Faux pas: Melania Trump asiste a evento oficial y, al parecer, no llevaba sostén

La esposa de Donald Trump tuvo un accidente que dejó al descubierto sus pezones bajo un elegante vestido blanco

melania trump, melania trump pezones, melania trump lluvia pezones, melania trump free nipples, melania trump 4 de julio
(Agencia)
Gente con clase Redacción Clase 05/07/2019 17:38 Actualizada 13:21

La primera dama de Estados Unidos no contaba con que el clima haría de las suyas y dejaría al descubierto una de las partes más íntimas de su cuerpo. Melania Trump acudió  a un evento que conmemoró el 4 de julio, Día de la Independencia en su país, y para la ocasión eligió un elegante vestido de la marca Carolina Herrera, sin embargo, cayó una llovizna y sin pensarlo, la esposa de Donald Trump se unió al movimiento Free the Nipple.

melania trump, melania trump nipple

El vestido en color blanco tiene un precio aproximado de 3 mil euros y, sin querer, se convirtió en el causante de que la primera dama estadounidense faltara a una de las reglas más estrictas en el protocolo oficial. Frente a decenas de escuchas, Melania, quien iba acompañada de Donald Trump, se convirtió en el centro de comentarios en redes sociales y entre los ahí presentes.

Te interesa: Nuevo clan a la vista: Las “Trumpashians” toman Londres

Con el pelo mojado por el chubasco, la exrepresentante de belleza y modelo no tuvo opción más que relajarse y sonreír pese a que sus pezones quedaron el descubierto. Pero esta no es la primera vez que la primera dama de Estados Unidos recibe críticas por su atuendo. Uno de los escándalos más recientes fue cuando utilizó una chamarra que decía I Really Don’t Care, Do U? justo cuando su esposo se encontraba en medio de una polémica; o cuando se subió a unos stilettos para visitar las zonas de desastre ocasionadas por el paso del huracán Harvey.

Habrá que escuchar la explicación que dará Donald Trump ante el accidente de su esposa ¿o será la misma Melania quien hablará al respecto? Te interesa: Melania Trump espectacular en su tercer día de visita con el emperador Naruhito y la emperatriz Masako