Él es el hijo de Alfredo Harp que será heredero de Los Diablos Rojos

Santiago Harp Grañén, hijo del empresario e Isabel Grañén Porrúa, y sobrino de Carlos Slim Helú, ya se prepara para quedar al frente del equipo de besibol de su padre

santiago_harp_heredero_diablos_rojos_alfredo_harp
Fotos: Archivo EL UNIVERSAL/ Cortesía
Gente con clase Redacción Clase 24/03/2019 15:45 Actualizada 16:17

Al parecer Alfredo Harp Helú no debe preocuparse por quién heredara el equipo de beisbol Los Diablos Rojos, pues su hijo menor Santiago Harp Grañén ha demostrado estar a la altura de llevar el negocio con pasión y conocimiento.

Santiago Harp, hijo mayor del matrimonio entre Alfredo Harp Helú e Isabel Grañén Porrúa, nació el 26 de marzo del 2000. A su corta edad ha sorprendido por la forma en que se interesa por el besibol, deporte que también es favorito de su padre, de quien aprendió lo importantes que son Los Diablos Rojos para el país, así como la relevancia de consolidar a este deporte a través de proyectos tan relevantes como el nuevo estadio de los Diablos Rojos del México, “Alfredo Harp Helú”.

De hecho, Santiago Harp Grañén, quien es sobrino de Carlos Slim Helú, cambiará su residencia y dejará Oaxaca para vivir en la Ciudad de México, en donde además de estar cerca de Los Diablos Rojos e involucrarse más con el equipo, se enfocará en sus estudios, pues está a punto de entrar a la Universidad Anáhuac.

“Santiago está enfermo de beisbol. Ha crecido con el equipo, sabe mucho del juego, de las necesidades que tienen los peloteros y cómo buscar lo mejor para que todo funcione”, contó Iván Terrazas, capitán de Los Diablos Rojos, a EL UNIVERSAL.

Te recomendamos: Empresarios mexicanos apasionados del beisbol

Esto llevó a Santiago, quien es el menor de los hijos varones de Alfredo Harp, a participar en el equipo y en 2018 consiguió hacer una contratación histórica para el club, pues fue él mismo quien  le llamó a Alexei Ramírez, exjugador de los White Sox de Chicago y uno de los jugadores de la liga mayor, y lo convenció de que se uniera a Los Diablos Rojos. 

“Yo estaba en Miami, el hijo del dueño me habló. Al principio me extraño que alguien tan joven supiera tanto de beisbol. Tenía muchas estadísticas mías y me contó muchas cosas de la organización, de verdad que es de aplaudir que a su corta edad se para lo que está haciendo”, dijo el deportista cubano en entrevista con EL UNIVERSAL.

Aunque el jugador estuvo una corta temporada, su paso por el equipo dejó huella e hizo que Los Diablos Rojos se colocaran de nuevo en la mira de los equipos que aspiran al título, ya que pasaron dos años sin postemporada.

Pero eso no es todo, Santiago, quien tiene una hemarna menor llamada María Isabel Harp Grañén, también práctica para desenvolverse en el área administrativa a través de MLB: The Show, un videojuego de PlayStation, en el cual los gamers se convierten en gerentes generales de equipos profesionales y  se encargan de planificar los presupuestos y contrataciones de toda la temporada. 

“Le gustan los videojuegos y eso también ayuda para familiarizarse con nombres de beisbolistas y los números que van poniendo en la temporada”, dijo Iván Terrazas.

Todo esto ha valido para que Alfredo Harp Helú confíe en su hijo para formar parte del sueño de Los Diablos Rojos, pues incluso en el nuevo estadio Santiago se encargó del diseño de los vestidores para los jugadores y el equipo técnico, a quienes trató de darles todas las comodidades posibles como pantallas para distraerse en su tiempo libre o antes de un partido, aparatos de ejercicio, tinas de hidromasaje, sala de psicología y una caja de bateo techada.

Además de los Diablos Rojos, Alfredo Harp es dueño de Los Guerreros de Oaxaca y es accionista de Los Padres de San Diego. 

Te recomendamos: Carlos Slim, Alfredo Harp Helú y otras personalidades influyentes que estudiaron en la UNAM