Platicamos con la health coach más famosa de México, nos dio sus mejores recomendaciones para tener una buena salud y nutrición. Además, nos comparte efectivos tips para lograr el propósito de Año Nuevo de bajar de peso.
Texto: Lariza Montero / Fotos:Verónica Garduño
La nutrióloga estrena el libro “Secretos para mantenerte sano y delgado”, en el que propone nuevos paradigmas: “No hagas dieta, come conscientemente y honra tu hambre”. (FOTO: Verónica Garduño)

La nutrióloga estrena el libro “Secretos para mantenerte sano y delgado”, en el que propone nuevos paradigmas: “No hagas dieta, come conscientemente y honra tu hambre”.(FOTO: Verónica Garduño)

¡Ser flaca no va conmigo!

Las socialités, actrices, modelos y conductoras más reconocidas ponen en manos de Nathaly Marcus su figura. Es propietaria de las clínicas especializadas en nutrición funcional Bienesta y comentarista habitual en diversos programas. Por si andabas dudando de poner orden en tu alimentación, la especialista te lanza un primer dardo: “No esperes a tener una enfermedad o a tocar fondo, para cambiar, empieza ahora”. 

Según Nathaly una clave importante para mejorar tu salud, es tener un mejor manejo del estrés, adquirir la habilidad de estar aquí y ahora; “eso también es nutrición, es nutrir el alma. Es importante cultivar las amistades, mejorar tu vida social, disfrutar tu trabajo, aprender a relajarte, practicar ejercicio, comer variado, estos son alimentos primarios de una buena alimentación y no sólo comida”, explica. 

“Honra tu hambre” y alimentación consciente, ¿en qué consisten estos paradigmas?   

La gente come cuando está distraída, mastica apresuradamente por eso, propongo comer con atención plena, conectándose con esa intuición interna para saber qué quieres: algo frío, caliente, dulce, salado, y para reconocer lo que realmente quiere tu cuerpo.

¿Cómo podemos distinguir entre el hambre real y la ansiedad por comer?

Muchas personas han perdido la noción de hambre y no distinguen entre ambas cosas y acuden a consulta nutricional para recuperar este instinto básico. Es muy fácil distinguirlos: el hambre se siente en la boca del estómago, hay un hueco. La ansiedad se siente en la mandíbula y salivas mucho. Hay que aprender a no temerle al hambre ¡está bien dejar un huequito! Hay que identificar cómo se siente tu cuerpo cuando comes varios tipos de alimento.

¿Qué importancia tiene la nutrición en la vida de una persona?

La nutrición es poder. Los alimentos son información. Hoy se sabe que el 30% de las enfermedades tienen un componente genético y el 70% se desarrollan debido al estilo de vida de las personas. En el origen de nuestras enfermedades influye cómo dormimos, nuestra actitud ante la vida y decretos que son mensajes que se impregnan a nivel celular, se reproducen y generan la realidad que declaras. A eso sumemos que la contaminación hace mutación genética. Por eso hay que dormir bien, comer saludable, desinflamarnos, beber agua, todo eso hace que nuestros genes se expresen para desarrollar enfermedades o salud. 

¿Cuando te llega un paciente con muchos pretextos o excusas, para hacer una dieta qué le dices?

El reto no es empezar un programa sino permanecer en el. Para evitar la deserción propongo que de lunes a viernes lleven un estilo de vida saludable no una dieta y el fin de semana se den permisos. Para motivar me gusta decir que la salud es lo primero y se construye diariamente.

¿Cómo podemos permanecer en un estilo de vida saludable? 

Que el cambio en tu alimentación no sea por miedo, que sea un cambio consciente basado en este lema: “Porque me quiero, me cuido, me quiero bien, valgo la pena y mi salud es lo más importante, mi prioridad es mi salud”. Recuerda que puedes salir adelante de situaciones de estrés más fácilmente cuando duermes bien, comes mejor, tomas suplementos, etcétera. 

¿Cuál es el elemento que diferencia a Bienesta de otras opciones de salud nutricional?

Yo traje a México el concepto de medicina funcional que es darle a tu cuerpo alimentos que arreglan la función, aquí checo en la sangre de mis pacientes lo que necesita su cuerpo, las deficiencias nutricionales que tiene y busco balancear su sangre con alimentos y suplementos. Hago estudios diagnósticos con la tecnología más avanzada: en un minuto puedo saber cuál es tu reserva de antioxidantes contra enfermedades, veo las deficiencias de vitaminas y minerales y con un aparato alemán muy sofisticado, usando un cabello, puedo ver el ADN del paciente y saber todo el estado de tu cuerpo, las sustancias tóxicas que tiene, propensiones a enfermedades, etcétera. Aquí damos consejos de equilibrio en tu alimentación, motivación, planes que cambiamos todos los meses, lo acompañamos en el proceso de mantenerse en un programa de vida. 

Nathaly hace un énfasis para concluir: “Si no cuidamos nuestra salud pagamos las consecuencias y nuestra familia también. Cuidarse es no ser una carga para los familiares. Hay que envejecer dignamente y ser ejemplo de nuestros hijos y familia”.

10 CLAVES DE NUTRICIÓN PARA EL CUERPO Y EL ALMA 

1. Quiérete, ámate. La autoestima es el punto donde comienza la salud y los buenos hábitos.

2. Haz ejercicio. Ejercitarse hace nuevas conexiones neuronales. Los huesos se fortalecen, ayuda a mantener en óptimas condiciones tus sentidos y reflejos. Busca moverte 30 minutos al día.

3. Toma agua. La limpieza y desintoxicación de tu cuerpo se logra con bebiendo agua.

4. Ten una actitud positiva. Siéntete joven y guapa.

5. Come regularmente alimentos desinflamatorios y antioxidantes como: ajo, cebolla, chía, frutos rojos (fresas, zarzamoras, uvas rojas, moras, granada), piña, chiles y pimienta cayena.

6. Toma en ayunas agua tibia con el jugo de medio limón o una cucharada de vinagre de manzana orgánico para alcalinizar tu cuerpo. Agrégale chía o pimienta cayena o un poco de bicarbonato, que quitan la acidez del cuerpo, en la alcalinidad crecen las células sanas, que limpian el cuerpo.

7. Comer alimentos alcalinos; variedad de granos; arroz integral, arroz salvaje, camote, frutas, verduras, agua de coco, lentejas, frijoles, te ayudará aprevenir enfermedades.

8. Duerme bien, por lo menos de 6 a 8 horas diarias. Si no puedes conciliar el sueño toma melatonina, un excelente antioxidante que rejuvenece y no es adictivo. Cierra bien ventanas y cortinas para producir la mayor oscuridad posible y elimina de tu habitación todos los aparatos que producen campos electromagnéticos.

9. Mastica despacio tus alimentos, toma probióticos (en ayunas), para mejorar tu flora intestinal, come alimentos altos en fibra.

10. Elimina alimentos que inflaman tu cuerpo; los que contienen glúten, lácteos, azúcares, café (puedes cambiarlo por té de jengibre con canela o té de boldo, manzanilla, hierbabuena o verde)

field_id_youtube)) { ?>