El cumpleaños de Eddie Jaimes

Desirée Navarro 11/07/2019 19:13 Actualizada 19:13

Como cada año, Eddie Jaimes celebró en grande  su cumpleaños, y el festejo fue todo un suceso.

El lugar elegido fue Casa Praga, a donde puntualmente llegaron más de 200 personas para, desde el mediodía, comenzar la gran fiesta.

Rocío Blass fue quien planeó todos los detalles de la producción y de la decoración que en esta ocasión fue al estilo selvático. Una jungle party con  pantalla gigante de leds, shots de tequila, brindis con champagne y mariachis, obsequio estos últimos de la diseñadora de imagen Grace Guzmán López.

Eddie Jaimes, quien es fundador de una de las agencias de comunicación más prestigiosas del país, recibió a invitados como su socio, Mel Mendoza; el presidente de Fundación Andrade, Arcadio Andrade;   Vivian Smith; la editora de la revista Glow, Lina Holtzman; las actrices María del Carmen Félix, Sol Madrigal, María José Magán y Frida Astrid; la sexóloga y productora Irene Moreno; Mario Sierra; el actor Luciano Zacharski; el diseñador Gustavo Helguera y Monique Navarro, entre otros.

Por cierto que  una de las más bailadoras fue Ligia Aguayo, quien  llegó desde Mérida, Yucatán, súper puntual; bailó toda la tarde y se quedó hasta la medianoche.

Algunos famosos faltaron, como fue el caso de Mariana Gómez del Campo, quien se disculpó enviando un delicioso pastel de chocolate.

El menú incluyó: barra de quesos, brochetas de carne, hamburguesas, mesa de dulces, tabla de donas y chilaquiles.

Los invitados posaron para los fotógrafos junto a una piñata del festejado.

A mitad del festejo llegaron los mariachis y su amiga Karina Catalán le interpretó con ellos algunas canciones. Después fue el turno de Miguel Islas, ex Ragazzi, quien le cantó Veneno.

Uno de los momentos más emotivos de la noche  ocurrió cuando el sobrino de Eddie, Alessandro, le dedicó unas palabras para recordarle lo orgulloso que está de él y de todos sus logros. La velada culminó con el corte del espectacular pastel de tres pisos creado por DMoN, el cual fue un regalo de Sergio Murillo.

EDDIE JAMES