Doceava edición del Premio Italia-México

En el marco de una cena ‘black tie’, se llevó a cabo la edición número 12 del Premio Italia-México que año con año realiza la Cámara de Comercio Italiana en México con el fin de estrechar lazos económicos y comerciales entre ambas naciones. Una vez más, se entregaron preseas a empresarios e instituciones italianas y mexicanas que contribuyen a promover el intercambio y cooperación bilaterales, apoyados por la Embajada de Italia en nuestro país, así como por esta cámara comercial.

Eventos Emilio Farfan 30/11/2022 19:32 Actualizada 20:23

La cita fue en el Hotel Live Aqua, en Bosques de las Lomas, donde, tras disfrutar el clásico aperitivo de Campari, los invitados pasaron a las mesas del salón para proceder a la ceremonia inaugural. 

Se escucharon los himnos nacionales de ambos países, y después, las palabras de bienvenida y mensaje del presidente de la cámara, Lorenzo Vianello, así como del embajador italiano en México, Luigi de Chiara.

Los galardonados en esta ocasión fueron varios miembros de la industria automotriz italiana y mexicana, quienes recibieron la estatuilla diseñada por Giorgetto Giugiaro. Entre ellos, Marco Tronchetti Provera, del grupo Pirelli, quien recibió el Premio de Honor; por Trayectoria fue galardonado Leonardo Antonio Franchini, de Eurotranciatura y cónsul honorario de Italia por Querétaro, San Luis Potosí, Guanajuato e Hidalgo.

El premio a la Grande Empresa fue para Carlos Zarlenga, de Stellantis México; el de Pyme fue para Pablo Herrera, al frente de Maserati México; el de Investigación Científica lo recibió Simone Lucatello; y por Solidaridad, Marco Cannizzo recibió la presea en nombre de la Asociación Italiana de Asistencia.

Durante la cena servida por la Trattoria Palacio y rociada con célebres etiquetas de vinos italianos procedentes del proyecto Orfe curado por el experto Giovanni Orlotti, los comensales pudieron disfrutar un menú especialmente creado por el chef Mauricio Sánchez Gracia. 

Hubo música italiana en vivo y la oportunidad de seguir disfrutando y brindando durante la fiesta, después de cenar.