La nueva tienda diseñada por el arquitecto Roberto Baciocchi respeta la clásica atmósfera y el encanto del sitio histórico.
Redacción Clase
Cortesía

Cortesía

Pasticceria Marchesi pretende convertirse en el nuevo punto de reunión de los turistas que visiten Milán, una tienda que envolverá al visitante con sus sabores y su diseño. Prada inaugura su nuevo negocio en via Monte Napoleone número 9, lo que representa la primera expansión de la histórica cafetería milanesa desde su hogar original hace 191 años. 

Fundada en 1824 en via Santa Maria alla Porta, en el barrio Corso Magenta, Marchesi es una de las más antiguas y mejores pastelerías en Milán.

La nueva repostería fue diseñada por el arquitecto Roberto Baciocchi y cuenta con 120 metros cuadrados de puro sabor. El espacio y los muebles tienen un clásico aire de refinamiento. 

La fachada de piedra cuenta con una incrustación del clásico logotipo de Marchesi con la hoja de oro y toldos sobre dos ventanas de cristal llenas de producto que permiten una visita sin obstáculos dentro del espacio brillante. 

Las paredes de mármol inspiradas en los tradicionales elementos interiores de Milán son el telón de fondo para los nichos de la pared principal; además cuenta con dos íntimas salas, las cuales se caracterizan por sus mesas de mármol, suaves sillones y sofás de terciopelo verde envueltos en un tapiz de jacquard de seda verde floral. 

En la acogedora tienda se ofrece una variedad de caramelos cubiertos de azúcar, bombones, chocolates, pralines y pasteles. 

field_id_youtube)) { ?>