de Abba fue distinto al de miles de niños víctimas del experimento: la mayoría de ellos terminaron tan violentados que muchos fueron a parar a psiquiátricos de la zona europea. Otros fueron regalados y puestos en adopción por familias que buscaban niños rubios de ojos azules.

De acuerdo con el diario argentino "Clarín", Frida nació cinco meses después de finalizar la Segunda Guerra Mundial, ella fue uno de los miles de niños conocidos como "bastardos de los alemanes", uno de los tantos apodos que recibieron las inocentes criaturas, frutos del proyecto Lebensborn. En su nacimiento, el proyecto ya había sido desmembrado y Hitler estaba muerto. Entonces, el rechazo contra todo el movimiento ario estaba en su apogeo.

La mamá de la cantante de Abba y su abuela recibieron toda clase de repudio por el nacimiento de la pequeña y se tuvieron que mudar a Suecia, donde trataron de sobrevivir a la más extrema pobreza. Synni murió y dejó a su bebé al cuidado de su abuela.

Bjorn Ulvaeus and Anni-Frid 'Frida'

(AP)

"No tenía muchos amigos, yo pensaba que todo acerca de mí estaba mal, que no había nada en mí que mereciera ser amado", contó Frida en las pocas entrevistas que dio sobre su vida, informó "Clarín". Ella supo que su padre, el soldado alemán, murió ahogado pero más tarde se enteraría de la verdad.

proyecto nazi frida abba

(Getty Images)

Instaladas en Estocolmo, la abuela de Frida hizo todo lo que estuviera a su alcance para ver a su nieta feliz y la apoyó en su sueño de ser cantante. Con una infancia dolorosa, la muerte de su madre y una adolescencia solitaria por el rechazo de su sangre, Frida conoció a Benny Andersson y con otros dos integrantes formaron el grupo Abba.

Convertidos en una potencia musical, una fanática alemana conoció la historia de Frida y logró acercarse a ella para decirle que su padre estaba vivo. El soldado ya estaba casado y tenía dos hijos más. Cuando se conocieron, la cantante reveló: "No puedo amarlo como si hubiera estado con nosotras mientras yo crecía", dijo Frida y se sumió en una profunda depresión.

Muchos jóvenes noruegos que conocieron su pasado presentaron una demanda ante la Corte Europea de Derechos Humanos para que el Gobierno de Oslo asumiera su responsabilidad, pero solo lograron una pequeña indemización.

proyecto nazi niños noruega

(Getty Images)

Frida luchó por dejar atrás su doloroso pasado y jamás ha vuelto a hablar del tema. En 1981 Frida se divorció de Benny Andersson e intentó un segundo matrimonio con el príncipe Heinrich Ruzzo Reuss Von Plauen, un miembro de la familia real alemana, quien años más tarde moriría de cáncer.

"Se trata de una historia conmocionante y profundamente perturbadora", comentó Tim Tate, periodista británico autor del libro "Hitler’s Forgotten Children", que estudia las consecuencias del Lebensborn, citó Infobae.