Los yates de los hombres más ricos del mundo

Estos empresarios gastaron millones de dólares en adquirir sus lujos medios de transporte marítimo que son verdaderos palacios flotantes.

Pelorus tiene un precio de 300 millones de dólares y es propiedad del ruso Roman Abramóvich. (Fotos: Archivo y Especial)
Pelorus tiene un precio de 300 millones de dólares y es propiedad del ruso Roman Abramóvich. (Fotos: Archivo y Especial)
Gente con clase Vanessa Pérez 29/09/2016 19:13 Actualizada 13:01

Un yate de lujo se valúa por sus prestaciones y su eslora, longitud de una embarcación desde la proa a la popa; también tiene que ver sus diseños, el tamaño y los acabados de su interior. Estos medios de transporte marítimo pueden costar más que una residencia y sus interiores pueden parecer auténticos palacios flotantes, como el de estos magnates. 

 

Roman Abramóvich 

El empresario ruso, dueño del equipo de futbol Chelsea, tiene un yate llamado Eclipse, construido por Blohm+Voss en Hamburgo, Alemania. Mide 170 metros de largo, es el segundo yate privado más grande del mundo y su valor es de 485 millones de dólares. 

También es dueño de Pelorus, el décimocuarto yate de lujo más grande del mundo con 115 metros de longitud y un precio de 300 millones de dólares. Fue diseñado por Tim Heywood y construido por Lürssen en Bremen, Alemania. 

 

 

 

Andrey Melnichenko 

El multimillonario ruso, cuya fortuna personal se estima en 8 mil millones de dólares es dueño del yate A, que se encuentra en el top 10 de los yates privados más grandes del mundo con 120 metros de eslora y un diseño futurista. Fue diseñado por el francés Philippe Starck y su valor se estima en 323 millones de dólares.

 

 

Mohammed bin-Rashid Al Maktum 

El primer ministro y vicepresidente de los Emiratos Árabes Unidos y mandatario del emirato de Dubái es dueño del yate Dubái que mide 162 metros de largo. Fue construido por Blohm+Voss y tiene un precio de 300 millones de dólares.

 

 

Qabus bin Said al Said 

El sultán de Omán es propietario del yate Al Said que fue diseñado por Lürssen en 2006. Es el cuarto más largo del mundo con 155 metros de longitud y tiene un valor de 280 millones de dólares.

 

 

 

Emilio Azcárraga 

El empresario mexicano es propietario de un barco de 80 metros de longitud construido por Lürssen Yachts en 2008 llamado TV. Está equipado con seis suites de lujo, sala de cine, jacuzzi, gimnasio, sistema avanzado de telecomunicaciones y helipuerto.

`TV´ también tiene spa para 16 personas, un salón de masajes y un espacio para fastuosas fiestas. En la familia Azcárraga es una tradición tener yates, Emilio Azcárraga Milmo `El Tigre´ era dueño del yate Eco.